El «plan Sor­tu» idea­do por Ote­gui, avan­za

El «plan Sor­tu», idea­do por Ote­gui, de pro­gre­sión de gra­dos Los re­clu­sos só­lo tie­ne que acep­tar la «le­ga­li­dad pe­ni­ten­cia­ria», sin co­la­bo­rar con la Jus­ti­cia

La Razón (Cataluña) - - Punto De Mira En 60 Segundos - J. M. Zu­loa­ga-Ma­drid

Es uno de los pun­tos de ne­go­cia­ción de EhBil­du con Pe­dro Sán­chez.

El «plan Sor­tu», que di­ri­ge Ar­nal­do Ote­gui y que fue uno de los pun­tos que es­tu­vo, se­gún to­dos los in­di­cios, so­bre la me­sa de ne­go­cia­cio­nes con el fin de que EhBil­du apo­ya­ra a Pe­dro Sán­chez pa­ra ser pre­si­den­te del Go­bierno, avan­za de for­ma inexo­ra­ble.

El ob­je­ti­vo fi­nal es la li­ber­tad de to­dos los re­clu­sos de ETA, sin que ten­gan que cum­plir sus con­de­nas, una vez ha­yan si­do acer­ca­dos a cár­ce­les del País Vas­co y trans­fe­ri­das las com­pe­ten­cias de Ins­ti­tu­cio­nes pe­ni­ten­cia­rias al Eje­cu­ti­vo de Vi­to­ria.

Fren­te a una nue­va am­nis­tía pu­ra y du­ra, co­mo pre­co­ni­zan los di­si­den­tes de ETA, es­te plan pre­ten­de ha­cer las co­sas «sin pri­sas, pe­ro sin pau­sas», pa­ra no in­dig­nar a la opi­nión pú­bli­ca, en es­pe­cial a las víc­ti­mas (aun­que es­tos úl­ti­mo no pa­re­cen ha­ber­lo lo­gra­do tras los acer­ca­mien­tos).

A cam­bio de acep­tar lo que lla­man «la le­ga­li­dad pe­ni­ten­cia­ria», sin te­ner que pe­dir per­dón a las víc­ti­mas ni co­la­bo­rar con la Jus­ti­cia, los pre­sos te­rro­ris­tas van ob­te­nien­do be­ne­fi­cios y, se­gún se ha sa­bi­do aho­ra, gra­cias a las re­ve­la­cio­nes del pro­pio en­torno eta­rra, a 43 in­ter­nos de la ban­da se les han con­ce­di­do los be­ne­fi­cios del ar­tícu­lo 100.2 del Re­gla­men­to Pe­ni­ten­cia­rio.

Se les man­tie­ne en el pri­mer gra­do pe­ro se fle­xi­bi­li­za de for­ma im­por­tan­te el ré­gi­men de vi­da den­tro de la cár­cel. De he­cho, pa­san pa­san a mó­du­los or­di­na­rios y pue­den rea­li­zar de­ter­mi­na­dos tra­ba­jos. Pe­ro es só­lo el prin­ci­pio.

Lo que sub­ya­ce, en cual­quier ca­so, es que se tra­ta del pri­mer pa­so pa­ra al­can­zar el se­gun­do y ter­cer gra­do y los con­si­guien­tes per­mi­sos, la li­ber­tad pro­vi­sio­nal, et­cé­te­ra. Re­cien­te­men­te, dos te­rro­ris­tas han sa­li­do en li­ber­tad pro­vi­sio­nal y no tar­da­rá en pro­du­cir­se nue­vos ca­sos.

Des­de di­cho en­torno, se que­jan, pre­ci­sa­men­te, de que las pro­gre­sio­nes no van con el rit­mo que pre­ten­den. Pe­ro, se­gún las fuen­tes con­sul­ta­das por LA RA­ZÓN, no pa­sa de ser una im­pos­tu­ra ya que pa­ra ellos lo im­por­tan­te es que su plan si­ga en mar­cha, co­mo, de he­cho, ocu­rre.

Por «que­jar­se» les pa­re­cen po­cos y rá­ca­nos el ca­si me­dio cen­te­nar de acer­ca­mien­tos, ya que, se­gún ex­po­nen, quie­ren a to­dos los in­ter­nos en el País Vas­co. La con­ce­sión del 100.2 a los ci­ta­dos 43 re­clu­sos es un pa­so, pe­ro in­su­fi­cien­te, di­cen.

La sen­sa­ción en­tre las víc­ti­mas es que el Go­bierno ha ini­cia­do un ca­mino, co­mo con­tra­pres­ta­ción al apo­yo pres­ta­do a Sán­chez por Bil­du, que no tie­ne mar­cha atrás; ten­drá al­ti­ba­jos, pe­rio­dos de más o me­nos ac­ti­vi­dad, pe­ro con­clui­rá con lo que pre­ten­den Ote­gui y los su­yos: la li­ber­tad de los pre­sos eta­rras en el me­nor pla­zo.

Los 43 del 100.2 del Re­gla­men­to Pe­ni­ten­cia­rio pue­den ac­ce­der a to­das las ac­ti­vi­da­des que co­rres­pon­den a un se­gun­do gra­do. «Es un pe­que­ño pa­so ha­cia ese se­gun­do gra­do, pe­ro te­ne­mos pre­sos que lle­van un año con el 100.2 y no ter­mi­nan de pa­sar al se­gun­do por lo que si­guen sin po­der ac­ce­der a per­mi­sos ni pro­gre­sar a un ter­cer gra­do”, re­cla­man des­de el mun­do proeta­rra.

Re­co­no­cen que mu­chos pre­sos han pe­di­do un des­tino de tra­ba­jo pa­ra po­der pro­gre­sar de gra­do y te­ner una ac­ti­vi­dad o for­ma­ción de ca­ra a su sa­li­da, que au­men­te su ca­pa­ci­dad pa­ra ga­nar­se la vi­da des­pués de la li­be­ra­ción». Pe­ro la reali­dad es otra.

Al­gu­nos de es­tos tra­ba­jos son re­mu­ne­ra­dos y al pre­so le per­mi­ten co­ti­zar a la Se­gu­ri­dad So­cial. Al­gu­nos re­clu­sos, no obs­tan­te, op­tan por te­ner una pres­ta­ción des­em­pleo en la ca­lle o de­jar de tra­ba­jar y ac­ce­der al sub­si­dio por ex­car­ce­la­ción.

14 es­tán en el País Vas­co

14 pre­sos de ETA se en­cuen­tran ya en cár­ce­les del País Vas­co, en si­tua­cio­nes de se­mi­li­ber­tad o cum­plien­do con­de­na en su ca­sa por pa­de­cer en­fer­me­da­des.

El res­to, es­tán dis­tri­bui­dos por la geo­gra­fía na­cio­nal: Pon­te­ve­dra, 4; Al­me­ría, 4; Brie­va (Ávi­la), 2; Cáceres, 2; La Co­ru­ña, 7; Due­ñas (Pa­len­cia), 1; Es­tre­me­ra (Ma­drid), 4; He­rre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real), 6; Lo­gro­ño, 5; Mon­te­rro­so (Lu­go), 2; Ali­can­te, 8; Aran­juez, 7; Bur­gos, 3; Cas­te­llón, 12; Da­ro­ca (Za­ra­go­za), 1; El Due­so (Can­ta­bria), 1; Gra­na­da, 9; Huel­va, 7; Jaén. 6; Man­si­lla de las Mu­las (León), 3; Mur­cia, 1; Al­ge­ci­ras, 5; Ba­da­joz, 1; Cór­do­ba, 7; Oca­ña, 4; Puer­to de San­ta Ma­ría, 18; Se­vi­lla, 8; So­ria, 4; So­to del Va­lla­do­lid, 1 Real, 2; Te­ruel, 1; To­pas (Sa­la­man­ca), 5; Val­de­mo­ro, 1; Va­len­cia, 9; y Zue­ra (Za­ra­go­za), 7.

EFE

El eta­rra Ja­go­ba Co­do, que per­te­ne­ció al «co­man­do Na­fa­rroa» y que hu­yó a Mé­xi­co, ob­tu­vo re­cien­te­men­te la li­ber­tad con­di­cio­nal, al al­can­zar el ter­cer gra­do den­tro de la pro­gre­sión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.