Car­tel de ar­tis­ta

Pa­ra el pin­tor cons­cien­te, es­tas so­li­ci­tu­des son re­con­for­tan­tes: se sien­te in­te­gra­do en la so­cie­dad, útil, y su obra se ve­rá con pro­fu­sión

La Vanguardia - Culturas - - EXPUESTO - JOAN-PE­RE VILADECANS

La in­cor­po­ra­ción del ar­tis­ta, o más exac­ta­men­te del pin­tor, al car­te­lis­moes re­la­ti­va­men­te re­cien­te. Tan­to es así que, el car­te­lis­mo se con­so­li­da co­mo un gé­ne­ro en si mis­mo, con unas ca­rac­te­rís­ti­cas, una per­so­na­li­dad y unas fun­cio­nes pro­pias, a me­dia­dos del si­glo XX. Y de al­gu­na ma­ne­ra se agre­ga al queha­cer del pin­tor co­mo al­go pa­re­ci­do a la obra grá­fi­ca, nu­me­ra­da y se­ria­da, pe­ro con unas ca­rac­te­rís­ti­cas me­nos au­tó­no­mas, y li­ge­ra­men­te más sim­ples en las sin­gu­la­ri­da­des téc­ni­cas. Un­car­tel es un ori­gi­nal rea­li­za­do pa­ra ser re­pro­du­ci­do y con un le­ma a re­pre­sen­tar. Es de­cir: es una ima­gen que anun­cia al­go. Y a es­te al­go se de­be. Es ca­si im­pres­cin­di­ble que el pin­tor ten­ga co­no­ci­mien­to del pro­ce­so de re­pro­duc­ción y de im­pre­sión. Y del fun­cio­na­mien­to de las má­qui­nas es­tam­pa­do­ras. De es­te mo­do sa­be los co­lo­res, las for­mas y las lí­neas que dan me­jor re­sul­ta­do a la ho­ra del ti­ra­je. Del ori­gi­nal al fi­nal ya im­pre­so siem­pre hay va­rian­tes, más o me­nos im­por­tan­tes, que es ne­ce­sa­rio pre­ver en la ges­ta­ción ini­cial. Si un color es irre­pro­du­ci­ble con­vie­ne des­car­tar­lo. Y al re­vés.

Un car­tel ri­gu­ro­so siem­pre res­pon­de­rá a un pro­ce­so de sín­te­sis. Aun in­ten­to de co­mu­ni­ca­rel má­xi­mo­co­nel mí­ni­mo. El car­te­lis­moar­tís­ti­co ge­ne­ral­men­te res­pon­de a de­man­das de muy di­ver­sa ín­do­le pe­ro, siem­pre con un tin­te cul­tu­ral, so­cial, ciu­da­dano. En el tar­do­fran­quis­mo los pin­to­res rea­li­za­ron mu­chos car­te­les reivin­di­ca­ti­vos, al­gu­nos, ade­más, se acom­pa­ña­ban de una edi­ción li­mi­ta­da con el fin de re­cau­dar fon­dos pa­ra cau­sas clan­des­ti­nas. Pa­ra el ar­tis­ta la con­fec­ción de un car­tel su­po­ne una di- vul­ga­ción ma­si­va de su obra y un plan­tea­mien­to con­cep­tual di­fe­ren­te a la obra au­tó­no­ma y úni­ca. Un car­tel de­be lla­mar la aten­ción, ha de ser atrac­ti­vo e in­ci­tan­te. ¿Se trai­cio­na el ar­tis­ta an­te es­te ti­po de pe­ti­cio­nes? Al con­tra­rio, le su­po­ne un re­to, él se ex­pre­sa con su pro­pio len­gua­je, pe­ro lo po­ne al ser­vi­cio de una idea que no se ha­bría plan­tea­do en su tra­ba­jo co­ti­diano. Es un desafío, por­que ade­más se con­tras­ta­rá con obras de pro­fe­sio­na­les del gra­fis­mo, el di­se­ño…

¿Un gran pin­tor es un buen car­te­lis­ta? No ne­ce­sa­ria­men­te, hay len­gua­jes ex­pre­si­vos más pro­pi­cios que otros. Ar­tis­tas me­nos adap­ta­bles. Y al­gu­nos más su­ti­les que ro­tun­dos. Un car­tel de­be­ría ser un pu­ñe­ta­zo a la na­riz del es­pec­ta­dor. Lo que ocu­rre es que, cuan­do se de­man­da un car­tel a un pin­tor pa­ra un acon­te­ci­mien­to sin­gu­lar, se mi­ra más el pres­ti­gio, el nom­bre y la con­so­li­da­ción ar­tís­ti­ca que su crea­ti­vi­dad co­mo car­te­lis­ta. Es na­tu­ral: se tra­ta de una par­ti­ci­pa­ción pun­tual pa­ra un su­ce­so ex­cep­cio­nal. Pa­ra el pin­tor cons­cien­te, es­tas so­li­ci­tu­des son re­con­for­tan­tes. Se sien­te útil, in­te­gra­do en la so­cie­dad y su obra se mi­ra­rá con pro­fu­sión. Ade­más el pla­zo de en­tre­ga, que siem­pre lo hay, re­sul­ta es­ti­mu­lan­te; al­go pa­re­ci­do al vér­ti­go crea­ti­vo. Y una in­cóg­ni­ta dis­tin­ta a la de ha­cer una ex­po­si­ción. Su tra­ba­jo se con­tem­pla­rá con los ojos de ciu­da­da­nos de muy­di­fe­ren­tes sen­si­bi­li­da­des. Su len­gua­je se in­te­gra­rá en el es­pa­cio pú­bli­co y se­rá efí­me­ro; lo cual no de­ja de ser atrac­ti­vo. Uso, dis­fru­te y fi­nal. El car­te­lis­mo, des­de un pun­to de vis­ta his­tó­ri­co, ar­tís­ti­co y com­pi­la­to­rio, go­za de gran con­si­de­ra­ción. No po­dría ser de otra ma­ne­ra.

MARC ARIAS

Presentaci­ón por Joan Font­cu­ber­ta del car­tel de las Fes­tes de la Mer­cè 2013

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.