El TSJC abre la puer­ta al de­rri­bo de la úl­ti­ma plan­ta de La Ro­ton­da

La Vanguardia (1ª edición) - - VIVIR - A. JUS­TI­CIA

Una sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­tí­cia de Ca­ta­lun­ya (TSJC) ha abier­to la puer­ta a la de­mo­li­ción de de­ter­mi­na­das obras efec­tua­das en los úl­ti­mos años en La Ro­ton­da, el em­ble­má­ti­co edi­fi­cio mo­der­nis­ta del ba­rrio de Sant Ger­va­si, que ha si­do ob­je­to de una lar­ga in­ter­ven­ción de re­cu­pe­ra­ción y me­jo­ra. Unas obras con­tra las que la As­so­cia­ció en De­fen­sa de l’Edi­fi­ci La Ro­ton­da in­ter­pu­so re­cur­so y a los que aho­ra el TSJC da la ra­zón. La de­mo­li­ción afec­ta­ría prin­ci­pal­men­te la ul­ti­ma plan­ta del edi­fi­cio, prác­ti­ca­men­te de nue­va cons­truc­ción, que es la que vul­ne­ra­ría el Plan Es­pe­cial del Pa­tri­mo­nio Ar­qui­tec­tó­ni­co, His­tó­ri­co y Ar­tís­ti­co de Bar­ce­lo­na, ba­jo cu­ya pro­tec­ción se en­cuen­tra es­te edi­fi­cio. Sin em­bar­go, ca­be to­da­vía la po­si­bi­li­dad de que la pro­pie­dad, Nuñez y Na­va­rro, pre­sen­te re­cur­so, por lo que el pro­ce­so no se da por con­clui­do.

La sen­ten­cia es­ti­ma par­cial­men­te la nu­li­dad del Plan de Me­jo­ra Ur­ba­na apro­ba­do por el Ayun­ta­mien­to en el 2008 por el que se han lle­va­do a ca­bo las obras en el edi­fi­cio mo­der­nis­ta, por­que vul­ne­ra el Plan Es­pe­cial del Pa­tri­mo­nio Ar­qui­tec­tó­ni­co, His­tó­ri­co y Ar­tís­ti­co de Bar­ce­lo­na, así co­mo la li­cen­cia de obras co­rres­pon­dien­te –otor­ga­da en enero del 2011–, por lo que es­ti­ma pro­ce­den­te acor­dar el de­rri­bo de lo cons­trui­do a su am­pa­ro, que bá­si­ca­men­te afec­ta­ría a la sex­ta plan­ta, des­ti­na­da a ofi­ci­nas.

El edi­fi­cio de La Ro­ton­da fue ad­qui­ri­do en 1999 por el gru­po Nú­ñez y Na­va­rro que em­pren­dió su reha­bi­li­ta­ción, una ta­rea que en­car­gó al es­tu­dio de Al­fre­do Arri­bas. Un ca­ma­leó­ni­co edi­fi­cio que ha­bía si­do con an­te­rio­ri­dad una clí­ni­ca de en­fer­mos ter­mi­na­les, un ho­tel de lu­jo y la to­rre del far­ma­céu­ti­co Sal­va­dor An­dreu. Con ca­da nue­vo uso, mu­chos de los ele­men­tos pri­mi­ge­nios fue­ron des­apa­re­cien­do. Fi­nal­men­te, Nuñez y Na­va­rro ade­cuó el in­mue­ble pa­ra al­ber­gar ofi­ci­nas y des­ti­nar los ba­jos a lo­ca­les co­mer­cia­les. La con­sul­to­ra Ac­cen­tu­re ha si­do su pri­mer in­qui­lino.

Los miem­bros de la aso­cia­ción re­cuer­dan que ya ad­vir­tie­ron al Ayun­ta­mien­to en su día so­bre la vul­ne­ra­ción de di­cha li­cen­cia de obras, aun­que tam­bién se­ña­lan que ellos en nin­gún mo­men­to se opu­sie­ron “a la im­pres­cin­di­ble res­tau­ra­ción del edi­fi­cio his­tó­ri­co de la Ro­ton­da, obra del ar­qui­tec­to Ca­sa­mit­ja­na, sino al con­tra­rio, ins­ta­mos, sin éxi­to, a que se am­plia­ra la ca­ta­lo­ga­ción a la cons­truc­ción con­ti­gua, obra del ar­qui­tec­to Sagnier”. Tras la sen­ten­cia pe­di­rán una reunión con la al­cal­de­sa Co­lau “pa­ra co­no­cer si el Ayun­ta­mien­to la pien­sa re­cu­rrir de nue­vo, co­mo se­gu­ra­men­te ha­rá al pro­mo­tor, o es­ta vez se aten­de­rá a su con­te­ni­do, pro­pi­cian­do su eje­cu­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.