La actualidad bien con­ta­da. Es­tos li­bros, ba­jo el epí­gra­fe de ‘Pe­rio­dis­mo’, abor­dan cues­tio­nes de in­te­rés ge­ne­ral con es­cri­tu­ras par­ti­cu­la­res, las de sus au­to­res, que apor­tan a su co­no­ci­mien­to del te­ma sus vi­sio­nes per­so­na­les

La Vanguardia - Culturas - - PERIODISMO Y TENDENCIAS -

Ape­la­ción a fe­de­ra­lis­tas y so­be­ra­nis­tas pa­ra que en­cuen­tren lo que les une, más allá de par­ti­dis­mos. Es­ta es la pro­pues­ta des­ti­la­da en ar­tícu­los por el ac­tual con­se­ller de Cul­tu­ra Fe­rran Mas­ca­rell. En el li­bro, su au­tor se re­mon­ta al na­ci­mien­to del vie­jo ca­ta­la­nis­mo, y defiende la ne­ce­si­dad de con­so­li­dar hoy un Es­ta­do efi­cien­te, sea en una Ca­ta­lun­ya independie­nte o en una fe­de­ra­li­za­da. La pe­rio­dis­ta ar­gen­ti­na Pa­tri­ciaGa­ban­cho se afin­có en Ca­ta­lun­ya en 1976, re­cién co­men­za­da la nue­va eta­pa de­mo­crá­ti­ca. Aho­ra ha le­van­ta­do ac­ta de aquel pe­río­do (1976-78) pa­ra de­cir bien al­to que en su opi­nión los par­ti­dos (los de iz­quier­da so­bre to­do) trai­cio­na­ron la ver­da­de­ra vo­lun­tad po­pu­lar y tam­po­co su­pie­ron au­nar­se en un so­lo cla­mor in­de­pen­den­tis­ta. El li­bro cues­tio­na mitos y per­so­nas y re­vi­sa en cla­ve de­sen­ga­ña­da unos años fun­da­cio­na­les. res...) e ima­gi­na en cla­ve de gui­ñol una gran his­to­ria de amor en­tre las dos par­tes (Ca­si­llas y Pu­yol di­cién­do­se ga­la­nu­ras en un jardín noc­turno, en plan Romeo y Ju­lie­ta) “Jo crec, sin­ce­ra­ment, que la de­fen­sa de la te­le­vi­sió pú­bli­ca a Ca­ta­lun­ya és clau per a la nos­tra su­per­vi­ven­cia cul­tu­ral”, ase­gu­ra aquí Joa­quim M. Pu­yal. Otra cons­ta­ta­ción: “El pai­sat­ge au­dio­vi­sual a Ca­ta­lun­ya és ara pit­jor que als co­me­nça­ments de les emis­sions de Te­le­vi­sió de Ca­ta­lun­ya”. En un li­bro pa­no­rá­mi­co y sin­to­ni­za­do con el pre­sen­te, el ve­te­rano co­mu­ni­ca­dor ela­bo­ra to­da una teo­ré­ti­ca de la te­le­vi­sión, al hi­lo de dos preo­cu­pa­cio­nes: ¿Es útil la te­le­vi­sión al es­pec­ta- dor? ¿Y pue­de ar­ti­cu­lar­se co­mo un ver­da­de­ro ins­tru­men­to so­cial de ser­vi­cio? En tiem­pos de cri­sis, es po­si­ble se­guir dis­fru­tan­do de la gas­tro­no­mía bar­ce­lo­ne­sa si se­gui­mos las re­co­men­da­cio­nes de res­tau­ran­tes que el es­pe­cia­lis­ta en guías Al­bert Win­ter­hal­der ha ido pi­co­tean­do por to­da la ciu­dad. Su se­lec­ción quie­re ir más allá de las es­tre­llas (Mi­che­lin) pa­ra fi­jar­se en es­ta­ble­ci­mien­tos que, en la ac­tual co­yun­tu­ra, apues­tan por la ca­li­dad a pre­cios mo­de­ra­dos sin de­jar de la­do la vo­ca­ción de ori­gi­na­li­dad y sor­pre­sa. Con es­tos mim­bres, el li­bro ya va por la ter­ce­ra edi­ción. El his­to­ria­dor de la vi­da co­ti­dia­na es­pa­ño­la abor­da la lu­cha en­tre los se­xos, y pro­po­ne de for­ma di­ver­ti­da un po­si­ble ar­mis­ti­cio en­tre las par­tes. Es­la­va se re­mon­ta a Ata­puer­ca pa­ra do­cu­men­tar la evo­lu­ción del ero­tis­mo y lle­ga has­ta la re­vo­lu­ción del Won­der­bra y el cal­zon­ci­llo bó­xer, siem­pre en un tono áci­do y de­sen­fa­da­do. Nancy Johns­to­ne vi­vió en Tos­sa de Mar des­de oc­tu­bre de 1934 has­ta enero de 1939, ocu­pán­do­se con su ma­ri­do Ar­chie de lle­var una fon­da. Tus­quets ha res­ca­ta­do una cró-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.