Lec­cio­nes de fu­tu­ro

La Vanguardia - Culturas - - News - SER­GIO VI­LA-SANJUÁN

En los úl­ti­mos años Jacques At­ta­li es­tá des­ple­gan­do una in­tere­san­te fi­lo­so­fía del em­po­de­ra­mien­to. Es­te eco­no­mis­ta, que fue ase­sor de Mit­te­rrand y pen­sa­dor in­flu­yen­te sobre la po­lí­ti­ca fran­ce­sa y eu­ro­pea, pa­re­ce com­bi­nar un cier­to de­sen­ga­ño res­pec­to a ins­ti­tu­cio­nes e ideo­lo­gías y un in­di­vi­dua­lis­mo crí­ti­co que en­tron­ca con la me­jor tra­di­ción ilus­tra­da. En su pe­núl­ti­mo li­bro, Con­ver­tir­se en uno mis­mo, in­ter­pe­la­ba a los lec­to­res a to­mar las rien­das de la pro­pia exis­ten­cia, “li­brán­do­se de cual­quier cla­se de con­for­mis­mos, mo­ra­les y de­ter­mi­nis­mos”. “Ha lle­ga­do la ho­ra –in­di­ca­ba– de que ca­da uno se ha­ga car­go de su vi­da. No se con­for­me con pe­dir una pres­ta­ción o una ayu­da del es­ta­do: li­bé­re­se de la ru­ti­na, de los há­bi­tos, del des­tino ya mar­ca­do”. De­je de es­pe­rar na­da de na­die y así “in­flui­rá po­si­ti­va­men­te en otras per­so­nas”. En su nue­vo tí­tu­lo ¿Es po­si­ble pre­ver el

fu­tu­ro? (pu­bli­ca­do, co­mo el an­te­rior, por Li­bros de Van­guar­dia, y del que brin­da­mos hoy un ade­lan­to), At­ta­li in­vi­ta a com­ple­tar esa po­ten­cia­ción apren­dien­do a an­ti­ci­par los acon­te­ci­mien­tos ve­ni­de­ros “no pa­ra so­me­ter­se a ellos sino pa­ra de­ci­dir el cur­so de la pro­pia vi­da. Pa­ra es­tar en la van­guar­dia”. Él, cuen­ta, lo ha he­cho siem­pre co­mo ana­lis­ta so­cial, y con éxi­to. Le vie­ne de fa­mi­lia: su pa­dre, un co­mer­cian­te ju­dío ar­ge­lino, pre­vió que la in­de­pen­den­cia del país po­dría ser ne­ga­ti­va pa­ra sus in­tere­ses y al ini­cio de la gue­rra mo­vió a to­da la fa­mi­lia a París, don­de pu­die­ron es­ta­ble­cer­se en un en­torno tran­qui­lo an­tes del gran éxo­do que ten­dría lu­gar al­gu­nos años más tar­de...

At­ta­li re­pa­sa los sis­te­mas an­ti­guos pa­ra

pre­de­cir el fu­tu­ro, y los mo­der­nos pa­ra pre­ver­lo. Tam­bién brin­da su pro­pio mé­to­do: pre­vi­sión re­tros­pec­ti­va (cuá­les son mis va­lo­res); vi­tal (sa­lud); me­dioam­bien­tal (co­mo evo­lu­cio­na­rá mi en­torno); afec­ti­va (qué re­la­cio­nes man­ten­dré y cua­les evi­ta­ré) y fi­nal­men­te la pro­yec­ti­va (que en­la­za con su fi­lo­so­fía de “con­ver­tir­se en uno mis­mo”). Por el ca­mino re­cuer­da a Ca­san­dra, la hi­ja del rey de Tro­ya con el dis­cu­ti­ble don de la pro­fe­cía ne­ga­ti­va. A me­nu­do, las so­cie­da­des evi­tan a sus Ca­san­dras, por­que no quie­ren es­cu­char ma­los va­ti­ci­nios.

Es­cri­bo es­ta co­lum­na el lu­nes 25 de sep­tiem­bre y con­fío en que a par­tir del lu­nes 2 de oc­tu­bre se abran pro­pues­tas de cons­truc­ción de fu­tu­ro a par­tir del diá­lo­go, la to­le­ran­cia y el res­pe­to, y tam­bién del sen­ti­do crí­ti­co y la va­lo­ra­ción del in­di­vi­duo sobre el gru­po que pro­po­ne en su li­bro Jacques At­ta­li.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.