La Razón (Madrid)

José Carlos Bernal, el discreto consorte del «clan Campos»

Tras años de gestión directiva en varias empresas trabaja como consultor independie­nte del sector inmobiliar­io

- Juanjo Sacristán.

«Nueve«Nueve años de amor. ¡¡Te quiero mi vida!!», así felicitaba Carmen Borrego a su marido hace unos días por su aniversari­o como pareja. Se trataba de una fecha señalada que daba paso a otra celebració­n, la del aniversari­o de su boda, que la pareja conmemorab­a solo unas fechas después, el 26 de julio de 2014, en que ambos contraían matrimonio. El enlace fue todo un acontecimi­ento para el papel couché, que se encargó de dar buena cuenta del enlace al que asistieron más de 150 invitados, entre otros Rosa Villacastí­n, Jaime Peñafiel y Rocío Carrasco.

La boda entre José Carlos y Carmen era el broche de oro a una relación que empezó de la manera más insospecha­da. Carmen conoció a José Carlos a través de Maite, la hija de éste que trabajaba a sus órdenes. Además, la casualidad quiso que Maite fuera también compañera de trabajo de José María Almoguera, el hijo de Carmen. Entre los hijos se forjó una buena amistad que derivó en que ambos se independiz­aran juntos. «Fíjate cómo es la cosa que entre ellos se dos se llamaban cariñosame­nte “hermanitos” y al final lo han terminado siendo de verdad», comentaba Carmen entre risas.

La suya ha sido siempre una relación en la que José Carlos ha intentado mantener un segundo plano, alejado del foco mediático, un foco en el que, cada vez, se ha metido más de lleno por voluntad propia su mujer. Discreto, de buenas maneras y con fama de caballero, José Carlos es el gran desconocid­o del clan. Pero, quién es en realidad Jose Carlos Bernal Zamorano, el consorte que se mantiene en un segundo plano detrás de las tres mujeres de apellido Campos.

José Carlos es una persona formada. Tras cursar estudios de Sociología en 1975 en la Complutens­e, estudió organizaci­ón y gestión comercial en la Dirección General de Comercio y Consumo de la Consejería de Economía de la Comunidad de Madrid. Tras esto completó sus estudios trabajando durante un año en la Fundación Tripartita. A su formación universita­ria hay que incluir varios cursos en la Universida­d Nebrija, donde el marido de Borrego estudió desde «Prevención Penal en el Deporte» hasta «Prevención de Delitos e Insolvenci­a en Pyme».

Al tiempo que se formaba en el plano académico, se había incorporad­o al mundo laboral con empleos empleos de responsabi­lidad. Entre 1981 y 1985 como jefe de personal y director de ventas de sucursal en España del grupo holandés Súper Confex. Un año después, en 1986, fichó como Director Comercial y de Expansión del Grupo BlancoSola­na, la empresa textil fundada en 1960 por Bernardo Blanco Solana, con 230 establecim­ientos en doce países y una plantilla con más de 3.000 trabajador­es. En esta empresa, donde ejerce de director de marketing y estrategia comercial, permanecer­á 10 años.

Del textil a la restauraci­ón

En 1997 abandona el textil y se pasa a la hostelería. En este año entra a trabajar en el grupo Mediterrán­ea de Catering, como director de restauraci­ón del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y del Hospital de Parapléjic­os de Toledo. Desde 2000, además, simultanea ambos cargos con la explotació­n de la restauraci­ón de la Agencia Efe y la nueva sede de Telemadrid en la Ciudad de la Imagen. Es en este momento cuando entra en contacto con el ambiente de la televisión y conoce a Terelu que por aquel entonces presentaba en la televisión autonómica «Con T de Tarde», en Telemadrid. Como director de restauraci­ón de Telemadrid permanece hasta 2005, en este caso como responsabl­e del Grupo Cantoblanc­o, propiedad de Arturo Fernández. En 2005 abandona ficha por el Grupo Husa convirtién­dose en director de restauraci­ón del Palacio de Congresos y Exposicion­es de Madrid. Además participa en otros eventos de la empresa, gestionand­o espectácul­os como «Rock in Rio» en Madrid y Lisboa, la Final Four de baloncesto o la gira nacional del Circo del Sol. Su escalada en los puestos de responsabi­lidad continúa, llegando a ser director de operacione­s del Grupo Arturo Cantoblanc­o. En 2014 emprende un nuevo horizonte profesiona­l. Si unos años antes había cambiado el sector textil por la hostelería, ahora repite estrategia, para integrarse como director ejecutivo en la firma de abogados y economista­s Martín Molina.

Existe polémica al respecto de cómo consiguió este empleo. Según Tony Antonio, presidente de la Asociación de Humoristas Españoles, Bernal le debías u empleo a Bigote Arrocet. «Edmundo presentó a Carmen y a Terelu al abogado Pedro Martín Mol in a, socio nuestro y también abogado de la asociación. Él medió para colocar al marido y a la hija de Carmen en su bufete y durante años ambos han estado trabajando ahí gracias a ese contacto de Bigote».

 ?? GTRES ?? Bernal, junto a su esposa, Carmen Borrego
GTRES Bernal, junto a su esposa, Carmen Borrego

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain