Ex­plo­sión mor­tal en una pe­tro­quí­mi­ca en Ta­rra­go­na

EL AYUN­TA­MIEN­TO ES­TU­DIA­RÁ la pe­ti­ción de Me­dio Am­bien­te de san­cio­nar pe­nal­men­te a los vehícu­los más con­ta­mi­nan­tes

La Razón (Madrid) - - Portada - J. V. Echa­güe

La pe­ti­ción de la Fis­ca­lía de Me­dio Am­bien­te de ac­tuar pe­nal­men­te con­tra los vehícu­los al­ta­men­te con­ta­mi­nan­tes no ha con­ta­do con el «no» ro­tun­do del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid. De he­cho, el al­cal­de de la ca­pi­tal, Jo­sé Luis Mar­tí­nez-Al­mei­da, si bien ade­lan­tó que la vía «pre­fe­ren­te» de su equi­po de Go­bierno es la di­sua­sión y la pre­ven­ción en la lu­cha con­tra la con­ta­mi­na­ción, tam­bién re­co­no­ció que quie­ren abrir un «pe­rio­do de re­fle­xión pro­fun­da» pa­ra ex­plo­rar los me­ca­nis­mos a los que ha­ce re­fe­ren­cia la Fis­ca­lía.

En el es­cri­to en­via­do por el Fis­cal Coor­di­na­dor de Me­dio Am­bien­te y Ur­ba­nis­mo, An­to­nio Ver­cher, ale­ga que el ar­tícu­lo 325 del Có­di­go Pe­nal, re­fe­ren­te a los de­li­tos me­dioam­bien­ta­les, per­mi­te afron­tar «de­ter­mi­na­dos su­pues­tos que has­ta aho­ra no pa­sa­ban de la pers­pec­ti­va me­ra­men­te ad­mi­nis­tra­ti­va». En su ini­cia­ti­va, Ver­cher pro­po­ne, pa­ra los días en que se de­cre­ten res­tric­cio­nes de trá­fi­co, or­ga­ni­zar «pa­tru­llas po­li­cia­les de con­trol» del mis­mo, en las que los agen­tes ana­li­za­rían la den­si­dad del hu­mo, de­fec­tos en los mo­to­res o au­sen­cia de la ITV. Una la­bor que de­be­ría con­tar con agen­tes de la Po­li­cía Lo­cal es­pe­cia­li­za­dos en es­ta ma­te­ria, así co­mo de los agen­tes de Mo­vi­li­dad o in­clu­so del Se­pro­na. Un miem­bro de la Po­li­cía Lo­cal de Coor­di­na­ción, pre­sen­te en el Mi­nis­te­rio Fis­cal, «per­mi­ti­ría la re­cep­ción rá­pi­da de los ates­ta­dos en nues­tra se­de cen­tral».

Al­mei­da es­tu­dia­rá esos «me­ca­nis­mos de ac­tua­ción» y, so­bre to­do, ana­li­za­rá el «al­can­ce pe­nal de los mis­mos», al­go que en­tra­ría den­tro de «un pro­ce­so de re­fle­xión más so­se­ga­do». Y es que «la apli­ca­ción del De­re­cho Pe­nal es la úl­ti­ma ra­tio, y su­po­ne abrir un pro­ce­so de re­fle­xión pro­fun­do an­tes de to­mar una de­ci­sión al res­pec­to». De ahí que su Go­bierno municipal quie­ra mos­trar a la Fis­ca­lía «to­da su vo­lun­tad y pre­dis­po­si­ción».

Cua­tro mi­llo­nes en la re­gión

¿Cuán­tos madrileños se ve­rían afec­ta­dos por ese cas­ti­go pe­nal? La me­di­da afec­ta­ría a aque­llos 42.000 vehícu­los que no cuen­tan con eti­que­ta am­bien­tal de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Trá­fi­co (DGT) al tra­tar­se de dié­sel ma­tri­cu­la­dos an­tes de 2006 o de ga­so­li­na ma­tri­cu­la­dos an­tes del año 2000. De he­cho, to­dos es­tos con­duc­to­res re­ci­bie­ron an­tes de na­vi­da­des una car­ta del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid avi­sán­do­les de que, des­de el pa­sa­do 1 de enero, y se­gún la Or­de­nan­za de Mo­vi­li­dad Sos­te­ni­ble, no pue­den apar­car en nin­gu­na de las zo­nas SER de la ca­pi­tal.

Esas po­si­bles me­di­das pe­na­les de las que ha­bla la Fis­ca­lía se ha­rían ex­ten­si­ble a mu­chos más con­duc­to­res si te­ne­mos en cuen­ta to­dos aque­llos vehícu­los con­ta­mi­nan­tes de fue­ra de la ca­pi­tal pe­ro que acu­den dia­ria­men­te a Ma­drid a tra­ba­jar o por cues­tio­nes per­so­na­les. En to­tal, se­rían ca­si cua­tro mi­llo­nes de tu­ris­mos, el 27,5% del cen­so de co­ches ma­tri­cu­la­dos en la re­gión. Uno de ca­da cua­tro co­ches, se­gún las es­ti­ma­cio­nes de la DGT.

So­bre esas po­si­bles san­cio­nes pe­na­les se pro­nun­ció tam­bién la por­ta­voz de Más Ma­drid, Ri­ta Maes­tre. En su opi­nión es­pe­ra que si el Ayun­ta­mien­to «es­tá de acuer­do» con la Fis­ca­lía, des­pués no «re­cor­te Ma­drid Cen­tral». De ahí que Maes­tre pi­da «cohe­ren­cia» al ac­tual equi­po de Go­bierno, ya que con­si­de­ra «in­com­pa­ti­ble» re­du­cir Ma­drid Cen­tral y ha­blar a con­ti­nua­ción de «re­fle­xión» so­bre cas­ti­gos a co­ches con­ta­mi­nan­tes. Y es que, po­co an­tes de las pa­sa­das na­vi­da­des, Mar­tí­nez-Al­mei­da anun­ció que se «caían» de la zo­na res­trin­gi­do de Cen­tro dos ca­lles: Már­ti­res de Al­ca­lá y Se­mi­na­rio de No­bles.

La por­ta­voz apro­ve­chó la rue­da de pren­sa pa­ra re­cor­dar que su for­ma­ción va a exi­gir al Go­bierno municipal que ha­ga pú­bli­cos «cuá­les son los es­tu­dios, da­tos, aná­li­sis que jus­ti­fi­can el re­cor­te de Ma­drid Cen­tral» pues­to en mar­cha a par­tir del 1 de enero, tras no ha­ber re­ci­bi­do «ni un so­lo da­to» por par­te del Eje­cu­ti­vo que lo «jus­ti­fi­que». No en vano, Más Ma­drid es­tu­dia in­ter­po­ner un re­cur­so an­te los tri­bu­na­les con­tra es­ta li­mi­ta­ción pe­ri­me­tral del área de ba­jas emi­sio­nes, así co­mo por la am­plia­ción de las au­to­ri­za­cio­nes pa­ra con­du­cir por la zo­na.

En­tre me­dias, es­tá pen­dien­te de po­ner­se en mar­cha la es­tra­te­gia me­dioam­bien­tal Ma­drid 360, «sus­ti­tu­ta» de Ma­drid Cen­tral, y que cons­ti­tu­ye la gran apues­ta del Ayun­ta­mien­to de Par­ti­do Po­pu­lar y Ciu­da­da­nos pa­ra lu­char con­tra la con­ta­mi­na­ción. Y el ac­ce­so de de­ter­mi­na­dos vehícu­los al cen­tro de la ca­pi­tal es aho­ra mis­mo uno de los pun­tos de fric­ción en­tre am­bos par­ti­dos. Así lo re­co­no­ció ayer la vi­ceal­cal­de­sa, Be­go­ña Vi­lla­cís, cu­ya pre­ten­sión es que los vehícu­los C de al­ta ocu­pa­ción tam­po­co pue­dan ac­ce­der al pe­rí­me­tro res­trin­gi­do. En una en­tre­vis­ta con­ce­di­da a On­da Ma­drid, afir­mó que «no se­ría bueno» que se per­mi­tie­ra su en­tra­da. Por ello, con­fía en que «aún que­da tiem­po pa­ra ne­go­ciar­lo» an­tes de que la es­tra­te­gia en­tre en vi­gor, pre­vi­si­ble­men­te en el pri­mer tri­mes­tre del pre­sen­te año.

AL­BER­TO R. ROL­DÁN

Me­dio Am­bien­te pro­po­ne que la Po­li­cía Lo­cal cas­ti­gue a aque­llos co­ches que cir­cu­len sin con­tar con eti­que­ta me­dioam­bien­tal

EFE

Re­cien­te­men­te, el Ayun­ta­mien­to per­mi­tió que las ca­lles de Már­ti­res de Al­ca­lá y Se­mi­na­rio de No­bles, den­tro de Ma­drid Cen­tral, sean de li­bre ac­ce­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.