SIGNO 2018

La Vanguardia - Culturas - - Siglo XXI: Segundo Decenio -

rol pro­pa­gan­dís­ti­co (que com­pa­ra al es­ta­ble­ci­do en Co­rea del Nor­te), y fren­te a lo cual los au­to­res lla­man a re­pro­ble­ma­ti­zar la es­ce­na.

No era la úni­ca en­mien­da a la to­ta­li­dad que la cul­tu­ra de la de­mo­cra­cia re­ci­bía. En el 2007 otra pe­rio­dis­ta ca­ta­la­na, Pa­trí­cia Ga­ban­cho, pu­bli­ca­ba el en­sa­yo don­de pro­po­nía que la cul­tu­ra ca­ta­la­na “ca­ta­la­na” se atrin­che­ra­ra y re­afir­ma­ra, evi­tan­do la “con­ta­mi­na­ción” con la cul­tu­ra “es­pa­ño­la” de Ca­ta­lun­ya. Era la ne­ga­ción de to­da la política que el PSC y el ma­ra­ga­llis­mo pro­pi­cia­ron, un neo­pu­jo­lis­mo ra­di­cal que anun­cia­ba los tiem­pos que ven­drían. En los años si­guien­tes, un alud de li­bros pro­pug­na­rá la su­pues­ta bue­na nue­va del so­be­ra­nis­mo, es­ti­mu­lan­do la rup­tu­ra con Es­pa­ña.

En es­ta dé­ca­da se cons­ta­ta, con la pers­pec­ti­va que da el tiem­po, que el sis­te­ma “cua­si­fe­de­ral” es­pa­ñol ha­bía ge­ne­ra­do im­por­tan­tes con­tra­dic­cio­nes en el plano cul­tu­ral. Se­gún re­cuer­dan Joa­quim Rius-Ull­de­mo­lins y Santi Martínez en un li­bro im­pres­cin­di­ble pu­bli­ca­do por la Uni­ver­si­dad de Valencia, la con­cep­ción mul­ti­cul­tu­ral de Es­pa­ña am­pa­ra­da por la Cons­ti­tu­ción, y la con­si­guien­te trans­fe­ren­cia de com­pe­ten­cias, no ca­sa­ban bien con la ges­tión del Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra, fuer­te­men­te in­fluí­do por el mo­de­lo fran­cés (ni con que el Es­ta­do se re­ser­va­ra la po­tes­tad de le­gis­lar so­bre la cul­tu­ra, es­pe­cial­men­te en in­dus­trias cul­tu­ra­les, de­re­chos de au­tor y pro­mo­ción ex­te­rior). En la prác­ti­ca, el Mi­nis­te­rio se ha­bía vis­to in­ca­pa­ci­ta­do pa­ra coor­di­nar las dis­tin­tas ad­mi­nis­tra­cio­nes cul­tu­ra­les, lo que con­lle­vó una fal­ta de coope­ra­ción en­tre ellas a lo lar­go del pe­rio­do de­mo­crá­ti­co.

En es­te pa­no­ra­ma, la subida del IVA pa­ra ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les, que en al­gu­nos ca­sos pa­só del 8% al 21%, im­pues­ta por el go­bierno del Par­ti­do Po­pu­lar en el 2012, fue vis­ta por el sec­tor co­mo un ca­sus be­lli y una prue­ba del gi­ro neo­li­be­ral, da­ñino pa­ra la cul­tu­ra, de los con­ser­va­do­res.

En el plano in­ter­na­cio­nal, se ha­bía pa­sa­do de la di­plo­ma­cia cul­tu­ral de la era so­cia­lis­ta que ge­ne­ró el tri­den­te de 1992 –Olim­pia­das, Ex­po de Sevilla, Quin­to Cen­te­na­rio– y la crea­ción del Ins­ti­tu­to Cer­van­tes o, en 1990, de la Ca­sa Amé­ri­ca, al a tra­vés de la “mar­ca Es­pa­ña”, ins­tru­men­to de pro­mo­ción ex­te­rior desa­rro­lla­da “de mo­do cen­tra­lis­ta y des­de una pers­pec­ti­va de na­cio­na­lis­mo es­pa­ñol” (Rius-Ull­de­mo­lins).

No ne­ce­si­tan ni mar­ca Es­pa­ña, sin em­bar­go, al­gu­nos ci­neas­tas que de­ci­den in­ter­na­cio­na­li­zar­se in­di­vi­dual­men­te. Es el ca­so de Isa­bel Coi­xet, que rue­da en in­glés, y fue­ra, sus películas

o O de Jo­sé An­to­nio Ba­yo­na, uno de los pri­me­ros ci­neas­tas for­ma­dos en la ESCAC bar­ce­lo­ne­sa, que reivin­di­ca el ci­ne de gé­ne­ros sin com­ple­jos. Tras con­tar con Ni­co­le Kid­man pa­ra la pe­lí­cu­la de te­rror en el 2004, re­crea en el 2012 el tsu­na­mi del océano In­di­co con Ewan McG­re­gor y Nao­mi Watts en En el 2016 Ste­ven Spiel­berg le en­car­ga la úl­ti­ma en­tre­ga de la se­rie de di­no­sau­rios ini­cia­da con

La re­no­va­ción li­te­ra­ria vie­ne a car­go de la “ge­ne­ra­ción No­ci­lla”, que de­be su nom­bre a pri­mer ar­te­fac­to na­rra­ti­vo del jo­ven fí­si­co Agus­tín Fer­nán­dez Mallo, pu­bli­ca­da en el 2006 por la pe­que­ña edi­to­rial Can­da­ya. Aca­tan­do la ley del pén­du­lo, al rea­lis­mo de la ge­ne­ra­ción Kro­nen de J.A. Ma­ñas si­gue una co­se­cha que reivin­di­ca el ex­pe­ri­men­ta­lis­mo li­te­ra­rio, con nom­bres co­mo Jorge Ca­rrión, Vi­cen­te Luis Mo­ra, Mer­ce­des Ce­brián o Eloy Fer­nán­dez

DA­NI DUCH

De­ce­nas de mi­les de per­so­nas co­lap­sa­ron el pa­sa­do 8 de mar­zo, día In­ter­na­cio­nal de la Mu­jer, el cen­tro de Ma­drid exi­gien­do la igual­dad de de­re­chos y opor­tu­ni­da­des. Lo mis­mo ocu­rrió en otras ciu­da­des del país. El año 2018 trans­cu­rre ba­jo el signo de la reivin­di­ca­ción fe­mi­nis­ta; en la cul­tu­ra tam­bién.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.