In­co­rre­gi­ble Kings­ley

La Vanguardia - Culturas - - LIBRO|S -

Un ar­tícu­lo re­cien­te de El Es­ta­do Men­tal ti­tu­la­do “¿Qué fue de Mar­tin Amis?” re­co­gía esa desa­zón ge­ne­ra­cio­nal que mu­chos sien­ten con el que (creen) de­be­ría ha­ber se­gui­do sien­do su es­cri­tor. Quie­nes pien­san que el Amis Jr. no ha pu­bli­ca­do una fic­ción de­cen­te des­de Pe­rro ca­lle­je­ro (2003) y ade­más se de­ses­pe­ran con sus ca­da vez más alar­man­tes opi­nio­nes po­lí­ti­cas, so­bre el is­lam, Ausch­witz, la vio­len­cia se­xual –como fan­ta­sía fe­me­ni­na– o lo que se ter­cie, sin em­bar­go no tie­nen pro­ble­mas en aplau­dir a Amis Sr., que sí era a las cla­ras mi­só­gino, eli­tis­ta y un pun­ti­to ra­cis­ta. Kings­ley es pa­ra mu­chos lec­to­res ese irre­sis­ti­ble tío abue­lo cas­ca­rra­bias y dip­só­mano. La edi­to­rial Mal­pa­so se en­car­gó de esa úl­ti­ma ver­tien­te cuan­do pu­bli­có ha­ce unos me­ses el li­bro de en­sa­yos Sobrebeber y aho­ra Im­pe­di­men­ta edi­ta un im­po­nen­te vo­lu­men con sus cuen­tos com­ple­tos, que abren ve­tas po­co co­no­ci­das del au­tor de Lucky Jim. Hay tra­zos de la In­gla­te­rra prehe­do­nis­ta que vi­mos en esa fan­tás­ti­ca no­ve­la –y que re­su­mió su ami­go Phi­lip Lar­kin con su fa­mo­so ver­so so­bre el ac­to se­xual, que no al­can­zó las is­las has­ta 1963– pe­ro tam­bién una se­rie de cu­rio­sos ex­pe­ri­men­tos de gé­ne­ro, como cuan­do el au­tor se po­ne en la piel del dr. Wat­son, cuan­do re­crea la his­to­ria de amor de los poe­tas Robert y Eli­za­beth Ba­rrett Brow­ning o en los tres re­la­tos que in­ven­tan el gé­ne­ro de la ciencia fic­ción vi­ti­vi­ní­co­la (y clau­su­ran, nos te­me­mos). Y, por su­pues­to, Kings­ley sien­do Kings­ley, quien bus­que un cuen­to de­di­ca­do a pi­so­tear a los tra­ba­ja­do­res so­cia­les, lo en­con­tra­rá.

BRYN COL­TON / GETTY IMAGES

El no­ve­lis­ta in­glés Kings­ley Amis Kings­ley Amis Cuen­tos com­ple­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.