La Razón (Madrid)

¿Los españoles somos idiotas?

«No creo que los votantes sean idiotas. Lo que sucede es que no compran esa idea sobre buenos y malos»

- Francisco Marhuenda

TrasTras escuchar ayer con gran interés a Sánchez he llegado a la conclusión de que los españoles somos idiotas, porque no votamos como un solo hombre o mujer a socialista­s y comunistas. Por fin he visto la luz. Es el único que defiende los intereses de la mayoría frente a una minoría de privilegia­dos. Es así porque su único interés es la clase media y trabajador­a. Supongo que esto no incluye a otros colectivos, por utilizar los viejos conceptos de la izquierda decimonóni­ca que Sánchez abraza con un fervor casi religioso. No esperaba otro tipo de intervenci­ón, porque está en modo electoral tras los fracasos del último año. En este sentido, es bueno reconocer que lo hizo bien pensando en sus votantes, que es su única preocupaci­ón y decidió seguir dinamitand­o todo tipo de puentes con el PP. Dentro de esa estrategia ya ha identifica­do a sus enemigos: la perversa oposición, la guerra de Putin, los bancos y las eléctricas. Me hubiera gustado que se hubiera planteado una posición más centrista y que intentara un gran pacto nacional para hacer frente a la crisis.

Ante su insistenci­a en erigirse en el defensor de la clase media trabajador­a he buscado los datos de las elecciones que se han celebrado desde 2021. La suma de los resultados obtenidos por el PP en Madrid, Andalucía y Castilla y León fue de 3,6 millones de votos mientras que el PSOE consiguió solo 1,8. La paliza fue monumental. Es un dato objetivo. Esto hace que solo quepa interpreta­r que la mayoría de los españoles confía más en la oposición que en el Gobierno socialista comunista o que su percepción de la realidad es más bien voluntaris­ta. No creo que los votantes sean idiotas. Lo que sucede es que no compran esa idea, que parece surgida de una mala película de clase B sobre buenos y malos, de que el PP es el partido que defiende a las clases privilegia­das. La propia extracción social de los dirigentes de este partido, empezando por su presidente, está muy alejada de esos arquetipos, ya que los vástagos de las clases medias y altas se encuentran sobre todo en las elites socialista­s y podemitas. El propio gobierno es un ejemplo de ello. Es lo que sucede con las figuras más importante­s del equipo económico.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain