Du­das y pre­gun­tas

Fir­ma in­vi­ta­da Es­ta­mos, tam­bién en el ar­te, en un cam­bio de épo­ca, y lo que hoy pa­re­ce nue­vo pron­to se­rá vis­to co­mo una pre­sen­cia fue­ra de épo­ca

La Vanguardia - Culturas - - EXPUESTO - JOAN-PE­RE VI­LA­DE­CANS

El ar­tis­ta no só­lo vi­ve su vi­da per­so­nal y su obra co­mo in­di­vi­duo, sino que, no pue­de, ni es, ajeno a su épo­ca ni a sus coe­tá­neos. Por lo que es ló­gi­co que el crea­dor com­pro­me­ti­do con su tiem­po, an­te la pa­no­rá­mi­ca ac­tual, se pon­ga a ca­vi­lar. La re­fle­xión pue­de ser po­lié­dri­ca pe­ro no es­ca­pa a pre­gun­tar­se a si mis­mo si lo que ha­ce tie­ne un sen­ti­do con­tem­po­rá­neo. Vá­li­do, pa­ra en­ten­der­nos. Vi­gen­te. Una ma­nu­fac­tu­ra ar­te­sa­nal al ser­vi­cio de un pen­sa­mien­to. Las nue­vas tec­no­lo­gías, los nue­vos sis­te­mas de co­mu­ni­ca­ción y re­pro­duc­ción ac­tua­les su­po­nen una rup­tu­ra abis­mal con lo que, has­ta aho­ra, ha su­pues­to una ma­ne­ra de con­ce­bir, en­ten­der y so­bre to­do prac­ti­car el ar­te. Una grie­ta pro­fun­da, sin nin­gu­na du­da. Pre­gun­tas y más pre­gun­tas: ¿las no­ve­da­des tec­no­ló­gi­cas pro­vo­ca­rán un cam­bio en la ma­ne­ra de prac­ti­car el ar­te? ¿Con­di­cio­na­rán el con­cep­to del ar­tis­ta? ¿Se­rán só­lo una he­rra­mien­ta di­fe­ren­te?

¿Es po­si­ble que se in­te­rrum­pa una tra­di­ción fun­da­men­tal­men­te ba­sa­da en la ma­nua­li­dad y por lo tan­to en la obra úni­ca, que va de Al­ta­mi­ra has­ta nues­tros días? El va­lor ob­je­tual del ar­te per­de­ría pre­di­ca­men­to y con el la ges­tua­li­dad, el im­pul­so, el trán­si­to pul­sá­til, el tra­zo úni­co irre­pro­du­ci­ble… Las nue­vas tec­no­lo­gías plan­tean re­tos, nue­vas ac­ti­tu­des y enor­mes per­ple­ji­da­des. Tan­tas que in­clu­so es po­si­ble que nos ten­ga­mos que re­pen­sar el te­ma del uso y la fun­ción de la obra de ar­te. Y su di­vul­ga­ción. Pue­de que pron­to ocu­rra que la pin­tu­ra, por ejem­plo, pa­se a ser de un ob­je­to que so­por­ta una ima­gen a una ima­gen sin so­por­te. Vean si no las re­so­lu­cio­nes es­té­ti­cas de los vi­deo- jue­gos, de la reali­dad vir­tual, las fa­ci­li­da­des del IPAD, de las obras crea­das con or­de­na­dor… Hoy por hoy las aven­tu­ras tec­no­ló­gi­cas pa­re­cen in­fi­ni­tas. Y ade­más aca­ba­das de es­tre­nar. En un mo­men­to con­cre­to de la His­to­ria los prac­ti­can­tes de la, di­ga­mos, pin­tu­ra tra­di­cio­nal de­bie­ron sen­tir al­go así cuan­do irrum­pió el ar­te abstracto. Un cam­bio. Me­jor di­cho: una evo­lu­ción, un re­to. A fin de cuen­tas to­da la His­to­ria del Ar­te es un en­ca­de­na­do de nue­vas apor­ta­cio­nes, pe­ro téc­ni­ca­men­te no de­ma­sia­das. Aquí lo que real­men­te se plan­tea es una rup­tu­ra con el so­por­te y el po­si­ble pre­do­mi­nio de la má­qui­na so­bre la mano del ar­tis­ta. La tec­no­lo­gía co­mo he­rra­mien­ta. ¿Có­mo he­rra­mien­ta o co­mo un fin en si mis­ma? Ahí es­tán las in­te­rro­ga­cio­nes: ¿pue­de la crea­ción tec­no­ló­gi­ca desa­rro­llar emo­cio­nes pa­re­ci­das a las de la pin­tu­ra y la es­cul­tu­ra? Uno ve a ni­ños y ado­les­cen­tes an­te el or­de­na­dor, en una ex­po­si­ción in­ter­ac­ti­va, o uti­li­zan­do el Pho­tos­hop, y le en­tran se­rias du­das de có­mo se pre­sen­ta el ar­te del fu­tu­ro. De he­cho, gran­des ar­tis­tas han uti­li­za­do el ví­deo co­mo vehícu­lo de ex­pre­sión, y el IPAD y la re­pro­duc­ción di­gi­tal. Es­ta­mos, y en ar­te tam­bién, en un cam­bio de épo­ca, y lo quehoy pa­re­ce nue­vo, pron­to se­rá vis­to co­mo una pre­sen­cia fue­ra de épo­ca ¿Tal cual? No, la au­to­ría crea­ti­va es­ta­rá en la idea, el pen­sa­mien­to, la ca­pa­ci­dad de emo­cio­nar, pe­ro no en la re­pro­duc­ción. El ar­te y la crea­ción con­ti­nua­rán con su eter­na vo­lun­tad de ex­pre­sión; aho­ra bien, su rea­li­za­ción fi­nal y su pro­ce­so pue­den ser obra de un equi­po de téc­ni­cos. Mo­ti­vos pa­ra re­fle­xio­nar so­bre el te­ma no nos van a fal­tar. Ni las du­das. Ni las pre­gun­tas.

FO­TO: K ASIF / IN­DIA TO­DAY GROUP / GETTY

Ex­po­si­ción de ar­te di­gi­tal en Nue­va Del­hi el pa­sa­do enero

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.