"Los hor­nos y bra­sas Pi­ra po­ten­cian el es­pec­tacu­lo de la co­ci­na ac­tual"

La Vanguardia (1ª edición) - - HOSTELERÍA - Más in­for­ma­ción en www.pi­ra­char­coa­lo­vens.com

Pi­ra Char­coal Ovens and Bar­be­cues fa­bri­ca y co­mer­cia­li­za hor­nos de bra­sa y bar­ba­coas de car­bón sin­gu­la­res, de al­ta ca­li­dad, con di­se­ños cui­da­dos y a pre­cios ra­zo­na­bles. Ma­gos de los fo­go­nes co­mo Mar­tín Be­ra­sa­te­gui apues­tan ya por los equi­pos de es­ta fir­ma que no so­lo han con­quis­ta­do al co­ci­ne­ro vas­co, ya que hoy por hoy es­tán pre­sen­tes en las cocinas de gran­des chefs en más de 50 paí­ses de to­do el mun­do.

Pi­ra se ha con­ver­ti­do en una mar­ca re­co­no­ci­da en el mer­ca­do de la res­tau­ra­ción y la hos­te­le­ría. ¿Qué les han lle­va­do a al­can­zar es­te po­si­cio­na­mien­to?

Co­men­za­mos con es­te pro­yec­to en 2014 y he­mos al­can­za­do un muy buen po­si­cio­na­mien­to. Es­te avan­ce no se­ría ex­pli­ca­ble sin In­ter­net, ha si­do cru­cial pa­ra dar­nos a co­no­cer. Pe­ro so­bre to­do se lo de­be­mos al bo­ca ore­ja. He­mos po­di­do asis­tir a fe­rias es­pe­cia­li­za­das don­de gran­des pro­fe­sio­na­les de la co­ci­na han po­di­do co­no­cer y pro­bar nues­tro equi­pa­mien­to. Cuan­do un co­ci­ne­ro lo prue­ba, se da cuen­ta de to­das las ven­ta­jas que pue­de ofrecerle en su día a día. Si lo prue­ban, les gus­ta y, en­ton­ces, lo re­co­mien­dan. Y, por su­pues­to, no hay me­jor re­co­men­da­ción que la que un chef le ha­ce a otro. Ade­más, siem­pre man­te­ne­mos una es­cu­cha ac­ti­va ha­cia los co­ci­ne­ros.

¿Cuá­les son las ven­ta­jas de los pro­duc­tos Pi­ra?

Son hor­nos y bar­ba­coas sin­gu­la­res, de al­ta ca­li­dad. Apor­tan ca­rac­te­rís­ti­cas no­ve­do­sas res­pec­to al equi­pa­mien­to de co­ci­na que exis­tía has­ta aho­ra. Una de las prin­ci­pa­les ven­ta­jas de nues­tros hor­nos es que son pa­no­rá­mi­cos. Cuen­tan con una puer­ta de cris­tal, lo que fa­ci­li­ta que el chef pue­da con­tro­lar en to­do mo­men­to la cá­ma­ra de coc­ción. Ade­más, con­tri­bui­mos al sen­ti­do de es­pec­tácu­lo que im­preg­na la co­ci­na ac­tual: los clien­tes quie­ren ver el fue­go, y con es­tos hor­nos y bar­ba­coas se con­si­gue un efec­to es­pec­ta­cu­lar. Otro de los pun­tos im­por­tan­tes es que nues­tros hor­nos y bar­ba­coas se adap­tan per­fec­ta­men­te a la dis­tri­bu­ción ha­bi­tual de las cocinas pro­fe­sio­na­les, ca­da vez más abier­tas. El ais­la­mien­to que he­mos lo­gra­do es tam­bién bá­si­co: con­se­gui­mos fuer­tes aho­rros de car­bón; se re­du­ce la tem­pe­ra­tu­ra me­dia de la co­ci­na y son equi­pa­mien­tos mu­cho más se­gu­ros.

¿Cuá­les son los mo­de­los más de­man­da­dos?

Los mo­de­los que más acep­ta­ción tie­nen son los de puer­ta de cris­tal. Tam­bién he­mos desa­rro­lla­do una no­ve­dad mun­dial: hor­nos con puer­tas ele­va­bles. Al abrir­se ha­cia arri­ba, se evitan man­chas en el cris­tal, ro­tu­ras y se re­du­ce el es­pa­cio ne­ce­sa­rio en la co­ci­na. Te­ne­mos la ca­pa­ci­dad de di­se­ñar y fa­bri­car equi­pa­mien­to a me­di­da, por­que so­mos una em­pre­sa pe­que­ña y fle­xi­ble: uno de nues­tros clien­tes de Abu Da­bi nos pi­dió un horno de un me­tro y me­dio pa­ra co­ci­nar un cor­de­ro en­te­ro. Es­tu­dia­mos el ca­so y con­se­gui­mos fa­bri­car un horno de un 1,20 me­tros que so­lu­cio­nó el asun­to que nos plan­tea­ba. A raiz de es­te en­car­go tan es­pe­cial, cons­trui­mos el horno más gran­de que exis­te y que en la ac­tua­li­dad es el más ex­por­ta­do.

Los equi­pos Pi­ra es­tán ins­ta­la­dos en las cocinas pro­fe­sio­na­les de más de 50 paí­ses. ¿Cuál ha si­do la es­tra­te­gia co­mer­cial que han se­gui­do?

Un pun­to cla­ve es ha­ber si­do ca­pa­ces de de­mo­cra­ti­zar el uso de es­te ti­po de hor­nos de al­ta ca­li­dad. Nues­tros hor­nos se pue­den en­con­trar en res­tau­ran­tes con es­tre­llas Mi­che­lin, y en el res­tau­ran­te del se­ñor o se­ño­ra de la es­qui­na. La for­ma de lo­grar es­ta im­plan­ta­ción no ha si­do otra que la de fa­bri­car un horno de ca­li­dad que, prác­ti­ca­men­te, se ven­de so­lo ya que cuan­do lo prue­ban, el gra­do de sa­tis­fac­ción es al­tí­si­mo. Tam­bién dis­po­ne­mos de un ser­vi­cio post­ven­ta que ha­ce un se­gui­mien­to muy cer­cano de las in­ci­den­cias que, la ver­dad, son muy po­cas. La ex­pe­rien­cia nos ha de­mos­tra­do que esa ges­tión ayu­da a fi­de­li­zar a la clien­te­la.

¿Qué no­ve­da­des pre­sen­ta­rán en Ali­men­ta­ria?

Pre­sen­ta­mos la ga­ma com­ple­ta de hor­nos con puer­tas de cris­tal y ele­va­bles (se­ries ED), úni­cos en el mer­ca­do. Ade­más, de las me­dias pa­rri­llas y un gran nú­me­ro de com­ple­men­tos.

¿Y de ca­ra al fu­tu­ro? ¿Qué les ronda la ca­be­za?

En cuan­to a pro­duc­to, es­ta­mos tra­ba­jan­do en al­gu­nas in­no­va­cio­nes que aún no pu­do des­ve­lar. Y, co­mo em­pre­sa, es­ta­mos cen­tra­dos en nues­tra ex­pan­sión in­ter­na­cio­nal ha­cia Es­ta­dos Uni­dos. Ya es­ta­mos pre­pa­ra­dos pa­ra dar el sal­to. Es­ta­mos tra­ba­jan­do en las ho­mo­lo­ga­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra ate­rri­zar en la me­ca de las bar­ba­coas, don­de pre­ve­mos que nues­tros pro­duc­tos ten­drán una gran acep­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.