La ex­pe­rien­cia sue­ca ha re­du­ci­do la de­lin­cuen­cia

La Vanguardia (1ª edición) - - TENDENCIAS -

Los par­ti­da­rios en Fran­cia de erra­di­car los cas­ti­gos cor­po­ra­les es­gri­men la ex­pe­rien­cia de Sue­cia, país pio­ne­ro, que los prohi­bió en 1979. Ca­si cua­ren­ta años des­pués, los re­sul­ta­dos son muy po­si­ti­vos. Las si­tua­cio­nes de mal­tra­to han ca­si des­apa­re­ci­do. Ade­más, ha des­cen­di­do de ma­ne­ra sus­tan­cial la de­lin­cuen­cia en­tre ado­les­cen­tes. Tam­bién han ba­ja­do el con­su­mo de dro­gas, la in­ges­tión de al­cohol y los sui­ci­dios. Se cree que la edu­ca­ción en la no vio­len­cia ha te­ni­do que ver en es­ta reali­dad, así co­mo otras me­di­das de acom­pa­ña­mien­to, cam­pa­ñas de pre­ven­ción y gru­pos de apo­yo a los pa­dres pa­ra en­se­ñar­les a ges­tio­nar las di­fi­cul­ta­des que con­lle­va la crian­za de los hi­jos. Hay tam­bién, sin em­bar­go, de­trac­to­res del mo­de­lo, en la mis­ma Sue­cia, co­mo el psi­quia­tra Da­vid Eber­hard, que sos­tie­nen que se ha fo­men­ta­do el la­xis­mo y crea­do una ge­ne­ra­ción de ni­ños mo­nar­cas que se creen con de­re­cho a to­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.