Sin fle­ma bri­tá­ni­ca

La Vanguardia - Culturas - - LIBRO|S - MIQUEL ES­CU­DE­RO

Co­rres­pon­sal en Lon­dres pa­ra la agen­cia de no­ti­cias Fran­ce Pres­se, el au­tor es un pe­rio­dis­ta bar­ce­lo­nés que lle­gó a Escocia pa­ra in­for­mar del re­fe­rén­dum del pa­sa­do sep­tiem­bre. Con una par­ti­ci­pa­ción del 85%, Escocia de­ci­dió se­guir en el Reino Uni­do: el no ga­nó al sí por más de diez pun­tos. Al­fons Lu­na ha­ce un in­for­me bre­ve, de in­te­rés y cu­rio­so de los días an­te­rio­res y pos­te­rio­res a la vo­ta­ción.

Ha­bló con pe­rio­dis­tas del He­rald deG­las­gowy­con­per­so­nas­de to­do ti­po, en­tre ellas la al­cal­de­sa de Fi­gue­res, allí pre­sen­te. Es­tu­vo por la es­ta­ción de Hay­mar­ket, en Edim­bur­go, y por el Ca­fé Ro­yal, don­de char­ló con el ju­bi­la­do Ar­chie, y aten­dió sus ra­zo­nes pa­ra vo­tar no. Ob­ser­va que na­die de­cía “soy es­co­cés y por eso vo­ta­ré que sí a la in­de­pen­den­cia”. La po­bre­za apos­tó por la rup­tu­ra, un mi­llón de des­am­pa­ra­dos.

Cuen­taAl­fon­sLu­na­la­de­gra­da- ción de ba­rrios de la ciu­dad de Glas­gow, como Cal­ton, don­de “la es­pe­ran­za de vida de un va­rón en el 2006 fue de 53 años, más baja que la de mu­chos paí­ses en gue­rra. Ellos, los me­nes­te­ro­sos, eran y son la gran es­pe­ran­za in­de­pen­den­tis­ta”.

De ha­ber­se pro­du­ci­do la rup­tu­ra, es­ta ha­bría si­do fea: “La ani­mad­ver­sión y la hos­ti­li­dad do­mi­na­ron el tra­to en­tre la gen­te a am­bos la­dos de un te­ma tan de­ci­si­vo, las sospechas se cer­nían so-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.