Crea­do­res de in­fier­nos

¿Por qué Bu­ñuel no me­re­ce el re­co­no­ci­mien­to de ser un au­tor que pro­fe­ti­zó el mun­do de hoy?

La Vanguardia - Culturas - - PANTALLAS - JOR­DI BALLÓ

Uno de los ar­gu­men­tos esen­cia­les de la na­rra­ti­va fíl­mi­ca y te­le­vi­si­va actual es la emer­gen­cia de un mun­do in­fer­nal que vi­ve en­tre no­so­tros y que ya no nos aban­do­na. Sin ese prin­ci­pio he­re­da­do del uni­ver­so de Or­feo, no exis­ti­ría la fér­til se­ria­li­dad con­tem­po­rá­nea que ya no bus­ca nin­gún pa­raí­so y en­ca­de­na mun­dos si­nies­tros ba­sa­dos en la sos­pe­cha, el ase­si­na­to y la cons­pi­ra­ción. Es por esa con­cien­cia que los autores que pre­di­je­ron y cul­ti­va­ron es­ta idea del mun­do ab­sur­do y cruel que nos ro­dea me­re­cen aho­ra más re­co­no­ci­mien­to que nun­ca. Pa­so­li­ni es un ca­so ejem­plar: su obra, y par­ti­cu­lar­men­te Sa­ló, es ci­ta­da y pre­sen­ta­da cons­tan­te­men­te co­mo re­fe­ren­cia en las más di­ver­sas ma­ni­fes­ta­cio­nes del ar­te con­tem­po­rá­neo. Es­ta acep­ta­ción se ex­tien­de a los di­rec­to­res vi­vos que cul­ti­van es­ta mis­ma idea del in­fierno que su­be, y ahí es­tá el va­lor que concedemos al ci­ne de Da­vid Lynch, al de Mi­chael Ha­ne­ke y a la re­va­lo­ri­za­ción ca­da vez más ex­ten­di­da de con­si­de­rar el fil­me pós­tu­mo de Ku­brick Eyes wi­de shut co­mo uno de los me­jo­res ymás lú­ci­dos re­tra­tos del in­fierno ur­bano.

Pe­ro ¿y Bu­ñuel? Si hay un di­rec­tor que ex­pre­só a tra­vés de sus fil­mes es­ta cons­tan­te ex­tra­ñe­za de un mun­do atra­pa­do por una des-

Bu­ñuel fil­mó an­tes que na­die es­ta ex­tra­ñe­za de un mun­do atra­pa­do por la des­com­po­si­ción in­ape­la­ble

Bu­ñuel La hi­po­cre­sía y la im­po­ten­cia del gru­po en ‘El discreto en­can­to de la bur­gue­sía’

Lynch La ha­bi­ta­ción ro­ja de ‘Twin Peaks’ co­mo sím­bo­lo de un uni­ver­so cons­pi­ra­ti­vo

Pa­so­li­ni La vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal con­tra los jó­ve­nes de ‘Sa­ló’, en un in­fierno ex­tre­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.