Ami­ga ha­da, ami­go fresno

La Vanguardia - Culturas - - ESCRITURAS - PE­RE GUI­XÀ

En una car­ta de 1906 en­tre E.F. Ben­son y M.R. Ja­mes, gran­des es­cri­to­res de ghost stories del cam­bio de si­glo, el pri­me­ro de­cía: “Nos pa­sa­mos los días bus­can­do bue­nas tra­mas pa­ra nues­tras his­to­rias, que­rien­do en­con­trar las me­jo­res si­tua­cio­nes y efec­tos, for­zan­do el sal­to a una me­jor ca­li­dad de lo fan­tás­ti­co… pe­ro en el día a día, ¿he­mos vis­to al­gu­na vez que pa­se al­go anó­ma­lo?”.

Lo­ve­craft lo ex­pli­ca­ba de otro mo­do, años más tar­de. De­cía que na­da co­mo el es­cri­tor con los pies en el sue­lo pa­ra plas­mar el pa­vor de una in­tro­mi­sión de lo anó­ma­lo. No re­cuer­do si men­cio­na­ba a Ben­son o Ja­mes en­tre es­tos, pe­ro el ca­so es que el ra­zo­na­mien­to los in­clu­ye. El tex­to se es­cri­bía en aquel mo­men­to en que el te­rror, lo so­bre­na-

El li­bro po­dría te­ner dos­cien­tas pá­gi­nas más y no im­por­ta­ría; to­do mar­cha im­pul­sa­do por in­ven­ti­va sin em­pa­chos

tu­ral, em­pie­za a en­con­trar aco­mo­do en es­pa­cios co­no­ci­dos por el lec­tor, y se ha­ce ca­da vez más psi­co­ló­gi­co. En mu­chas an­to­lo­gías de Val- demar, de Si­rue­la, de Laer­tes en ca­ta­lán, se no­ta es­ta di­fe­ren­cia cro­no­ló­gi­ca a la per­fec­ción, y no apa­re­cen ya au­to­res que op­tan di­rec­ta­men­te por lo ma­ra­vi­llo­so, por la fan­ta­sía, que por lo de­más en­cuen­tran hoy un gran es­pa­cio en la li­te­ra­tu­ra ju­ve­nil.

En­tre es­tos úl­ti­mos es­cri­to­res, la obra del es­co­cés Geor­ge Ma­cDo­nald (1824-1905) es cla­ve. El he­cho fan­tás­ti­co ac­túa por acu­mu­la­ción ima­gi­na­ti­va, sin ten­sión al­gu­na con el pa­ra­dig­ma cien­tí­fi­co. El lec­tor lo acep­ta to­do con ma­ra­vi­lla, co­mo pu­ra fu­ga, con al­gún da­to ale­gó­ri­co más o me­nos vi­si­ble. El cuen­to de ha­das fol­kló­ri­co es su

GETTY IMA­GES

Geor­ge Ma­cdo­nald

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.