La car­ga mor­tí­fe­ra del fen­ta­ni­lo

La Vanguardia (1ª edición) - - INTERNACIONAL -

El im­pac­to de opiá­ceos sin­té­ti­cos, co­mo el fen­ta­ni­lo, es una cau­sa que va a más co­mo fac­tor de mor­ta­li­dad. Des­de el 2013, el nú­me­ro de fa­lle­ci­dos por so­bre­do­sis aso­cia­das con es­ta sus­tan­cia y otras si­mi­la­res ha pa­sa­do de 3.000 a 28.000. Uno de los fac­to­res que han pro­vo­ca­do es­ta epi­de­mia se ha cen­tra­do en las re­ce­tas mé­di­cas, que se pro­di­ga­ron an­te la po­ca ca­pa­ci­dad de los es­ta­dou­ni­den­ses fren­te el do­lor. Es­tas pres­crip­cio­nes han ido a la ba­ja, pe­se a su­bir las so­bre­do­sis. Los ex­per­tos sos­tie­nen que el fen­ta­ni­lo re­quie­re otro ti­po de he­rra­mien­tas. Las muer­tes vin­cu­la­das a es­te pro­duc­to de la­bo­ra­to­rio han subido un 45%. A di­fe­ren­cia de las re­ce­tas de pas­ti­llas o de la he­roí­na, es­te otro pro­duc­to es mu­cho más po­ten­te, por lo que cual­quier error en el cálcu­lo de la can­ti­dad pue­de ser fa­tal. La ten­den­cia en las so­bre­do­sis va­ría en fun­ción de la geo­gra­fía. Vir­gi­nia Oc­ci­den­tal, con 57,8 de­fun­cio­nes por so­bre­do­sis por 100.000 per­so­nas, es el es­ta­do más cas­ti­ga­do. Le si­guen, siem­pre se­gún los da­tos ofi­cia­les, Ohio, Pen­sil­va­nia y el Dis­tri­to de Co­lum­bia. En cam­bio, en la Cos­ta Oes­te, las so­bre­do­sis le­ta­les no al­can­zan co­tas tan al­tas de­bi­do a que es mu­cho me­nos pro­ba­ble que la he­roí­na se mez­cle con el fen­ta­ni­lo, que es el ele­men­to más mor­tí­fe­ro. En to­tal, las de­fun­cio­nes por opiá­ceos son seis ve­ces ma­yo­res en el 2017 de lo que eran en 1999.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.