Las bi­ci­cle­tas ba­jan de las ace­ras

Bar­ce­lo­na apli­ca la nor­ma­ti­va de cir­cu­la­ción y las bi­ci­cle­tas no po­drán cir­cu­lar por las ace­ras, sal­vo al­gu­nas ex­cep­cio­nes, por una mo­vi­li­dad más se­gu­ra, efi­cien­te y sos­te­ni­ble

La Vanguardia (1ª edición) - - PÁGINAS ESPECIALES -

GEM­MA MAR­TÍ

Bar­ce­lo­na quie­re ser una ciu­dad más hu­ma­na y cer­ca­na, don­de las per­so­nas sean las pro­ta­go­nis­tas del día a día. Pa­ra ello lle­va a ca­bo di­fe­ren­tes ini­cia­ti­vas, co­mo re­cu­pe­rar el es­pa­cio pú­bli­co pa­ra la gen­te y prio­ri­zar los des­pla­za­mien­tos a pie. Ca­mi­nar fo­men­ta una mo­vi­li­dad más sos­te­ni­ble que, ade­más de me­jo­rar la sa­lud, be­ne­fi­cia la con­vi­ven­cia y la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na, ayu­da a crear un sen­ti­mien­to de per­te­nen­cia al ba­rrio y fa­vo­re­ce la com­pra en co­mer­cios de pro­xi­mi­dad.

Pa­ra re­cu­pe­rar es­ta fun­ción so­cial del es­pa­cio pú­bli­co, que en las úl­ti­mas dé­ca­das se ha­bía per­di­do, en­tre las ac­tua­cio­nes im­pul­sa­das por el Ayun­ta­mien­to des­ta­can la pa­ci­fi­ca­ción de las ca­lles y la crea­ción de zo­nas de 20 o 30 km/ho­ra; el des­plie­gue de las su­per­man­za­nas, co­mo las im­pul­sa­das en los ba­rrios de Sant An­to­ni, Les Corts, Hor­ta o Po­ble­nou; la reur­ba­ni­za­ción de al­gu­nas ca­lles en pla­ta­for­mas úni­cas, lo que me­jo­ra su ac­ce­si­bi­li­dad; la am­plia­ción de las ace­ras pa­ra fa­ci­li­tar el pa­so de los pea­to­nes, y el fin de la mo­ra­to­ria que has­ta aho­ra ha per­mi­ti­do la cir­cu­la­ción de las bi­ci por al­gu­nas ace­ras.

APLI­CA­CIÓN DE LA NOR­MA­TI­VA

A par­tir del 1 de enero de 2019, las bi­ci­cle­tas so­lo po­drán cir­cu­lar, co­mo nor­ma ge­ne­ral, por ace­ras con una an­chu­ra su­pe­rior a los 5 me­tros y 3 me­tros de es­pa­cio li­bre de aque­llas ca­lles que no cuen­ten con ca­rril bi­ci. Así lo es­ta­ble­ce la Or­de­nan­za de cir­cu­la­ción de vehícu­los y pea­to­nes des­de 2015 que in­clu­ye, sin em­bar­go, al­gu­nas ex­cep­cio­nes.

La me­di­da se apli­ca co­mo re­sul­ta­do del fin de la mo­ra­to­ria de 18 me­ses es­ta­ble­ci­da en ju­lio de 2017, que se ha­ce efec­ti­va en un mo­men­to en el que la bi­ci­cle­ta ya for­ma par­te de la mo­vi­li­dad ha­bi­tual, con unos 200.000 des­pla­za­mien­tos dia­rios, y cuan­do Bar­ce­lo­na dis­po­ne de una in­fra­es­truc­tu­ra con más de un mi­llar de ki­ló­me­tros de ca­rri­les bi­ci y vías ci­cla­bles, nue­vas pla­ta­for­mas úni­cas y zo­nas 30 que per­mi­ten lle­gar a cual­quier pun­to de la ciu­dad con iti­ne­ra­rios efi­cien­tes y se­gu­ros. Con es­ta ini­cia­ti­va, el Con­sis­to­rio quie­re pre­ser­var la prio­ri­dad de los pea­to­nes en las ace­ras y ha­cer que las bi­ci­cle­tas uti­li­cen la su­ma de tra­mas ci­cla­bles pa­ra mo­ver­se. Quien no cum­pla la nor­ma­ti­va po­drá ser san­cio­na­do.

La apues­ta por la bi­ci­cle­ta se en­cuen­tra re­co­gi­da en el Plan de Mo­vi­li­dad 2013-2018 pa­ra im­pul­sar una mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble y ac­ti­va, re­du­cir el uso del vehícu­lo pri­va­do, la con­ta­mi­na­ción at­mos­fé­ri­ca y acús­ti­ca, me­jo­rar la se­gu­ri­dad vial, re­cu­pe­rar el es­pa­cio pú­bli­co pea­to­nal y pro­mo­ver su uso ciu­da­dano.

Con ac­cio­nes co­mo la cam­pa­ña “BCN, ciu­dad de pea­to­nes” se quie­re con­se­guir que las ace­ras se res­pe­ten co­mo el es­pa­cio pa­ra las per­so­nas y que ca­da me­dio de trans­por­te se mue-

AB

EN LAS CA­LLES QUE SON DE PLA­TA­FOR­MA ÚNI­CA, LOS CI­CLIS­TAS DE­BEN ADAP­TAR­SE A LA VE­LO­CI­DAD DE LOS PEA­TO­NES Y, SI ES NE­CE­SA­RIO, BA­JAR DE LA BI­CI­CLE­TA YCON­TI­NUAR A PIE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.