Los es­tí­mu­los de la na­rra­ción

Luis Goytisolo es­cri­be una obra ori­gi­nal ba­sa­da en las di­men­sio­nes oní­ri­cas que sub­ya­cen en los sue­ños y en sus obras an­te­rio­res. Y re­fle­xio­na so­bre las cla­ves de la es­truc­tu­ra de su pro­pia obra

La Vanguardia - Culturas - - LIBRO|S - J.A. MASOLIVER RÓ­DE­NAS La pa­ter­ni­dad in­cier­ta

La bio­gra­fía de Luis Goytisolo (Bar­ce­lo­na, 1935) es­tá mar­ca­da por dos he­chos que in­ci­den de­ci­di­da­men­te en su es­cri­tu­ra: la muer­te de su ma­dre, Ju­lia, en un bom­bar­deo en 1938 por par­te de la avia­ción fran­quis­ta y su en­cie­rro en Carabanche­l por sus ac­ti­vi­da­des po­lí­ti­cas con­tra la dic­ta­du­ra del ge­ne­ral Fran­co. La muer­te de la ma­dre no apa­re­ce de una for­ma vi­si­ble como sí lo hi­zo en sus her­ma­nos Jo­sé Agus­tín (es­pe­cial­men­te en El re­torno) y Juan. Luis su­frió su con­di­ción de huér­fano pe­ro no guar­da de ella nin­gún re­cuer­do. Sin em­bar­go, la re­cu­pe­ra a tra­vés del sub­cons­cien­te y de los sue­ños, tan de­ter­mi­nan­tes en to­da su obra. Por otro la­do, en la cár­cel na­ció la idea de una de las no­ve­las más am­bi­cio­sas de nues­tra li­te­ra­tu­ra con­tem­po­rá­nea, An­ta­go­nía.

Cuan­do Jor­ge He­rral­de le pro­po­ne re­edi­tar Las afue­ras, la re­lec­tu­ra le re­ve­la una se­rie de cla­ves que has­ta en­ton­ces le ha­bían pa­sa­do des­aper­ci­bi­das y que le lle­van a re­leer to­da su obra. En­tre las apor­ta­cio­nes más ra­di­ca­les de An­ta­go­nía, no­ve­la to­ta­li­za­do­ra como lo pue­de ser el Uli­ses de Joy­ce, es­tán pre­ci­sa­men­te la di­men­sión oní­ri­ca y las re­fle­xio­nes so­bre la es­truc­tu­ra na­rra­ti­va, guia­do por una lú­ci­da y ace­ra­da ca­pa­ci­dad ana­lí­ti­ca. Pues bien,el­deSa­nLuis(por­que­lo­so­ñó un 21 de ju­nio) es una va­rian­te de un sue­ño re­cu­rren­te: la re­cons­truc­ción de una ca­sa de su pro­pie­dad; só­lo que aho­ra se tra­ta de ha­cer edi­fi­ca­ble to­do un nú­cleo ur­bano. El edi­fi­cio en rui­nas pue­de re­mi­tir­nos al bom­bar­deo de Bar­ce­lo­na en el que mue­re su ma­dre, a la pér­di­da de la ca­sa de To­rrent­bó, tan pre­sen­te en to­da su obra, y so­bre to­do a la re­la­ción en­tre los sue­ños y la crea­ti­vi­dad, en un edi­fi­cio na­rra­ti­vo que nos lle­va a otro has­ta crear una ver­da­de­ra cons­te­la­ción.

El aná­li­sis de los sue­ños ocu­pa un es­pa­cio cen­tral es­tre­cha­men­te li­ga­do al sub­cons­cien­te. Y aquí se pro­po­ne,co­mo­se­lo­pro­pu­soJoy­ce en el Uli­ses, so­me­ter­lo a una ex­plo­ra­ción y ha­cer­lo cons­cien­te. No otra co­sa es El sue­ño de San Luis: hur­gar en to­do aque­llo que pa­re­cía ocul­to o su­mer­gi­do, que es una for­ma pre­ci­sa­men­te de en­ri­que­cer la con­cien­cia, de li­be­rar­la de ba­rre­ras y de re­no­var­se con­ti­nua­men­te.

Goytisolo re­gre­sa al con­jun­to de su obra, pa­ra re­es­truc­tu­rar los as- pec­tos cla­ves de su es­cri­tu­ra. Jun­to alos­sue­ños­yel­sub­cons­cien­tea­pa­re­cen el se­xo, la pre­co­ci­dad de sus im­pul­sos eró­ti­cos, sus fantasías se­xua­les y la re­la­ción en­tre el im­pul­so crea­ti­vo y el im­pul­so se­xual, que él ilus­tra con una es­plén­di­da ci­ta de An­ta­go­nía, una de las mu­chas que apa­re­cen opor­tu­na­men­te a lo lar­go del en­sa­yo, a las que se aña­den­nue­ve­fo­to­gra­fías­de­suar­chi­vo per­so­nal. Si la se­xua­li­dad se va con­fi­gu­ran­do des­de la in­fan­cia y va va­rian­do con el pa­so del tiem­po en fun­ción­de­lo­yaex­pe­ri­men­ta­do,en la crea­ción li­te­ra­ria aun­que ca­da nue­vo li­bro es en apa­rien­cia di­fe­ren­te, el pro­ce­so de cons­truc­ción

es muy si­mi­lar al de los an­te­rio­res. Fi­nal­men­te, la fa­mi­lia es otro de los te­mas re­cu­rren­tes y de nue­vo los va­cíos del pa­sa­do obli­gan a acu­dir al sub­cons­cien­te en bus­ca de una res­pues­ta. El te­ma de la pa­ter­ni­dad in­cier­ta, pre­sen­te tan­to en el plano real como en el sim­bó­li­co, se re­mon­ta al bi­sa­bue­lo Agus­tín y a los nu­me­ro­sos aman­tes de su es­po­sa Mag­da­le­na, por lo que sur­ge la in­quie­tan­te du­da de si real­men­te pue­den lla­mar­se Goytisolo. Con el Pe­que­ño­dic­cio­na­rio­per­so­nal­de­na­rra­ti­va se cie­rra un en­sa­yo que vie­ne a com­ple­tar unas agu­das ob­ser­va­cio­nes que se pue­den con­si­de­rar como la me­jor in­tro­duc­ción a una de las obras más exi­gen­tes y es­ti­mu­lan­tes de la na­rra­ti­va es­pa­ño­la con­tem­po­rá­nea.

Hur­ga en to­do aque­llo que pa­re­cía ocul­to, su­mer­gi­do, que es una for­ma de en­ri­que­cer y li­be­rar la con­cien­cia

MARC ARIAS

Luis Goytisolo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.