“La hu­me­dad ti­e­ne una in­ci­den­cia di­rec­ta en el cos­te de ener­gía y en la sa­lud de las per­so­nas”

La Vanguardia (Català) - - MONOGRÀFIC ESPECIAL - Ig­na­cio La­go, Di­rec­tor de la de­le­ga­ci­ón en Ca­ta­lu­nya de Mur­pro­tec www.mur­pro­tec.es

MUR­PRO­TEC, mul­ti­na­ci­o­nal eu­ro­pea pi­o­ne­ra en tra­ta­mi­en­tos de­fi­ni­ti­vos con­tra las hu­me­da­des es­truc­tu­ra­les, re­a­li­za más de 9.000 in­ter­ven­ci­o­nes anu­a­les. Pa­ra ase­gu­rar el me­jor re­sul­ta­do, in­ves­ti­ga y des­ar­ro­lla en sus pro­pi­os la­bo­ra­to­ri­os to­das las tec­no­lo­gí­as y ofre­ce en to­dos sus tra­ta­mi­en­tos con­tra las hu­me­da­des una ga­ran­tía de has­ta 30 años, ava­la­da por los prin­ci­pa­les or­ga­nis­mos cer­ti­fi­ca­do­res del sec­tor de la construcci­ón.

-La construcci­ón ha evo­lu­ci­o­na­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te des­pu­és de la cri­sis: es más sos­te­ni­ble y de mayor ca­li­dad. ¿Qué res­pon­sa­bi­li­dad ti­e­ne MUR­PRO­TEC en es­ta nu­e­va for­ma de construcci­ón de­no­mi­na­da “pa­si­va”?

La construcci­ón de­no­mi­na­da “pa­si­va” ti­e­ne muc­hos pun­tos en co­mún con la fi­lo­so­fía de MUR­PRO­TEC y con­sis­te en el cum­pli­mi­en­to es­tric­to de las nor­ma­ti­vas. Es­to con­lle­va que el proyec­to de eje­cu­ci­ón de una vi­vi­en­da se re­a­li­ce en ba­se al uso de pro­duc­tos de al­ta ca­li­dad, que és­ta es­té bi­en diseña­da des­de un pun­to de vis­ta ener­gé­ti­co y que sea res­pe­tu­o­sa con el me­dio am­bi­en­te. Es aquí don­de los tra­ta­mi­en­tos con­tra las hu­me­da­des de MUR­PRO­TEC ad­qui­e­ren gran re­le­van­cia y res­pon­sa­bi­li­dad, apor­tan­do so­lu­ci­o­nes de­fi­ni­ti­vas a ni­vel es­truc­tu­ral, im­por­tan­tes ahor­ros ener­gé­ti­cos y, so­bre to­do, eli­mi­nan­do las con­se­cu­en­ci­as no­ci­vas pa­ra la sa­lud de las per­so­nas.

-MUR­PRO­TEC es una so­lu­ci­ón pa­ra viviendas de construcci­ón re­ci­en­te pe­ro tam­bi­én pa­ra las viviendas an­ti­guas que pre­sen­tan im­por­tan­tes pro­ble­mas de hu­me­dad.

MUR­PRO­TEC apor­ta so­lu­ci­o­nes de­fi­ni­ti­vas tan­to en edi­fi­ci­os de construcci­ón re­ci­en­te co­mo en edi­fi­ca­ci­o­nes an­ti­guas. El pri­mer pa­so es ave­ri­guar el ti­po de hu­me­dad pa­ra, así, apli­car el tra­ta­mi­en­to más ade­cu­a­do. Pa­ra ello, es ne­ce­sa­rio re­a­li­zar un es­tu­dio ri­gu­ro­so y de­ter­mi­nar si las hu­me­da­des se pro­du­cen en el ex­te­ri­or y afec­tan al in­te­ri­or del edi­fi­cio o, por el con­tra­rio, se pro­du­cen en el in­te­ri­or.

-¿Se pu­e­de de­cir que MUR­PRO­TEC cui­da de la sa­lud y tam­bi­én de la eco­no­mía fa­mi­li­ar?

Por su­pu­es­to. La hu­me­dad ti­e­ne una in­ci­den­cia di­rec­ta en el cos­te de ener­gía y, por lo tan­to, afec­ta a la eco­no­mía fa­mi­li­ar. La con­den­sa­ci­ón, por ejem­plo, es la pa­to­lo­gía que más re­la­ci­o­na­da está con el gas­to ener­gé­ti­co. La for­ma más ade­cu­a­da y de­fi­ni­ti­va pa­ra eli­mi­nar los ex­ce­sos de hu­me­dad es la im­plan­ta­ci­ón de un sis­te­ma de tra­ta­mi­en­to del ai­re CTA. Es­te sis­te­ma, a pe­sar de es­tar conec­ta­do a la red eléc­tri­ca, al ca­le­fac­tar un ai­re se­co que no está car­ga­do de hu­me­dad, ge­ne­ra un ahor­ro de ener­gía de has­ta un 30%.

En cu­an­to a la sa­lud, cu­al­qui­er ni­vel de hu­me­dad por en­ci­ma del 60% va a ori­gi­nar la pro­li­fe­ra­ci­ón de mo­ho y bac­te­ri­as. El fa­mo­so doc­tor ame­ri­ca­no Jack Th­ras­her aler­ta del im­pac­to del mo­ho so­bre la sa­lud, ad­vir­ti­en­do que, des­de un pun­to de vis­ta de la to­xi­ci­dad, las mi­cro to­xi­nas del mo­ho afec­tan a los sis­te­mas bi­o­ló­gi­cos, pro­vo­can­do pro­ble­mas res­pi­ra­to­ri­os, as­ma, aler­gi­as, do­lo­res mus­cu­la­res, etc. Es por es­te mo­ti­vo que MUR­PRO­TEC po­ne es­pe­ci­al in­terés en la so­lu­ci­ón de­fi­ni­ti­va de es­te ti­po de pa­to­lo­gí­as.

-Hay per­so­nas que de­ci­den po­ner fin a las hu­me­da­des ins­ta­lan­do cá­ma­ras de ai­re. ¿Pu­e­de ser és­ta una so­lu­ci­ón pa­ra al­gún ti­po de hu­me­da­des?

Una pla­ca de ye­so, una cá­ma­ra bu­fa o pin­tu­ras son pro­duc­tos que es­con­den el pro­ble­ma du­ran­te un cor­to pe­ri­o­do de ti­em­po, pe­ro no lo eli­mi­nan. Pa­ra ello, es ne­ce­sa­ria una so­lu­ci­ón de­fi­ni­ti­va y ga­ran­ti­za­da, ava­la­da por es­pe­ci­a­lis­tas, ar­qui­tec­tos y pro­fe­si­o­na­les. Por eso, MUR­PRO­TEC se ha con­ver­ti­do en un re­fe­ren­te por muc­hos mo­ti­vos, pe­ro es­pe­ci­al­men­te por pro­fe­si­o­na­li­dad, ca­li­dad de los tra­ta­mi­en­tos y se­gui­mi­en­to de la obra du­ran­te y des­pu­és de su eje­cu­ci­ón, con cer­ti­fi­ca­ci­ón ISO 9001 y con una ga­ran­tía de has­ta 30 años.

-¿De qué ma­ne­ra han evo­lu­ci­o­na­do las so­lu­ci­o­nes que aportáis a los pro­ble­mas de hu­me­dad? ¿Ha­cia dón­de se di­ri­gen vu­es­tras in­ves­ti­ga­ci­o­nes?

La com­pañía MUR­PRO­TEC, des­de ha­ce más de 62 años, se de­di­ca úni­ca y ex­clu­si­va­men­te a tra­ta­mi­en­tos con­tra las hu­me­da­des es­truc­tu­ra­les. La com­pañía si­em­pre ha si­do pi­o­ne­ra des­ar­ro­llan­do tra­ta­mi­en­tos úni­cos y de­fi­ni­ti­vos, li­de­ran­do has­ta hoy las so­lu­ci­o­nes a las hu­me­da­des es­truc­tu­ra­les. To­do ello, im­plan­tan­do mé­to­dos de tra­ba­jo y des­ar­ro­llan­do en nu­es­tros la­bo­ra­to­ri­os y ma­te­ri­as pri­mas de al­ta ca­li­dad pa­ra uso ex­clu­si­vo de Mur­pro­tec.

“Mur­pro­tec con­ti­núa in­ves­ti­gan­do en el des­ar­ro­llo de nu­e­vas fór­mu­las y me­jo­ras en to­dos los pro­to­co­los pa­ra con­se­guir la ex­ce­len­cia pro­fe­si­o­nal en to­das sus ac­ci­o­nes” “Cu­al­qui­er ni­vel de hu­me­dad por en­ci­ma del 60% va a ori­gi­nar la pro­li­fe­ra­ci­ón de mo­ho y bac­te­ri­as”

FO­TO: MARISSA GRÂCIA

Tra­ta­mi­en­to an­ti-hu­me­dad por ca­pi­la­ri­dad

Tra­ta­mi­en­to an­ti-hu­me­dad por in­fil­tra­ci­o­nes la­te­ra­les

Tra­ta­mi­en­to an­ti-hu­me­dad por con­den­sa­ci­ón

Newspapers in Catalan

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.