Nue­vas me­di­das de Trump pa­ra ac­ti­var la eco­no­mía

Nue­vas me­di­das pa­ra reac­ti­var la eco­no­mía an­te la in­ca­pa­ci­dad del Con­gre­so de apro­bar nue­vos es­tí­mu­los

La Razón (Cataluña) - - Punto De Mira En 60 Segundos -

Da­rá una ayu­da de 400 dó­la­res a la semana pa­ra los pa­ra­dos.

Do­nald Trump fir­mó es­te sá­ba­do una or­den eje­cu­ti­va y va­rios me­mo­rán­dums de­ci­si­vos. En­tre las me­di­das se in­clu­ye un che­que men­sual de 400 dó­la­res se­ma­na­les pa­ra los des­em­plea­dos y exen­cio­nes fis­ca­les a los tra­ba­ja­do­res con in­gre­sos anua­les me­no­res de 100.000 dó­la­res. Trump to­ma así la ini­cia­ti­va an­te la in­ca­pa­ci­dad de con­gre­sis­tas y se­na­do­res pa­ra con­cer­tar un se­gun­do plan de es­tí­mu­lo y ayu­da eco­nó­mi­ca.

Cier­ta­men­te no es­tá na­da cla­ro que en­tre las atri­bu­cio­nes pre­si­den­cia­les fi­gu­re la apro­ba­ción de es­tas nor­mas. Pe­ro su ges­to po­ne en ja­que tan­to los re­gla­jes ins­ti­tu­cio­na­les co­mo, y es­to le im­por­ta bas­tan­te más, el re­la­to de sus ri­va­les de­mó­cra­tas. Esos que in­sis­ten en que el pre­si­den­te es sor­do a las ne­ce­si­da­des de ali­vio de mi­llo­nes de damnificad­os por la pan­de­mia. Si quie­ren de­te­ner­le aho­ra ten­drán que acu­dir a los tri­bu­na­les. Co­mo por otra par­te es ya una cons­tan­te en una de las pre­si­den­cias más vis­ce­ra­les en dé­ca­das.

Re­ga­lán­do­le el ar­gu­men­to de que mien­tras la bu­ro­cra­cia de Was­hing­ton es in­ca­paz de ac­tuar, pa­ra­li­za­da por sus mez­qui­nas con­tien­das, mien­tras los de­mó­cra­tas pi­den que el che­que sea de al me­nos 600 dó­la­res men­sua­les y los re­pu­bli­ca­nos as­pi­ran a que no sea su­pe­rior a 200, él apues­ta por una so­lu­ción sa­lo­mó­ni­ca.

El plan de ayu­da apro­ba­do con­sen­sua­do a fi­na­les de ma­yo por la Ca­sa Blan­ca y el Con­gre­so, que ex­ten­día che­ques de 600 dó­la­res al mes a los pa­ra­dos, ex­pi­ró el pa­sa­do 31 de ju­lio. El his­tó­ri­co pa­que­te de es­tí­mu­lo eco­nó­mi­co, por va­lor de más de dos bi­llo­nes de dó­la­res, des­ti­nó mi­les de mi­llo­nes a che­ques de ayu­da en fun­ción de los in­gre­sos fa­mi­lia­res y el nú­me­ro de per­so­nas que vi­ven en ca­da ho­gar, re­gó con 100.000 mi­llo­nes de dó­la­res los hos­pi­ta­les y pu­so en pie un plan de prés­ta­mos cru­cial pa­ra mi­les de em­pre­sas al bor­de del abis­mo eco­nó­mi­co.

Re­ta­dor, Trump es­pe­cu­la aho­ra con que los legislador­es pue­den y de­ben vol­ver a ne­go­ciar con in­de­pen­den­cia de su or­den eje­cu­ti­va. In­sis­te en que las puer­tas de los juz­ga­dos es­tán abier­tas pa­ra quie­nes deseen ata­jar su ini­cia­ti­va de au­xi­lio eco­nó­mi­co. De al­gu­na for­ma acu­mu­la nue­vos po­de­res. Al mar­gen de cuan­to es­ti­pu­lan los pro­ce­di­mien­tos fi­ja­dos. En el peor de los ca­sos es­pe­ra ob­te­ner una re­so­nan­te vic­to­ria de cor­te pro­pa­gan­dís­ti­co.

Pa­ra ar­gu­men­tar a fa­vor de su ini­cia­ti­va Trump no ha du­da­do en re­tui­tear las re­fle­xio­nes del lo­cu­tor lo­cu­tor ra­dio­fó­ni­co Mark Le­vin. El ex je­fe de per­so­nal del fis­cal ge­ne­ral con Ro­nald Rea­gan, siem­pre be­li­co­so, pre­gun­ta có­mo pue­de na­die cues­tio­nar las ac­cio­nes de Trump cuan­do ha­ce ape­nas un lus­tro Ba­rack Oba­ma hi­zo al­go bas­tan­te si­mi­lar cuan­do ins­ti­tu­yó el DA­CA, las pro­tec­cio­nes tem­po­ra­les pa­ra evi­tar la ex­pul­sión de mi­llo­nes de ni­ños y jó­ve­nes sin pa­pe­les, na­ci­dos fue­ra del país, pe­ro que han cre­ci­do y es­tu­dia­do en EEUU. «¿Por qué los de­mó­cra­tas y sus pro­pa­gan­dis­tas me­diá­ti­cos se opon­drían a las ór­de­nes eje­cu­ti­vas», pre­gun­ta­ba Le­vin, «si apo­ya­ron a Oba­ma en nom­bre de los ex­tran­je­ros ile­ga­les, y las ór­de­nes del pre­si­den­te Trump en reali­dad ayu­dan a de­ce­nas de mi­llo­nes de ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses?».

Se da la cir­cuns­tan­cia que el pa­sa­do 18 de ju­nio el Tri­bu­nal Su­pre­mo, por 5 vo­tos a 4, vo­tó con­tra la pre­ten­sión de la Ca­sa Blan­ca de tum­bar el DA­CA. Los abo­ga­dos del go­bierno ar­gu­men­ta­ron, en­tre otras co­sas, que Oba­ma no te­nía com­pe­ten­cias pa­ra ac­tuar al mar­gen del po­der le­gis­la­ti­vo. Los jue­ces res­pon­die­ron sin en­trar al fon­do del asun­to. «No de­ci­di­mos si el DA­CA o su res­ci­sión son po­lí­ti­cas acer­ta­das», es­cri­bie­ron los ma­gis­tra­dos, «la bon­dad de esas de­ci­sio­nes no es de nues­tra in­cum­ben­cia. Só­lo abor­da­mos si el go­bierno cum­plió con el re­qui­si­to de pro­ce­di­mien­to de pro­por­cio­nar una ex­pli­ca­ción ra­zo­na­da de su ac­ción».

En­tre­vis­ta­da por Dana Bash, en la CNN, Nancy Pe­lo­si, pre­si­den­te del Con­gre­so y lí­der de los de­mó­cra­tas en el le­gis­la­ti­vo, ca­li­fi­có las me­di­das de ab­sur­da­men­te in­cons­ti­tu­cio­na­les. De pa­so ex­pli­có que an­tes de to­mar cual­quier ac­ción ju­di­cial se­rá im­pres­cin­di­ble ana­li­zar con lu­pa la le­tra pe­que­ña de lo fir­ma­do y avi­só de que la Ca­sa Blan­ca no pue­de im­pos­tar una se­rie de par­ches al tiem­po que mar­gi­na los po­de­res de la Cá­ma­ra que pre­si­de.

REUTERS

Do­nald Trump ru­bri­có ayer cua­tro de­cre­tos pa­ra am­pliar al­gu­nos de los es­tí­mu­los fis­ca­les en­tre los con­tri­bu­yen­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.