hu­mo ami­go

La Vanguardia - Culturas - - TEMA - AN­DRÉS HIS­PANO

Con la re­cien­te prohi­bi­ción de fu­mar en es­pa­cios pú­bli­cos des­apa­re­ce al­go más que la bru­ma ma­lo­lien­te del ta­ba­co, se va pa­ra siem­pre una pues­ta en es­ce­na, una es­ce­no­gra­fía de la co­mu­nión en la que el hu­mo ha si­do el de­no­mi­na­dor co­mún en fies­tas y reunio­nes, el abri­go de tahú­res, cons­pi­ra­do­res y strip­teu­ses. No es­tán tan le­jos los tiem­pos en que se fu­ma­ba en los ci­nes, un me­dio tan­tas ve­ces re­pre­sen­ta­do a tra­vés del haz de luz que so­bre­vo­la­ba a los es­pec­ta­do­res. Sin hu­mo, la luz no de­ja ras­tro, eso lo sa­be bien la gen­te del tea­tro, que por no re­nun­ciar a él dis­po­ne de he­chi­zos me­cá­ni­cos pa­ra crear­lo. Ya los agi­ta­do­res del Ca­ba­ret Vol­tai­re echa­ban de me­nos el hu­mo de otros tiem­pos, el de ga­ri­tos mal ven­ti­la­dos en los que es­te ac­tua­ba de ele­men­to co­mún en­tre el es­ce­na­rio y los es­pec­ta­do­res. Era un pres­ti­gio re­la­ti­vo, cla­ro, pe­ro tí­pi­co, en su am­bi­güe­dad, de la era in­dus­trial. Tam­bién los pin­to­res im­pre­sio­nis­tas su­cum­bie­ron al sfu­ma­to que fá­bri­cas y lo­co­mo­to­ras pro­du­je­ron en el pai­sa­je. Le­jos que­da­ron los tiem­pos en que el hu­mo era se­ñal de sal­va­ción: cu­ra­ba los ali­men­tos, ben­de­cía igle­sias y se­ña­la­ba un ho­gar en el bos­que. Pa­ra no­so­tros, el hu­mo re­pre­sen­ta el ex­cre­men­to del pro­gre­so. Na­da bueno echa hu­mo y na­da re­pre­sen­ta me­jor la in­sa­lu­bri­dad. Ni ras­tro de la mi­le­na­ria fas­ci­na­ción que sus evo­lu­cio­nes han des­per­ta­do. Pen­sar mi­ran­do el hu­mo, per­der­se en uno mis­mo, era un ejer­ci­cio tan co­mún y tan só­li­do en el ima­gi­na­rio que los có­mics re­pre­sen­tan así los pen­sa­mien­tos, en nu­bes flo­tan­tes. En el hu­mo he­mos su­pues­to que vi­ven ideas, fan­tas­mas, al­mas, mias­mas, mal­hu­mo­res y ten­ta­cio­nes. Su ico­no­gra­fía con­ti­núa vi­va, aun­que ame­na­za­da por una de­mo­ni­za­ción im­pa­ra­ble. La era de la trans­pa­ren­cia cuen­ta tam­bién con sus víc­ti­mas co­la­te­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.