Frida Kah­lo y el pa­pel

La Vanguardia - Culturas - - Arte|s - SÒ­NIA HERNÁNDEZ

La obra de Pe­dro Gar­cía Vi­lle­gas, que na­ció en Al­ba­ce­te en 1961 pe­ro vi­ve en Ca­ta­lun­ya des­de 1967, ejem­pla­ri­za esa nos­tal­gia que se ha se­ña­la­do co­mo ca­rac­te­rís­ti­ca des­ta­ca­da del pen­sa­mien­to o ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo de nues­tra épo­ca. La su­ya es una nos­tal­gia que des­pren­de op­ti­mis­mo y bus­ca la re­cu­pe­ra­ción de al­go del gla­mour de tiem­pos per­ci­bi­dos aho­ra co­mo más es­plen­do­ro­sos. Él mis­mo ase­gu­ra que se sien­te “más iden­ti­fi­ca­do” y que “es­té­ti­ca­men­te me atraen mu­cho los 50 y los 60: las fo­tos ama­ri­llen­tas, las mo­das, la es­té­ti­ca de las per­so­nas, del mo­bi­lia­rio…”. Ma­rilyn Mon­roe, Ken­nedy, Au­drey Hep­burn o los Beatles son al­gu­nos de los ico­nos cu­yos re­tra­tos ha re­pro­du­ci­do.

Uti­li­za pa­ra com­po­ner sus co­lla­ges el pa­pel de re­vis­tas an­ti­guas, es­pe­cial­men­te Pa­ris Match, que en­cuen­tra en mer­ca­di­llos fran­ce­ses. El pa­pel ama­ri­llen­to, al­gu­nas fra­ses re­cor­ta­das, los gra­fis­mos y ti­po­gra­fías de la épo­ca, au­men­tan la in­for­ma­ción con la que se quie­re re­cons­truir ca­si siem­pre un ros­tro: “La fi­gu­ra hu­ma­na es lo que más me in­tere­sa; y ha si­do así desaun­que de que era pe­que­ño”. La pin­tu­ra ocu­pa una po­si­ción se­cun­da­ria o, in­clu­so, a ve­ces des­apa­re­ce de­jan­do es­pa­cio a nu­me­ro­sas ca­pas de pa­pel. Le lla­mó la aten­ción es­ta téc­ni­ca cuan­do tra­ba­ja­ba co­mo abo­ga­do con un mar­chan­te de ar­te que re­pre­sen­ta­ba a una ar­tis­ta que la uti­li­za­ba. Pro­bó a ha­cer­lo él mis­mo y lo con­vir­tió en su len­gua­je ar­tís­ti­co.

Aho­ra se ha cen­tra­do en Frida Kah­lo: su fi­gu­ra le atra­jo por su va­lor es­té­ti­co y con­di­ción de sím­bo­lo. Des­pués de in­for­mar­se pa­ra com­po­ner es­ta se­rie te­má­ti­ca, ha en­con­tra­do en ella“un­per­so­na­je­fas­ci­nan­te,lle­no­de con­tras­tes, que su­po so­bre­po­ner­se a to­das las ca­la­mi­da­des ”. Gar­cía Vi­lle­gas nun­ca ha he­cho un au­to­rre­tra­to, re­co­no­ce que, co­mo en cual­quier obra, en to­das las pie­zas con las que ha re­crea­do di­fe­ren­tes eta­pas vi­ta­les de Frida Kah­lo pue­de ha­ber es­con­di­do al­gún ras­go su­yo: “Hay gen­te que me han di­cho que me pa­rez­co a Frida “, ríe. Yo creo que soy una per­so­na mu­cho más con­te­ni­da que ella, pe­ro en cual­quier ca­so hay co­sas en las que me gus­ta­ría ser co­mo ella, por su vi­ta­li­dad. Por se­guir sien­do una ar­tis­ta, vi­vien­do y que­rien­do por en­ci­ma de to­do, sin im­por­tar a quién quie­res, ni cuán­do quie­res ni có­mo quie­res.Es­toes­lo­que­más­me­fas­ci­na”.

Pe­dro Gar­cía Vi­lle­gas. Frida, a san­gre GALERIA JOR­DI BARNADAS. BAR­CE­LO­NA. WWW.BARNADAS.COM. HAS­TA EL 20 DE OC­TU­BRE

LLIBERT TEIXIDÓ

Pe­dro Gar­cía Vi­lle­gas en­tre va­rias de sus obras ins­pi­ra­das en Frida Kah­lo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.