Van­da­lis­mo con­tra los ra­da­res de trá­fi­co

La Vanguardia (1ª edición) - - INTERNACIONAL -

Las pro­tes­tas de los cha­le­cos ama­ri­llos se su­per­po­nen –y se com­ple­men­tan– con otras ac­cio­nes que co­men­za­ron an­tes del 17 de no­viem­bre. Se tra­ta de los ac­tos van­dá­li­cos con­tra los ra­da­res que con­tro­lan la ve­lo­ci­dad en las ca­rre­te­ras. Se cal­cu­la que, de un to­tal de 4.500 en to­do el te­rri­to­rio fran­cés, hay al me­nos 600 fue­ra de ser­vi­cio, de ellos 130 des­tro­za­dos. Es­tos ra­da­res han si­do el blan­co de la ira po­pu­lar des­pués de que en­tra­ra en vi­gor, a par­tir del pri­me­ro de ju­lio pa­sa­do, la prohi­bi­ción de cir­cu­lar a más de 80 ki­ló­me­tros por ho­ra en to­das las ca­rre­te­ras que tie­nen un so­lo ca­rril en ca­da sen­ti­do. Eso afec­ta a la Fran­cia ru­ral, que no acep­ta el ar­gu­men­to de la se­gu­ri­dad vial –aun­que las es­ta­dís­ti­cas dan la ra­zón al Go­bierno– y lo per­ci­be co­mo una nue­va des­con­si­de­ra­ción ha­cia ellos por par­te de un pre­si­den­te a quien atri­bu­yen una sen­si­bi­li­dad de­ma­sia­do ur­ba­ni­ta. El in­cen­dio y la des­truc­ción de ra­da­res ha au­men­ta­do en las úl­ti­mas se­ma­nas, coin­ci­dien­do con la mo­vi­li­za­ción de los cha­le­cos ama­ri­llos. Los da­ños se eva­lúan en va­rios mi­llo­nes de eu­ros. Al cos­te de re­pa­rar o sus­ti­tuir es­tos dis­po­si­ti­vos inu­ti­li­za­dos se su­ma la pér­di­da de in­gre­sos por mul­tas, que de­bían al­can­zar los 1.230 mi­llo­nes de eu­ros el pró­xi­mo año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.