Mag­ni­ci­dio frus­tra­do

La Vanguardia - Culturas - - Libro|s - JOR­DI AMAT

“Se rea­li­zan ac­ti­vas ges­tio­nes en ave­ri­gua­ción de quie­nes pue­dan ser los au­to­res”. Con es­ta fra­se con­cluía un ano­dino bre­ve que La­Van­guar­dia pu­bli­có el 21 de agos­to de 1962 en pá­gi­na par. La fuen­te de la no­ti­cia era la agen­cia Ci­fra y des­cri­bía un su­ce­so ocu­rri­do la no­che del 19: un ar­te­fac­to ha­bía ex­plo­ta­do en un des­cam­pa­do en San Sebastián. Los da­ños, se­gún pa­re­ce, fue­ron es­ca­sos. Ro­tu­ra de cris­ta­les de ca­sas par­ti­cu­la­res y en un no­vi­cia­do de mon­jas. ¿Quién, apar­te de con­ta­das per­so­nas con in­for­ma­ción con­fi­den­cial, su­po co­nec­tar aque­llas apre­ta­das 12 lí­neas con la no­ti­cia a dos co­lum­nas que abría la pá­gi­na an­te­rior? “Su Ex­ce­len­cia el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.