El si­len­cio del bo­xeo

La fotografía pu­gi­lís­ti­ca como par­te del ima­gi­na­rio pú­bli­co; es­ta es la te­má­ti­ca de la te­sis doc­to­ral de Nú­ria Mar­tí­nez Seguer, una re­tros­pec­ti­va de es­te deporte en Ca­ta­lun­ya des­de 1876 a 1936

La Vanguardia - Culturas - - Libro|s - JOAN DE SA­GA­RRA

En los años 1998-1999 es­cri­bí en El

País una se­rie de cró­ni­cas so­bre la me­mo­ria, unas ve­ces trai­cio­na­da y las más si­len­cia­da, del bo­xeo ca­ta­lán. To­do em­pe­zó cuan­do mi hi­jo Jo­sep Ma­ria me des­cu­brió la se­de de la Agru­pa­ció Ca­ta­la­na d’Ex-Bo­xe­ja­dors, en el nú­me­ro 25 de la ca­lle Xu­clà. En aquel lo­cal, que al­ber­ga­ba un ver­da­de­ro te­so­ro en fo­to­gra­fías y car­te­les, com­pré los dos vo­lú­me­nes de la His­tò­ria de la bo­xa ca­ta­la­na, de Ju­li Lo­ren­te, y a tra­vés de sus pá­gi­nas me fui fa­mi­lia­ri­zan­do con una se­rie de per­so­na­jes de los que ha­bía oí­do ha­blar de ni­ño a mi pa­dre, gran afi­cio­na­do al bo­xeo, y a sus amigos.

Pe­rio­dís­ti­ca­men­te ha­blan­do, me sien­to muy or­gu­llo­so de aque­llas cró­ni­cas. Cuan­do me­nos sir­vie­ron pa­ra al­gu­na co­sa, como in­tro­du­cir en la Gran En­ci­clo­pè­dia Ca­ta­la­na a al­gu­nos nom­bres glo­rio­sos del bo­xeo ca­ta­lán, como el de Ramon La­rruy i Arnal (1889-1972), fun­da­dor y primer pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Bo­xeo (na­ci­da en Bar­ce­lo­na) y fun­da­dor y primer se­cre­ta­rio de la Fe­de­ra­ció Ca­ta­la­na de Bo­xa. Y tam­bién sir­vie­ron pa­ra dig­ni­fi­car la fi­gu­ra de Jo­sep Gironès, el

Crack de Grà­cia, cam­peón eu­ro­peo del pe­so plu­ma, con la co­lo­ca­ción de una pla­ca en el nú­me­ro 24 de la ca­lle de la Lli­ber­tat, en el ba­rrio de Grà­cia, donde ha­bía na­ci­do (27 de agos­to de 1904) nues­tro cam­peón.

De vez en cuan­do, el bo­xeo ca­ta­lán re­apa­re­ce en for­ma de li­bros, como el ex­ce­len­te Com­bat a mort. Gironès i els bo­xe­ja­dors per­se­guits pel fran­quis­me (An­gle Edi­to­rial, 2007) de Joa­quim Ro­glan, o el no

me­nos ex­ce­len­te Ja­más me ve­rá na­die en un ring. His­to­ria del bo­xea­dor Pe­dro Ro­ca, de Ju­lià Gui­lla­mon (Edi­to­rial Co­ma­ne­gra, 2014). Y ha­ce un par de me­ses lle­gó a mi ca­sa una te­sis doc­to­ral: El si­len­ci de la bo­xa. La fotografia de bo­xa. De do­cu­ment so­cio­lò­gic a obra d’art. La te­sis se pre­sen­tó es­te año en la Fa­cul­tat de Be­lles Arts de la Universitat de Bar­ce­lo­na y su au­to­ra, Nú­ria Mar­tí­nez Seguer, pa­só la prue­ba con la ca­li­fi­ca­ción sum­ma cum lau­de.

A Nú­ria Mar­tí­nez Seguer (Bar­ce­lo­na, 1973) la co­no­cí ha­rá cua­tro años en la ga­le­ría H2O de la ca­lle Ver­di donde ex­po­nía una se­rie de fo­to­gra­fías que ella ha­bía rea­li­za­do a lo lar­go de diez años so­bre el mun­do del bo­xeo, así como una se­rie de fo­to­gra­fías de épo­ca, de bo­xea­dor es ca­ta­la­nes como Jo­sep Gironès, Víctor Fe­rrand y Fran­cesc Ros en­tre otros, fo­to­gra­fías de su co­lec­ción par­ti­cu­lar. La ex­po­si­ción fue to­do un éxi­to y pa­ra mí su­pu­so una sorpresa, una agra­da­ble sorpresa: una jo­ven fo­tó­gra­fa re­su­ci­ta­ba un mun­do des­apa­re­ci­do y a tra­vés del la­do hu­mano del bo­xeo ten­día un puen­te en­tre el pre­sen­te y el pa­sa­do.

Y si aque­lla ex­po­si­ción fue una agra­da­ble sorpresa, la te­sis doc­to­ral de Nú­ria Mar­tí­nez Seguer me ha en­tu­sias­ma­do. Como Nú­ria afir­ma en el pró­lo­go de su te­sis, su pro­pó­si­to es “re­cu­pe­rar un ca­pi­tal es­sen­cial de la fotografia de l’es­port de la bo­xa a Ca­ta­lun­ya i en­tre­llaçar-lo amb la con­tem­po­ra­neï­tat a tra­vés d’un se­guit de pro­jec­tes d’uns au­tors de­ter­mi­nats i de la me­va obra per­so­nal com a ar­tis­ta”. Pa­ra ello, ana­li­za de­te­ni­da­men­te el ori­gen y la evo­lu­ción del bo­xeo ca­ta­lán des­de 1876 has­ta 1936; los tra­ba­jos de los gran­des pio­ne­ros de la fotografía de­por­ti­va en nues­tro país y la pren­sa de­por­ti­va en Ca­ta­lun­ya des­de 1876 a 1936. Rea­li­za en­tre­vis­tas y char­las con ex­bo­xea­do­res, como Jau­me de Sans, el úl­ti­mo pú­gil del cé­le­bre má­na­ger Àn­gel Artero (el má­na­ger de Gironès) y familiares de fo­tó­gra­fos-re­tra­tis­tas, como la fa­mi­lia Vi­la­se­ca y la fa­mi­lia Ca­rre­ras. Es­tu­dia el as­pec­to so­cial de la fotografía pu­gi­lís­ti­ca como do­cu­men­to so­cial e ima­gen pú­bli­ca, echan­do mano de dia­rios, se­ma­na­rios mo­no­grá­fi­cos –Bo­xeo, Box y

Bo­xing– cro­mos, car­te­les, anun­cios pu­bli­ci­ta­rios…

La ra­zón de mi en­tu­sias­mo por esa te­sis no se li­mi­ta a lo es­cri­to en ella, sino que se ha­ce ex­ten­si­va al ri­quí­si­mo ma­te­rial fo­to­grá­fi­co que la acom­pa­ña, en gran par­te pro­ce­den­te de la co­lec­ción per­so­nal de Nú­ria Mar­tí­nez Seguer. No es ha­bi­tual que un cro­nis­ta, por más afi­cio­na­do que sea al bo­xeo como es mi ca­so, ha­ble de una te­sis doc­to­ral. ¿Por qué? Pues por­que el lec­tor di­fí­cil­men­te pue­de te­ner ac­ce­so a ella (aun­que si pue­de con­sul­tar­la en la bi­blio­te­ca de la Fa­cul­tat de Be­lles Arts de la Universitat de Bar­ce­lo­na, pre­via au­to­ri­za­ción de su au­to­ra). Pe­ro si lo ha­go en es­ta oca­sión no es tan so­lo por lo que he dis­fru­ta­do le­yén­do­la, sino por­que di­cha te­sis pi­de a gri­tos ser pu­bli­ca­da. Se­ría una lás­ti­ma que un do­cu­men­to se­me­jan­te so­bre el bo­xeo, la fotografía, el pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo y la ciu­dad de Bar­ce­lo­na que­da­se iné­di­to. La Dipu­tación de Bar­ce­lo­na y el Ayun­ta­mien­to de nues­tra ciu­dad tie­nen la­pa­la­bra.

El re­tra­to del mun­do de la lu­cha visto des­de la ac­tua­li­dad aca­ba ac­tuan­do como do­cu­men­to so­cial

IMÁ­GE­NES CE­DI­DAS POR NÚ­RIA MAR­TÍ­NEZ SEGUER

Arri­ba, com­ba­te en­tre Pri­mo Car­ne­ra y Pau­lino Uz­cu­dun en el es­ta­dio de Mont­juïc. Fotografía de Sa­ga­rra/To­rrents (30 de no­viem­bre de 1930). AFB. Aba­jo, portada de ‘La Van­guar­dia’ del 3 de di­ciem­bre de 1929 con una ima­gen de Gironès a to­da pá­gi­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.