Alfonso Vidal y Pla­nas

La Vanguardia - Culturas - - PORTADA -

FÉ­LIX ROMEO

“Soy un Cris­to mo­derno”, afir­ma­ba tras el triun­fo de su San­ta Isabel de Ce­res.

“Soy co­mo Je­sús”, afir­ma­ba a quie­nes lo vi­si­ta­ban en la cár­cel.

Le­jos de de­jar­se ase­si­nar pa­ra sal­va­ción de la hu­ma­ni­dad, Alfonso Vidal y Pla­nas (San­ta Co­lo­ma de Far­ners, Gi­ro­na, 1891) ase­si­nó a quien has­ta ese mis­mo ins­tan­te pa­sa­ba por ser uno de sus me­jo­res ami­gos, Luis An­tón del Ol­met: pa­ra él ha­bía tra­ba­ja­do en un pe­rió­di­co ama­ri­llo, El Par­la­men­ta­rio, y ha­bían for­ja­do con el tiem­po una só­li­da amis­tad.

Con una pis­to­la máu­ser, en el sa­lon­ci­llo del tea­tro Es­la­va de Ma­drid, el 2 de mar­zo de 1923, vier­nes, Alfonso Vidal y Pla­nas dis­pa­ró un ti­ro que en­tró en Luis An­tón del Ol­met por la axi­la iz­quier­da, si­guien­do una tra­yec­to­ria de aba­jo arri­ba y de atrás ade­lan­te que fue a pa­rar a la fo­sa ilía­ca de­re­cha de for­ma su­per­fi­cial.

Al sa­lir del sa­lon­ci­llo, con la pis­to­la humeante, el agre­sor le di­jo al ac­tor Bae­na, que lo des­ar­mó pen­san­do en un po­si­ble sui­ci­dio: “Le he ma­ta­do. Se me­tía mu­cho con­mi­go. De­cía que es­ta­ba lo­co”.

La víc­ti­ma no mu­rió en el ac­to. Mien­tras lo tras­la­da­ban en un co­che a la Ca­sa de So­co­rro, gri­ta­ba: “Ma­tad­me de una vez”.

Los mo­ti­vos fue­ron el su­pues­to boi­cot que Luis An­tón del Ol­met ha­bría or­ga­ni­za­do con­tra la nue­va obra tea­tral de Alfonso Vidal y Pla­nas y, más pro­ba­ble­men­te, a juz­gar por los gri­tos que es­cu­cha­ron quie­nes es­ta­ban en el tea­tro, por los ce­los que se ha­bían des­per­ta­do en Alfonso Vidal y Pla­nas an­te los co­que­teos que su ami­go ha­bía des­ple­ga­do con su enamo­ra­da, Ele­na, a la que ha­bía re­di­mi­do, co­mo en uno de sus de­seos evan­gé­li­cos re­cu­rren­tes, de su tra­ba­jo de pros­ti­tu­ta.

Ele­na y Alfonso se ca­sa­ron en la cár­cel, an­tes de la ce­le­bra­ción del jui­cio, por­que el abo­ga­do de­fen­sor, el tam­bién es­cri­tor Al­ber­to Va­le­ro Mar­tín, con­si­de­ró que el ma­tri­mo­nio da­ría ma­yor res­pe­ta­bi­li­dad a un es­cri­tor que ha­bía mi­li­ta­do muy ac­ti­va­men­te en la bohe­mia ham­po­na.

Fue con­de­na­do a do­ce años de cár­cel, de los que cum­plió só­lo tres, en el Pe­nal del Due­so, gra­cias a la intercesió­n de al­gu­nos ami­gos.

Alfonso Vidal y Pla­nas ha­bía es­tu­dia­do en el se­mi­na­rio y en el exi­lio ame­ri­cano, adon­de lle­gó por su mi­li­tan­cia iz­quier­dis­ta, vol­vió al seno de la fe y cur­só es­tu­dios de Me­ta­fí­si­ca en Indianápol­is. Mu­rió en Ti­jua­na, en 1965, don­de im­par­tía cla­ses de li­te­ra­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.