De quién es es­te cuer­po

Lola La­fon es­cri­be una cró­ni­ca fic­cio­na­da que lle­na los si­len­cios de la his­to­ria de Na­dia Co­ma­ne­ci, la gim­nas­ta que ob­tu­vo en 1976 el primer diez de la his­to­ria olím­pi­ca. Un­ví­vi­do re­tra­to de la Ru­ma­nia de los ochen­ta

La Vanguardia - Culturas - - Unbalance de premios - JOR­DI AMAT

La pri­me­ra es­ce­na que re­cons­tru­ye es­ta no­ve­la dis­fra­za­da de he­te­ro­do­xa investigac­ión bio­grá­fi­ca des­cri­be un ins­tan­te muy con­cre­to. Olim­pia­das de Mon­treal de 1976. La gim­nas­ta ru­ma­na Na­dia Co­ma­ne­ci –tie­ne 14 años, pe­sa 40 ki­los– aca­ba de ter­mi­nar su ejer­ci­cio en la ba­rra de equi­li­brios. Se su­ce­den unos se­gun­dos de ten­so des­con­cier­to. El mar­ca­dor Lon­gi­nes no es­tá pre­pa­ra­do pa­ra re­pro­du­cir la no­ta que los jue­ces le han con­ce­di­do por una­ni­mi­dad: un 10. Ha si­do tan per­fec­to que ha des­ba­ra­ta­do la tec­no­lo­gía. “La ni­ña ha he­cho sal­tar el or­de­na­dor por los ai­res”. Aun­que yo te­nía una idea va­ga de la ac­tua­ción de Co­ma­ne­ci, nun­ca

En esa ci­vi­li­za­ción en­fer­ma sur­gió un án­gel lai­co ves­ti­do con un mai­llot blan­co: Na­dia Co­ma­ne­ci

ha­bía vis­to ese mi­nu­to yme­dio. Re­co­rro a YouTu­be. Es pro­di­gio­so. Tan bri­llan­te como el ta­len­to de es­ta escritora al­ter­na­ti­va pa­ra con­ver­tir en un len­gua­je de al­ta pre­ci­sión lí­ri­ca los mo­vi­mien­tos de esa ni­ña cu­yo ca­lla­do en­can­to fas­ci­nó a me­dio mun­do. “La ni­ña se echa la gra­ve­dad por en­ci­ma del hom­bro, su cuer­po se ha­ce un lu­gar en la at­mós­fe­ra pa­ra acu­rru­car­se en él”. Se­rá la re­fle­xión so­bre el cuer-

GETTY

Na­dia Co­ma­ne­ci en un ejer­ci­cio de los Jue­gos Olím­pi­cos de fi­na­les de los se­ten­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.