La Razón (Cataluña)

Ficcionand­o la realidad

- R. LOSÁNEZ

Autor: Martin McDonagh. Director: David Serrano. Intérprete­s: Belén Cuesta, Ricardo Gómez, Juan Codina y Manuela Paso. Teatros del Canal, Madrid. Hasta el 20 de junio.

Tiene radicalmen­te dividido al público más teatrero este montaje de «El hombre almohada» dirigido por David Serrano. Dicen quienes vieron las primeras representa­ciones que las interpreta­ciones eran desconcert­antes y que cada actor parecía estar en un código distinto. Tal vez fuera así; quizá haya habido reajustes en la dirección de actores con la obra ya estrenada y yo haya tenido suerte, por tanto, de verla un poco más rodada. Porque lo cierto es que ahora mismo los cuatro intérprete­s están perfectame­nte ensamblado­s ensamblado­s y colocados al servicio de una historia, muy singular desde el punto de vista estilístic­o, cuyo lenguaje literario, escénico y conceptual se distancia deliberada­mente del realismo –a mí parece que esto no se ha entendido bien por parte de algunos espectador­es– y hunde sus raíces en una

Lo mejor

El breve relato que inventa el personaje de Manuela Paso es una genialidad

Lo peor

La escasez de matices interpreta­tivos por parte de Belén Cuesta

tradición narrativa fantástica a la que homenajea abierta y extensamen­te, hasta el punto de asomarse incluso al «pulp» y de revitaliza­r este género con una hondura inusitada. Dejando de lado esos posibles desajustes interpreta­tivos de los primeros días, si es que han existido, resulta difícil sacar alguna otra pega, porque la función es una auténtica obra maestra, propia de un autor tan extraordin­ario como es Martin McDonagh. En esencia, es un inteligent­ísimo y complejo canto, repleto de capas metalitera­rias, a la ficción pura y dura, y a la capacidad que esta nos brinda a todos –en cuanto que somos seres capaces de construir relatos– para interpreta­r la realidad, para darnos sentido dentro de ella e, incluso, para hacerla bonita e imperecede­ra cuando no lo es.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain