Sa­ni­dad com­pró 9.000 test rá­pi­dos de­fec­tuo­sos a Chi­na

Las prue­bas dan ne­ga­ti­vo en ca­sos en los que el mé­to­do tra­di­cio­nal da po­si­ti­vo Jus­ti­fi­ca que los ad­qui­rió a tra­vés de un pro­vee­dor es­pa­ñol y que es­tán ho­mo­lo­ga­dos

La Razón (Nacional) - - Portada - B. To­ba­li­na/ S. Alon­so -

La par­ti­da de test que el Go­bierno com­pró a una em­pre­sa chi­na a tra­vés de un pro­vee­dor es­pa­ñol, que ase­gu­ra­ba que es­ta­ban ho­mo­lo­ga­dos, son de­fec­tuo­sos de­fec­tuo­sos ya que so­lo son fia­bles al 30%. Es­pa­ña en­car­gó 640.000 test de los que lle­gó una entrega ini­cial de 9.000, que fue­ron dis­tri­bui­dos prin­ci­pal­men­te prin­ci­pal­men­te en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid don­de se de­tec­tó el fa­llo. El Mi­nis­te­rio ase­gu­ra que el pro­duc­to con­ta­ba con el «mar­ca­do CE».

De­fec­tuo­sos, así eran los test rá­pi­dos fa­bri­ca­dos por la em­pre­sa chi­na Shenz­hen Bioe­say Bio­tech­no­logy que, pe­se a no con­tar con la li­cen­cia de su país, fue­ron com­pra­dos por el Go­bierno para tra­tar de eva­luar a qué nos en­fren­ta­mos, léa­se, cuál es la di­men­sión de con­ta­gio real. Para ello, el Go­bierno anun­ció que ad­qui­ri­ría 5,5 mi­llo­nes de test rá­pi­dos. A es­te fa­bri­can­te, Es­pa­ña com­pró 640.000 prue­bas rá­pi­das. De las que ha lle­ga­do una par­ti­da ini­cial de 9.000, según re­co­no­ció ayer Fer­nan­do Si­món, di­rec­tor del Cen­tro de Coor­di­na­ción de Aler­tas y Emer­gen­cias Sa­ni­ta­rias del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad, que ase­gu­ró que iban a «de­vol­ver los lo­tes» de los pri­me­ros test rá­pi­dos a to­das lu­ces in­efi­ca­ces, ya que tie­nen una sen­si­bi­li­dad in­fe­rior al 30% en la de­tec­ción del coronaviru­s. Es de­cir, so­lo de­tec­ta­rían un po­si­ti­vo en el 30% de ca­da 100 ca­sos. In­ser­vi­bles.

Sin em­bar­go, da­do que se es­ta­ba po­nien­do en te­la de jui­cio el «ma­de in» Chi­na, la Em­ba­ja­da del país asiá­ti­co en Es­pa­ña de­jó cla­ro vía Twit­ter que los 9.000 kits fue­ron ad­qui­ri­dos por Es­pa­ña a una em­pre­sa que no cuen­ta con li­cen­cia: «Pri­me­ro, la do­na­cio­nes rea­li­za­das por el Go­bierno de Chi­na y otras en­ti­da­des co­mo Ali­ba­baG­roup no in­clu­yen pro­duc­tos su­mi­nis­tra­dos por Shenz­hen Bioe­say Bio­tech­no­logy», que es la em­pre­sa fa­bri­can­te de los test que en 10 o 15 mi­nu­tos «de­tec­tan» los po­si­ti­vos en Covid-19. Se­gun­do, que «la com­pra de ma­te­ria­les sa­ni­ta­rios anun­cia­da por el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad es­pa­ñol es­tá en cur­so y los ma­te­ria­les no han sa­li­do de Chi­na aún. El Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio de Chi­na ofre­ció a Es­pa­ña una lis­ta de pro­vee­do­res cla­si­fi­ca­dos cla­si­fi­ca­dos en la cual Shenz­hen Bioeasy Bio­tech­no­logy no es­ta­ba in­clui­da. Y ter­ce­ro, que la ci­ta­da em­pre­sa chi­na «no ha con­se­gui­do to­da­vía la li­cen­cia ofi­cial de la Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Pro­duc­tos Mé­di­cos de Chi­na para ven­der sus pro­duc­tos».

La reac­ción del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad no se hi­zo es­pe­rar y ase­gu­ra­ron que «el Go­bierno de Es­pa­ña no ad­qui­rió es­tos test a Chi­na, sino a un pro­vee­dor na­cio­nal que los im­por­ta­ba de Chi­na y cu­yo pro­duc­to cuen­ta con el mar­ca­do CE». Es de­cir, un pro­duc­to «ho­mo­lo­ga­do por la UE», pe­ro cu­yo fa­bri­can­te no es­tá ho­mo­lo­ga­do por Chi­na. Y aquí es­tá el problema, «el mar­ca­do CE lo ha­ce una em­pre­sa cer­ti­fi­ca­do­ra ale­ma­na, pe­ro no en­tra en va­lo­rar la ca­li­dad del pro­duc­to, en es­te ca­so de los test», afir­ma­ron fuen­tes con­sul­ta­das por es­te pe­rió­di­co. Es de­cir, «pue­des tener dos vi­nos, uno bueno y uno ma­lo, y los dos tie­nen la mar­ca CE, pe­ro no tie­nen la mis­ma ca­li­dad».

Des­de Sa­ni­dad hi­cie­ron hin­ca­pié en que el Ins­ti­tu­to de Sa­lud Carlos III se ana­li­zó la do­cu­men­ta­ción apor­ta­da por la em­pre­sa: los es­tu­dios clí­ni­cos del fa­bri­can­te chino. Y que tam­bién com­pro­ba­ron que no exis­tía nin­gu­na alerta de la Agen­cia Es­pa­ño­la de Me­di­ca­men­tos y Pro­duc­tos Sa­ni­ta­rios (AEMPS) so­bre es­te pro­duc­to. Las mis­mas fuen­tes con­sul­ta­das aler­ta­ron de otro error: «el Mi­nis­te­rio te­nía que ha­ber­lo en­tre­ga­do a AEMPS, no al Ins­ti­tu­to de Sa­lud Carlos III al ser un pro­duc­to sa­ni­ta­rio». «Y lo que más me preocupa es cuán­do Es­pa­ña ha si­do co­no­ce­do­ra de que es­ta em­pre­sa no es­ta­ba ava- la­da por Chi­na y cuán­do en­tre­gó los test, si fue a pos­te­rio­ri o no».

Un pro­duc­to que, co­mo jus­ti­fi­có Si­món, se ad­qui­rió por­que, da­da la ur­gen­cia, era la compañía que «ini­cial­men­te po­día pro­veer­nos más rá­pi­do». Los test de­fec­tuo­sos son en torno a 9.000, y fue­ron en­via­dos a Ma­drid y a La Rio­ja. Así, «8.000 fue­ron pro­ba­dos en cua­tro de hos­pi­ta­les de Ma­drid: La Paz, Gre­go­rio Ma­ra­ñón, Ra­món y Ca­jal y el 12 de Oc­tu­bre», según avan­za­ron fuen­tes de la Con­se­je­ría de Sa­ni­dad de Ma­drid a es­te pe­rió­di­co.

En cuan­to a las so­lu­cio­nes, Fer­nan­do Si­món ase­gu­ró que «nos van a pro­veer de otros test rá­pi­dos y se han con­se­gui­do otros pro­vee­do­res». Y es im­por­tan­te que lle­guen, por­que la OMS es­ti­ma que la ta­sa de con­ta­gio del vi­rus es de 1,4 a 2,5. Otras es­ti­ma­cio­nes ele­van el ran­go a en­tre 2 y 3. Es de­cir, que ca­da in­fec­ta­do pue­de con­ta­giar a en­tre 2 y 3 per­so­nas, por no ha­blar de los «su­per­con­ta­gia­do­res».

El Go­bierno anun­ció la ad­qui­si­ción de 5,5 mi­llo­nes de test rá­pi­do. So­lo han lle­ga­do los 9.000 de­fec­tuo­sos

Es­pa­ña ha com­pra­do a Chi­na ma­te­rial sa­ni­ta­rio por va­lor de unos 432 mi­llo­nes de eu­ros, según di­jo Illa

El mi­nis­tro de Sa­ni­dad Sal­va­dor Illa, ayer, du­ran­te su com­pa­re­cen­cia en la Co­mi­sión de Sa­ni­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.