La Vanguardia (1ª edición)

La ‘dolce vita’ de la otra mitad de Wham!

Andrew Ridgeley, excompañer­o de George Michael, se apartó de la música y vive de rentas en una granja

- AMANDA AGUILAR Barcelona

Llevaban vidas muy distintas, pero mantuviero­n una relación amistosa hasta el final. Hasta el trágico final de George Michael, fallecido el pasado domingo en su casa de Londres. Andrew Ridgeley es la otra mitad de Wham!, la banda que les hizo famosos y muy ricos en los ochenta, aunque después de cinco años ambos intérprete­s cogieron caminos separados. George Michael forjó un personaje mediático, que se alimentaba de sus méritos artísticos como cantante y compositor pero también de su controvert­ida imagen pública. Ridgeley, en cambio, lleva años retirado de los escenarios y vive en una granja en el sudoeste de Inglaterra, disfrutand­o del ciclismo, su gran afición, en compañía de la cantante Keren Woodward, del grupo Bananarama, su actual pareja.

Un último concierto en Wembley (Londres), en 1986, supuso la despedida de Wham!, la banda que durante cinco años vendió 20 millones de discos. A partir de entonces, George Michael siguió con éxito en los escenarios, mientras que Andrew Ridgeley no tuvo tanta suerte con su primer –y único– disco en solitario Son of Albert y acabó tirando la toalla. La fama se alejó y también abandonó la vida de mujeriego y de consumidor de drogas.

No sería fácil decir, como apuntan algunos medios, si tuvo buena o mala suerte al no triunfar en la música. Pero a juzgar por las imágenes que cuelga en las redes sociales lo

Según la prensa británica, los 11,8 millones que ganó le permitiría­n vivir sin problemas económicos

pasa razonablem­ente bien. Se ha convertido en un gran aficionado al ciclismo y en muchas de estas fotografía­s se le ve participan­do en alguna actividad relacionad­a con este deporte. Al parecer, y según explica en sus tuits, lo practica por toda Europa y en más de una ocasión le ha servido para recaudar fondos para la Fundación Dallaglio, dedicada a ayudar a los jóvenes en riesgo de exclusión social.

Desde 1990 Ridgeley comparte su vida con Keren Woodward, la integrante de Bananarama a la que conoció a través del propio George Michael. Compraron una granja en Waderidge, en Cornualles, que le sirvió de base para empezar una vida diferente, más tranquila, gracias a la fortuna reunida durante los años de éxito en Wham!. Según el

Daily Mail, Ridgeley habría ganado diez millones de libras (11,8 millones de euros) en los cinco años que la banda se mantuvo activa.

De hecho, según apuntan varios medios británicos, en la actualidad no se le conoce ninguna actividad profesiona­l.

 ??  ??
 ?? MICHAEL PUTLAND / GETTY ?? Ayer y hoy. George Michael y Andrew Ridgeley, en los años ochenta, cuando triunfaban como Wham; abajo, Ridgeley, en la actualidad, en una selfie compartida en su cuenta de Twitter, en la que se le ve practicand­o l ciclismo
MICHAEL PUTLAND / GETTY Ayer y hoy. George Michael y Andrew Ridgeley, en los años ochenta, cuando triunfaban como Wham; abajo, Ridgeley, en la actualidad, en una selfie compartida en su cuenta de Twitter, en la que se le ve practicand­o l ciclismo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain