Dos nue­vas vo­ces afri­ca­nas

La Vanguardia - Culturas - - EN DIRECTO -

Sop­hia Cha­raï na­ció enCa­sa­blan­ca, en el seno de una fa­mi­lia bur­gue­sa y cul­ti­va­da. Por eso cuan­do pro­pu­so ir a París a es­tu­diar ar­qui­tec­tu­ra no hu­bo nin­gu­na objeción. Lo­gra di­plo­mar­se pe­ro pron­to se de­di­ca a can­tar jazz. Su ca­rre­ra se en­cau­za gra­cias a su ma­ri­do, Mat­hias Du­plessy, mul­tins­tru­men­tis­ta, com­po­si­tor y pro­duc­tor con un cu­rrícu­lo que abar­ca ban­das so­no­ras, tea­tro, dan­za, fla­men­co, mú­si­ca afri­ca­na, fa­do, can­to dia­tó­ni­co y el ci­ne­de Bolly­wood. To­does­te ba­ga­je lo han pues­to al ser­vi­ció del sor­pren­den­te Pi­chu, que pre­sen­ta­rán en el MMVV. Se­gún ex­pli­ca Sop­hia Cha­raï, “es un ál­bum via­je­ro que re­cons­tru­ye la ru­ta de los gi­ta­nos des­de la In­dia has­ta An­da­lu­cía y Ma­rrue­cos, ex­pli­can­do mis re­en­cuen­tros con to­das las mú­si­cas que amo. Las can­cio­nes son pe­que­ñas his­to­rias en for­ma de ar­gu­men­tos ins­pi­ra­dos por el ci­ne”. En­tre ellos Emir Kus­tu­ri­ca. “La mú­si­ca de los Bal­ca­nes me en­can­ta –afir­ma–, ya que es por­ta­do­ra de una gran ener­gía que sim­bo­li­za la li­ber­tad de los pue­blos mi­gra­to­rios y tam­bién esa fuer­za que ge­ne­ra el de­ses­pe­ro, cu­yo fuer­te ins­tin­to de su­per­vi­ven­cia tie­ne ten­den­cia a des­apa­re­cer en­tre no­so­tros, los se­den­ta­rios”. El fla­men­co tam­bién la fas­ci­na. “Vi­ví una tem­po­ra­da en el Al­bai­cín gra­na­dino –ex­pli­ca–, don­de es­cu­cha­ba to­da la no­che a los gui­ta­rris­tas en el ta­blao. Es ló­gi­co pues que el te­ma Ha­bi­ba sea una so­leá por bu­le­ría im­bri­ca­da con un rit­mo 6/8 ma­rro­quí. Es­te es el pro­pó­si­to má­xi­mo de nues­tro tra­ba­jo: re­des­cu­brir los rit­mos ha­cién­do­los so­nar de una ma­ne­ra nue­va”. Cuan­do se leha­bla de Fai­ruz, Na­ta­cha Atlas o Ami­na, rehú­ye las com­pa­ra­cio­nes. “Me gus­tan sus vo­ces pe­ro no me re­co­noz­co en ellas. Me sien­to más pró­xi­ma a As­mahan, Lha­sa de Se­la, Iness Me­zel o Hin­di Zah­ra. Al igual que ellas es­toy li­ga­da a mis raí­ces y a la vez abier­ta al mun­do. Aho­ra exis­te en Ma­rrue­cos la nay­da (el re­le­vo), un mo­vi­mien­to muy crea­ti­vo pa­re­ci­do a la mo­vi­da, en el que los jó­ve­nes se han li­be­ra­do de los ta­búes y en el que la len­gua be­re­ber (da­ri­ja), y no el ára­be li­te­ra­rio, se mez­cla sin com­ple­jos con fran­cés e in­glés enuna­nue­vaes­ce­na­muy­pro­me­te­do­ra”.

Otra es­ce­na en ple­na ebu­lli­ción es la de la mú­si­ca tua­reg. El de­no­mi­na­do blues del de­sier­to tie­ne una nue­va voz. Se tra­ta de Oma­ra Moc­tar, alias Bom­bino, can­tau­tor y gui­ta­rris­ta que ven­drá a Vic a pre­sen­tar Aga­dez, dis­co cu­yo tí­tu­lo ha­ce re­fe­ren­cia a la ciu­dad ni­ge­ri­na de la que pro­ce­de. Na­ci­do en 1980, en una fa­mi­lia de pas­to­res nó­ma­das, pron­to su­po lo que era la tra­ge­dia de la guerra. Vi­vió su ado­les­cen­cia en un cam­pa­men­to de re­fu­gia­dos en Ar­ge­lia. Allí des­cu­brió a Ali Far­ka Tou­re y Ji­mi Hen­drix, apren­dien­do a to­car blues y rock pa­ra in­te­grar­lo en la mú­si­ca tra­di­cio­nal con la que cre­ció. Su pri­mer dis­co, Agam­gam (2004), lo gra­ba en el de­sier­to del Te­ne­ré. Dos años des­pués via­ja aCa­li­for­nia con el gru­po Ti­dawt, don­de lle­ga a to­car con Char­lie Watts y Keith Ri­chards. Tam­bién el pres­ti­gio­so se­llo Su­bli­me Fre­quen­cies edi­ta­rá su mú­si­ca en el ál­bum Gui­tars from Aga­dez Vol. 2, acre­di­ta­do a Group Bom­bino.

De re­gre­so a su país, otra re­vuel­ta tua­reg des­en­ca­de­na de nue­vo la re­pre­sión y el exi­lio, es­tá vez en Bur­ki­na Fa­so. Has­ta que en enero del 2010 pue­de re­gre­sar a Aga­dez don­de, con la ben­di­ción del Sul­tán, ce­le­bra un con­cier­to an­te la Gran Mez­qui­ta pa­ra ce­le­brar el fi­nal de la guerra. Un ex­trac­to, que se pue­de ver en You­Tu­be, sir­ve pa­ra ha­cer­se una idea de la in­ten­si­dad que pue­de al­can­zar su mú­si­ca en di­rec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.