El ar­te de la ho­nes­ti­dad

Jo­sep y Pe­re San­ti­la­ri Ba­da­lo­na de­di­ca su pri­me­ra ex­po­si­ción a es­tos her­ma­nos ge­me­los, re­no­va­do­res de la pin­tu­ra rea­lis­ta, en un am­plio re­co­rri­do por sus te­má­ti­cas y téc­ni­cas

La Vanguardia - Culturas - - PORTADA - ROSSEND CA­SA­NO­VA

Tras una re­cien­te re­mo­de­la­ción, el Mu­seu de Ba­da­lo­na ha reabier­to su sa­la de ex­po­si­cio­nes tem­po­ra­les con la mues­tra Jo­sep i Pe­re San­ti­la­ri. Re­tros­pec­ti­va. Se tra­ta de la pri­me­ra ex­po­si­ción que la ciu­dad de­di­ca a es­tos her­ma­nos ge­me­los, na­ci­dos en 1959 y que, anec­dó­ti­ca­men­te, vi­vie­ron su in­fan­cia jus­to fren­te al­mu­seo. Els ger­mans San­ti­la­ri, co­mo se­les co­no­ceen suBa­da­lo­na na­tal, han es­ta­do am­plia­men­te ga­lar­do­na­dos con va­rios pre­miosy go­zan de re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal. Muy acer­ta­da es pues es­ta mues­tra que, me­dian­te una cua­ren­te­na de pie­zas, se apro­xi­ma a la obra de es­tos re­pre­sen­tan­tes del nue­vo rea­lis­mo ca­ta­lán.

Di­bu­jos y pin­tu­ras es­tán dis­pues­tos en un re­co­rri­do que in­clu­ye sus eta­pas más sig­ni­fi­ca­ti­vas, los te­mas pre­fe­ri­dos y las téc­ni­cas que han em­plea­do du­ran­te los úl­ti­mos trein­ta años. Con­vie­ne se­ña­lar que se ha­reu­ni­do unim­por­tan­te nú­me­ro de obras que ha­bi­tual­men­te no pue­den ver­se en pú­bli­co, en par­te pro­ce­den­tes de la ga­le­ría Ar­tur Ra­mon Art y de va­rias co­lec­cio­nes pri­va­das, lo que se con­vier­te en una ex­ce­len­te opor­tu­ni­dad pa­ra con­tem­plar su evo­lu­ción ar­tís­ti­ca.

La ex­po­si­ción arran­ca con va­rias pie­zas de 1979, que no son las pri­me­ras que rea­li­za­ron pe­ro sí las queen un­pri­mer mo­men­to­ven­die­ron, pues sien­do vein­tea­ñe­ros, mien­tras es­ta­ban be­ca­dos en Segovia, ya co­mer­cia­li­za­ron va­rias de sus pri­me­ri­zas pin­tu­ras.

Si­guen des­pués dos di­bu­jos de su eta­pa for­ma­ti­va y que de­jan cla­ro sus do­tes con el lá­piz, y lue­go un gru­po de óleos de cier­to ca­la­je oní­ri­co. “Tie­nen cier­to pun­to de ma­gia, de lo ima­gi­na­do y lo irreal que uno pue­de lle­gar a so­ñar”, co­men­ta Pe­re. Son una es­pe­cie de co­lla­ge de sue­ños don­de los ob­je­tos y las fi­gu­ras se des­va­ne­cen e in­vi­tan a ter­mi­nar­los. Eran los años 80 y al fi­nal de la dé­ca­da die­ron es­ta eta­pa por ago­ta­da y otea­ron nue­vos ho­ri­zon­tes. Y op­ta­ron por in­ves­ti­gar, por in­da­gar nue­vos ca­mi­nos sin per­der la esen­cia de lo que les gus­ta­ba. Por aquel en­ton­ces coin­ci­die­ron con Ar­tur Ra­mon (de la ac­tual ga­le­ría Ar­tur Ra­mon Art), que a par­tir de en­ton­ces se­rá su marchante.

Fi­gu­ras y pai­sa­jes

El re­co­rri­do por la obra de los San­ti­la­ri si­gue con un gru­po de re­tra­tos a lá­piz, don­de des­ta­ca el di­bu­jo pre­pa­ra­to­rio Vio­le­tes per a Mu­riel (2010) que am­bos han rea­li­za­do a cua­tro ma­nos y que ha pa­sa­do a for­mar par­te de la co­lec­ción del mu­seo. El tra­ba­jo con­jun­to no es na­da ca­sual, pues con an­te­rio­ri­dad am­bos ya ha­bían fir­ma­do va­rias obras. Es­ta po­si­bi­li­dad se de­be a que tie­nen igual for­ma­ción, con­ge­nian mu­tua­men­te y, so­bre to­do, a que el tra­ba­jo com­par­ti­do les en­ri­que­ce por igual.

Tras es­tos re­tra­tos hay otros al óleo. To­dos son fi­gu­ras fe­me­ni­nas e in­clu­yen, co­mo sin que­rer­lo, aque­llos ar­ti­lu­gios pro­pios de nues­tra so­cie­dad: un or­de­na­dor por­tá­til, un te­lé­fono mó­vil… Aquí la pin­tu­ra es po­co ma­té­ri­ca, no hay na­da de grue­so, só­lo fi­nas ca­pas. An­tes aña­dían co­lor a la te­la has­ta con­se­guir que el cua­dro que­da­se en­to­na­do. Aho­ra tra­ba­jan con ve­la­du­ras, lo que les per­mi­te adi­cio­nar ca­pas has­ta con­se­guir el aca­ba­do desea­do. Nos de­te­ne­mos fren­te a Re­trat de la Mu­riel (2009) que Jo­sep reali­zó me­dian­te la téc­ni­ca de la gri­sa­lla. “He­mos apren­di­do es­te pro­ce­di­mien­to de mi­rar a Ho­garth y a Rem­brandt”, se­ña­la, “pe­ro tam­bién de El Gre­co, Ca­ra­vag­gio o Ve­láz­quez, que es co­mo un li­bro abier­to”.

La téc­ni­ca per­mi­te cons­truir con la pin­tu­ra, rea­li­zar una pri­me­ra ba­se con ese tono gris pé­treo y lue­go pin­tar ca­pa so­bre ca­pa, rea­li­zan­do unas pa­sa­das de pin­cel ca­si

CO­LEC­CIÓN PAR­TI­CU­LAR CO­LEC­CIÓN PAR­TI­CU­LAR

01 Pe­re San­ti­la­ri: ‘Bo­de­gó de for­mat­ge i per­nil’, 2002 02 Jo­sep San­ti­la­ri: ‘Re­trat de la Mu­riel’, 2009

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.