La Razón (Cataluña)

Hijos y celebracio­nes

- Mariano Ruiz Díez

En los últimos títulos de los grandes equipos a nivel de clubes y seleccione­s hay un patrón muy marcado. Es un patrón o un patinazo neuronal mío vaya usted a saber. Cuantos más hijos puedan aparecer en brazos o de la mano de sus padres en la celebració­n de turno, más opciones de ser campeón. Los títulos de la selección que lo ganaba todo, los del Madrid de las Champions, los de Scariolo y sus chicos... el último ejemplo ha sido el Barcelona de baloncesto. En el Palau, superada la medianoche, había personal para montar una Escuela Infantil. Recuerden, Escuela Infantil nada de guardería.

Daba no sé qué ver al padrazo Pau Gasol con su hija Elisabet Gianna en brazos intentando levantar junto a Oriola

el título de campeón de la Liga Endesa. Cuando estallaron los fuegos artificial­es y llovió el confetti la pobre bebé rompió a llorar imaginándo­se que estaba poco menos que en la playa de Omaha.

Como los reportajes de las Wags de la Eurocopa son cosa de otro negociado, tengo que encargar uno sobre la cantidad de hijos mostrables en una celebració­n. En la selección el índice de paternidad­es me temo que no alcanza el patrón necesario para aspirar a ganar la cuarta Eurocopa. En la selección de Luis en 2008, los padres eran minoría. En Sudáfrica la cosa se disparó y en la Eurocopa de 2012 si algún dirigente del Partido Comunista Chino hubiese mirado al césped después de la goleada a Italia se hubiese pegado un tiro.

A más vástagos mostrables en una celebració­n, más posibilida­des de ser campeones

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain