La Vanguardia (1ª edición)

Un Festival de la Infància sin uniformes

El Ayuntamien­to y la Generalita­t evitan polemizar sobre la exclusión del ejército y la policía en la 53.ª edición del Festival de la Infància

- JOSE POLO Barcelona

Fútbol, baloncesto, actuacione­s ambientada­s en los dibujos animados de moda, talleres de pintura, de cocina..., incluso una pequeña pista de hielo; pero en cambio ni rastro de las luces de los coches de policía. La 53.ª edición del tradiciona­l Festival de la Infància de Barcelona comenzó ayer con la ausencia de militares y cuerpos de seguridad. Los Mossos d’Esquadra, la Guardia Urbana, la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y el ejército no están presentes este año en los 2.400 m2 del salón, en un intento de reorientar la iniciativa hacia aspectos más lúdicos y de ocio puro.

“Los niños disfrutan haciéndose las fotos con la policía”, opinó Isabel Camacho, de Segur de Calafell, que visitó el festival acompañada de su marido y su cuñado. “Los vehículos de emergencia me gustarían”, aseguró su pareja, Jordi Antona, más prudente. “El ejército es diferente, no hace tanta gracia”, remató el cuñado, Víctor Antona. Disparidad de opiniones. En este sentido, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, negó ayer que la eliminació­n de los stands policiales y del ejército fuese “un veto”. “No es una decisión personal”, insistió Colau, que recordó que el pleno municipal de la capital catalana y el Parlament aprobaron una declaració­n institucio­nal en contra de la presencia de las fuerzas armadas en certámenes educativos. Según la alcaldesa, la organizaci­ón, Fira de Barcelona, creyó “oportuno” suprimir estos espacios. La consellera de Treball, Afers Socials i Família, Dolors Bassa, no quiso entrar en la polémica: “Es una decisión del Ayuntamien­to y Fira de Barcelona que no queremos valorar”, declaró.

María José Vargas, barcelones­a que vive en Córdoba, aprovecha la Navidad para visitar a la familia y hace años que acude al recinto con su hija: “¿Si van a todas las escuelas, por qué no pueden venir aquí? A los niños les gusta”, recalcó. En el recinto ferial de Montjuïc sí pudo encontrar una pista de hielo, una de las novedades de este año, aunque mucho más pequeña que la que antes albergaba la plaza Catalunya y que tuvo que emigrar a l’Hospitalet. Durante el primer día los niños mostraron su interés en este nuevo atractivo. “Me he quedado sin patinar por no llevar guantes, no los vendían”, lamentó Emma Maestre, la hija de María José. La actividad se puede realizar a partir de los siete años y algunos de los más pequeños también se quedaron con las ganas. Eso sí, la novedad fue bien recibida y “bastante concurrida”, según uno de los empleados de atención al público.

El salón versa sobre ocho ejes

Ajenos a la polémica, los más pequeños se lo pasan pipa con Peppa Pig y los personajes de dibujos animados

temáticos: tecnología, aventuras, música y espectácul­os, civismo, medio ambiente, deporte, imaginació­n y creativida­d y salud y hábitos saludables. Más de cien actividade­s se desarrolla­rán hasta el próximo 4 de enero. El deporte ha ganado peso respecto a otras ediciones, con más de diez actividade­s relacionad­as y la presencia del Open Camp, el parque temático del deporte de Barcelona. Por otro lado, miembros de la oenegé Proactiva Open Arms, que rescata refugiados en el mar, aprovechan el salón para difundir su labor. Otra de las novedades es el espectácul­o El pequeño reino de Ben y Holly, donde los personajes de los dibujos animados cobran vida. Princesas y piratas de Peppa Pig, que causó furor el año pasado, repite.

 ??  ??
 ?? ANA JIMÉNEZ ?? Una de las actividade­s que se pueden realizar en el salón, sólo apta para los más impulsivos
ANA JIMÉNEZ Una de las actividade­s que se pueden realizar en el salón, sólo apta para los más impulsivos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain