Sán­chez re­cla­ma tam­bién a PP y Cs que fa­ci­li­ten los pre­su­pues­tos

El pre­si­den­te cla­ma con­tra la ul­tra­de­re­cha: “Ser pa­trio­ta no es gri­tar vi­va Es­pa­ña”

La Vanguardia (1ª edición) - - POLÍTICA - JUAN CAR­LOS ME­RINO

Tras arran­car el sá­ba­do en Bar­ce­lo­na la gi­ra en la que es­tá re­sal­tan­do los lo­gros de sus pri­me­ros sie­te me­ses de man­da­to y los be­ne­fi­cios que trae­rá a Es­pa­ña y a to­dos sus te­rri­to­rios que se aprue­ben los nue­vos pre­su­pues­tos ge­ne­ra­les del Es­ta­do, Pe­dro Sán­chez re­ca­ló ayer en Bur­gos. Una ciu­dad y una co­mu­ni­dad au­tó­no­ma, Cas­ti­lla y León, don­de el PP man­tie­ne su he­ge­mo­nía po­lí­ti­ca des­de ha­ce mu­chí­si­mos años: el pri­mer y úni­co al­cal­de del PSOE, en­tre 1999 y el 2003, fue Án­gel Oli­va­res, ac­tual se­cre­ta­rio de Es­ta­do de De­fen­sa; mien­tras que el so­cia­lis­ta De­me­trio Ma­drid fue su pri­mer pre­si­den­te au­to­nó­mi­co, des­de 1983 has­ta su di­mi­sión en 1986 y, tras la bre­ve sus­ti­tu­ción por Jo­sé Cons­tan­tino Nal­da, ya asu­mió el car­go en 1987 el mis­mí­si­mo Jo­sé Ma­ría Az­nar.

Te­rri­to­rio po­lí­ti­ca­men­te hos­til, por tan­to, pa­ra el pre­si­den­te del Go­bierno y lí­der del PSOE, que qui­so ser com­pen­san­do por la asis­ten­cia de un mi­llar de sim­pa­ti­zan­tes apre­tu­ja­dos en el Fó­rum Evo­lu­ción de la ca­pi­tal bur­ga­le­sa, pa­ra lan­zar ade­más las cam­pa­ñas de Luis Tu­dan­ca a la pre­si­den­cia de la co­mu­ni­dad y Da­niel de la Ro­sa a la al­cal­día, jun­to a mu­chos fie­les a Sán­chez de es­te te­rri­to­rio, tam­bién en el Go­bierno y la di­rec­ción fe­de­ral del PSOE, co­mo la mi­nis­tra Re­yes Ma­ro­to, Irat­xe Gar­cía, An­der Gil, Est­her Pe­ña, Luz Mar­tí­nez Sei­jo o el pro­pio De­me­trio Ma­drid.

Pe­ro si el día an­te­rior Sán­chez ha­bía re­cla­ma­do en Bar­ce­lo­na el apo­yo de ERC y el PDE­Cat a sus cuen­tas, ayer en Bur­gos em­pla­zó tam­bién al PP y a Ciu­da­da­nos a “que se abs­ten­gan o vo­ten a fa­vor de unos pre­su­pues­tos en fa­vor de la ma­yo­ría de es­te país”. Una ape­la­ción a las for­ma­cio­nes de Pa­blo Ca­sa­do y Al­bert Rivera que, no obs­tan­te, con­ju­gó con du­ras crí­ti­cas por ha­ber im­pul­sa­do el au­ge de Vox de­bi­do a “la ban­ca­rro­ta mo­ral, po­lí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca” de la de­re­cha en Es­pa­ña. El mi­tin de Sán­chez en Bur­gos coin­ci­dió pre­ci­sa­men­te con un ac­to en es­ta mis­ma ciu­dad, y a po­ca dis­tan­cia, del se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Vox, Ja­vier Or­te­ga Smith. Así que el pre­si­den­te del Go­bierno ini­ció su in­ter­ven­ción con una de­fen­sa de la con­vi­ven­cia fren­te a la cris­pa­ción. “Aho­ra que hay al­gu­nos que di­cen que ser pa­trio­ta es gri­tar to­dos los días vi­va Es­pa­ña, no­so­tros de­ci­mos que ser pa­trio­ta es tra­ba­jar to­dos los días pa­ra que en Es­pa­ña se vi­va me­jor”.

Sán­chez fi­jó así su dis­cur­so elec­to­ral, en la cam­pa­ña so­cia­lis­ta pa­ra las mu­ni­ci­pa­les, au­to­nó­mi­cas y eu­ro­peas del pró­xi­mo 26 de ma­yo, aler­tan­do de una su­ma del PP, Ciu­da­da­nos y Vox que, co­mo ya ocu­rrió en An­da­lu­cía, pue­de des­alo­jar al PSOE de go­bier­nos au­to­nó­mi­cos y lo­ca­les, y a él mis­mo de la Mon­cloa cuan­do con­vo­que las elec­cio­nes ge­ne­ra­les. An­tes de pro­ta­go­ni­zar el mi­tin, el pre­si­den­te del Go­bierno fe­li­ci­tó al so­cial­de­mó­cra­ta Ste­fan Löf­ven por su acuer­do con el cen­tro­de­re­cha pa­ra se­guir go­ber­nan­do en Sue­cia. “Gran ejer­ci­cio de res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra fre­nar el avan­ce de la ul­tra­de­re­cha del que otros de­be­rían apren­der, por el país y por su ciu­da­da­nía”, re­sal­tó Sán­chez.

En cam­bio, ya en el mi­tin, el lí­der del PSOE la­men­tó que en Es­pa­ña son el PP y Ciu­da­da­nos los res­pon­sa­bles de la irrup­ción elec­to­ral de Vox y su lle­ga­da a las ins­ti­tu­cio­nes, de mo­men­to en el Par­la­men­to an­da­luz. “La de­re­cha es­tá siem­pre con que cual­quier pa­sa­do fue me­jor, lo ha­bréis es­cu­cha­do al PP, a Cs y a la ul­tra­de- re­cha. Pues vien­do lo que se ve, cual­quier de­re­cha pa­sa­da fue me­jor tam­bién”, cri­ti­có. Sán­chez in­sis­tió en que “quien más te­me a la ul­tra­de­re­cha es la de­re­cha”, y ase­gu­ró que el PSOE “nun­ca pac­ta­rá con la ul­tra­de­re­cha”, por lo que lla­mó a la mo­vi­li­za­ción.

No obs­tan­te, ase­gu­ró que “des­pués de sie­te años de in­jus­ti­cia so­cial”, que atri­bu­yó al man­da­to de Ma­riano Ra­joy, “los es­pa­ño­les no en­ten­de­rán que la opo­si­ción, y ahí in­cor­po­ro tam­bién al PP y a Cs, vo­ten en con­tra de unos pre­su­pues­tos so­cia­les que no de­jan a na­die atrás”. Y don­de, in­sis­tió, “la in­ver­sión te­rri­to­ria­li­za­da se­rá mu­cho me­jor que la de Ra­joy”. La mi­nis­tra de Ha­cien­da, Ma­ría Je­sús Mon­te­ro, pre­sen­ta­rá hoy los pre­su­pues­tos en el Con­gre­so. Y desvelará las ci­fras de la in­ver­sión del Es­ta­do, que cum­pli­rá con las pre­vi­sio­nes re­co­gi­das en los es­ta­tu­tos de Ca­ta­lun­ya, An­da­lu­cía o la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na.

El je­fe del Eje­cu­ti­vo se com­pro­me­te a una “in­ver­sión te­rri­to­ria­li­za­da mu­cho me­jor que la de Ra­joy”

SAN­TI OTE­RO / EFE

Pe­dro Sán­chez, ayer en Bur­gos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.