La re­li­gión co­mo psi­co­te­ra­pia

La Vanguardia (1ª edición) - - CULTURA - Jo­sep Pla­yà Ma­set

¿Có­mo se ex­pli­ca que los ni­ños sol­da­do de la gue­rra en Con­go di­je­ran que se sen­tían fe­li­ces al en­trar en una igle­sia? ¿Có­mo pue­de ser que la ma­yo­ría de los su­per­vi­vien­tes de Ausch­witz no re­cha­za­ran a Dios por ha­ber per­mi­ti­do aquel ge­no­ci­dio y una mi­no­ría (12%) in­clu­so di­je­ran que ha­bían des­cu­bier­to su exis­ten­cia? Bo­ris Cy­rul­nik (Bur­deos, 1937), neu­ró­lo­go, psi­quia­tra y psi­coa­na­lis­ta, se dio cuen­ta de que fal­ta­ba una re­fle­xión psi­co­ló­gi­ca so­bre la re­li­gión, ale­ja­da del en­fo­que do­mi­nan­te que se ha­ce des­de la fe o des­de el re­cha­zo que a me­nu­do na­ce de la cien­cia.

Creer en Dios mo­di­fi­ca el fun­cio­na­mien­to del ce­re­bro. Re­zar re­du­ce el es­trés. Son al­gu­nas de las sor­pren­den­tes afir­ma­cio­nes del libro Psi­co­te­ra­pia de Dios (Ge­di­sa Ed.), pu­bli­ca­do en Fran­cia con gran éxi­to y aho­ra en cas­te­llano. Y aun­que cuan­do es­co­gió es­te tí­tu­lo los edi­to­res le di­je­ron que po­dría he­rir a los cre­yen­tes, cuan­do lo pre­sen­tó en una con­fe­ren­cia ca­tó­li­ca en Bru­se­las,, un arcipreste le co­men­tó que “ha­bría gus­ta­do a san Ig­na­cio de Lo­yo­la por­que pen­sa­ba co­mo los ju­díos que lo que cuen­ta es ha­cer son­reír a Dios”. An­te­ayer lo pre­sen­tó en el Ins­ti­tu­to Fran­cés de Bar­ce­lo­na en un de­ba­te con miem­bros de otras re­li­gio­nes. Y hu­bo de­ba­te, cier­ta­men­te. El je­sui­ta Jo­sé Ig­na­cio Gon­zá­lez Faus reivin­di­có un Dios cru­ci­fi­ca­do y sal­va­dor más que te­ra­péu­ti­co. Y ci­tó a san Mateo cuan­do di­ce “bus­cad pri­me­ro el reino de Dios y el res­to se os da­rá por aña­di­du­ra”. Se­gún es­te teó­lo­go, Dios es desafío, y la re­li­gión co­mo re­cur­so te­ra­péu­ti­co se da­rá por aña­di­du­ra. Aun así, re­co­no­ció que “en­tra den­tro de la ló­gi­ca que los ni­ños de la gue­rra, co­mo los bom­bar­dea­dos de Si­ria, los in­mi­gran­tes de Les­bos o los que vi­ven en la mi­se­ria en La­ti­noa­mé­ri­ca, ten­gan con­sue­lo en un Dios te­ra­péu­ti­co”. Es de­cir, “la fe co­mo re­si­lien­cia”, sub­tí­tu­lo del libro de Cy­rul­nik. La re­si­lien­cia es un con­cep­to que es­te au­tor pu­so de mo­da con otro libro. Él, pre­ci­sa­men­te, que de pe­que­ño ex­pe­ri­men­tó la re­si­lien­cia al es­ca­par del ejér­ci­to na­zi, mien­tras sus pa­dres mo­rían du­ran­te la gue­rra.

Da­vid Sto­le­ru, ar­qui­tec­to y edu­ca­dor, re­cor­dó que la cul­tu­ra ju­día no ha­ce una re­pre­sen­ta­ción de Dios y lo que bus­ca es en­con­trar un sen­ti­do a la vi­da.

Cy­rul­nik re­pi­te que no ha he­cho un libro de re­li­gión, sino de psi­co­lo­gía. Un libro don­de se pre­gun­ta có­mo es po­si­ble que la ma­yo­ría de la hu­ma­ni­dad crea en la exis­ten­cia de un ser su­pe­rior al cual se acer­can con ri­tua­les di­fe­ren­tes. La pri­me­ra ma­ne­ra de en­con­trar­lo es por “el amor de ma­dre”. El ni­ño ama al mis­mo Dios que su ma­dre, co­mo de­cla­ra­ción de amor. Y lo ha­ce des­de que em­pie­za a ha­blar, cuan­do pue­de ha­cer una re­pre­sen­ta­ción. Otra ma­ne­ra de en­con­trar­lo es cuan­do se pa­sa de la an­gus­tia al éx­ta­sis. Hay se­res hu­ma­nos que so­me­ti­dos a si­tua­cio­nes de es­trés trau­má­ti­co trans­for­man el su­fri­mien­to o el do­lor en éx­ta­sis. Des­cu­bren a Dios, y se pro­du­ce una reac­ción neu­ro­nal. Cy­rul­nik se­ña­la que al­gu­nas ci­vi­li­za­cio­nes han uti­li­za­do el pe­yo­te o la co­caí­na pa­ra te­ner es­te pla­cer. Pe­ro “la dro­ga no ne­ce­si­ta un sen­ti­do pa­ra des­en­ca­de­nar una emo­ción, mien­tras que una re­pre­sen­ta­ción [re­li­gio­sa] pro­vo­ca sen­ti­mien­tos con efec­tos más pro­lon­ga­dos”.

El es­cri­tor fran­cés ve dos ten­den­cias en la re­li­gión: los que pri­vi­le­gian la es­pi­ri­tua­li­dad y re­la­ti­vi­zan los ri­tua­les y los que re­des­cu­bren a un Dios au­to­ri­ta­rio y pi­den su­mi­sión a las le­yes di­vi­nas. “Es­ta úl­ti­ma –se atre­ve a va­lo­rar fue­ra del de­ba­te– se da so­bre to­do en­tre los mu­sul­ma­nes, po­co en­tre los cris­tia­nos y más en los ju­díos”.

Bo­ris Cy­rul­nik pre­sen­ta en el Ins­ti­tu­to Fran­cés un es­tu­dio que ana­li­za la re­li­gión co­mo te­ra­pia que re­du­ce el es­trés

XA­VIER CER­VE­RA

Bo­ris Cy­rul­nik, en el Ins­ti­tu­to Fran­cés de Bar­ce­lo­na; a su la­do ,Da­vid Sto­le­ru y el cu­ra Mat­hias Bahi­llo

EL MIRADOR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.