La na­rra­ti­va de los ‘si­lent days’

La Vanguardia - Culturas - - ESCRITURAS - PE­RE GUIXÀ

La re­la­ción en­tre el ci­ne y la li­te­ra­tu­ra ca­ta­la­na se ha es­tu­dia­do tan so­lo de ma­ne­ra uni­di­rec­cio­nal, a par­tir de la in­fluen­cia na­rra­ti­va en la pan­ta­lla. Es­te li­bro ha­ce el ca­mino in­ver­so. Los cua­tro es­cri­to­res de los que se ocu­pa cri­ti­ca­ron, en va­rios ar­tícu­los, que el ci­ne se ofre­cie­ra co­mo úni­ca pro­pues­ta cul­tu­ral en mu­chas po­bla­cio­nes, y re­pro­cha­ron tam­bién que el tea­tro se re­sin­tie­ra de es­te nue­vo en­tre­te­ni­mien­to, que po­co apor­ta­ba a la cul­tu­ra. Pe­ro en cier­to mo­men­to vie­ron la luz, y se die­ron cuen­ta de que el ci­ne trans­for­ma­ba la ma­ne­ra de ver la reali­dad y que crea­ba un nue­vo rit­mo vi­tal. Y que su obra li­te­ra­ria no po­día ig­no­rar eso.

Ale­xan­dre Pla­na, en El mi­rall ima­gi­na­ri (1925), una na­rra­ción bas­tan­te des­co­no­ci­da, se vol­có to­tal­men­te a adap­tar con pa­la­bras el “sue­ño or­de­na­do” de la pan­ta­lla. Jo­sep Pla, dis­cí­pu­lo de Pla­na, no se que­dó atrás e in­tro­du­jo el len­gua­je del ci­ne en su obra ini­cial, co­mo el li­bro Co­ses vis­tes ( 1925), he­cho na­rra­to­ló­gi­co no es­tu­dia­do to­da­vía. La ex­plo­ra­ción de la no­ve­la Fanny (1929), de Car­les Sol­de­vi­la, gran di­fu­sor del ci­ne en Ca­ta­lun­ya, es el más sor­pren­den­te. Ve­mos una lec­tu­ra re­no­va­da del li­bro, en el que la voz in­te­rior de la pro­ta­go­nis­ta se si­túa en un es­pa­cio li­mí­tro­fe exac­to en­tre ci­ne y pa­la­bra. Fran­cesc Tra­bal rin­dió ho­me­na­je so­bre to­do a Quo Va­dis, Sán­chez? (1931), a Bus­ter Kea­ton y el slaps­tick.

Es­te li­bro tra­ta de aque­llos li­bros es­cri­tos des­de la van­guar­dia (Brossa, Foix, Pa­lau…), en los que la im­preg­na­ción fíl­mi­ca es im­plí­ci­ta. Y sur­ge co­mo res­pues­ta de un ar­tícu­lo de Es­te­ve Riam­bau: Cró­ni­ca de un des­en­cuen­tro: la li­te­ra­tu­ra ca­ta­la­na y el ci­ne (2002).

Es im­po­si­ble es­cri­bir hoy sin la in­fluen­cia del ci­ne y de los au­dio­vi­sua­les. El si­glo XX na­rra­ti­vo no se en­tien­de sin los mo­vie­goers; in­clu­so los autores lla­ma­dos li­te­ra­rios acu­san sin que­rer

El li­bro es­cru­ta los pri­me­ros tex­tos en que la li­te­ra­tu­ra ca­ta­la­na fue permea­ble en la pan­ta­lla

es­te in­flu­jo. El li­bro es­cru­ta los pri­me­ros tex­tos en que la li­te­ra­tu­ra ca­ta­la­na fue permea­ble en la pan­ta­lla. Qui­zás se echa de me­nos la com­pa­ra­ción con otras na­rra­cio­nes que pre­ce­die­ron el ci­ne, y a ve­ces pa­re­ce que se po­drían en­con­trar ras­tros ci­ne­ma­to­grá­fi­cos en cual­quier tex­to pro­pues­to. La de­mos­tra­ción so­bre los autores es­co­gi­dos es, sin em­bar­go, irre­fu­ta­ble, re­ve­la­do­ra. Un li­bro con­vin­cen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.