El cuer­po co­mo di­si­den­cia

Lo­ren­za Bött­ner La Vi­rrei­na de­di­ca la pri­me­ra mo­no­grá­fi­ca in­ter­na­cio­nal a una ar­tis­ta trans­gé­ne­ro que reivin­di­có la di­ver­si­dad fun­cio­nal con su obra

La Vanguardia - Culturas - - Arte | s - AN­NA MA­RIA GUASCH

En la pre­sen­ta­ción del tra­ba­jo de Lo­ren­za Bött­ner, una ar­tis­ta que pin­ta con la bo­ca y los pies, el co­mi­sa­rio Paul B. Pre­cia­do nos in­vi­ta­ba a ver la his­to­ria del ar­te de una ma­ne­ra di­fe­ren­te y a rein­ven­tar una nue­va sub­je­ti­vi­dad. Pre­cia­do plan­teó pues la ex­po­si­ción co­mo un desafío a la his­to­rio­gra­fía do­mi­nan­te del ar­te a par­tir de una reivin­di­ca­ción en las po­lí­ti­cas de gé­ne­ro, o me­jor, trans­gé­ne­ro, y de vi­si­bi­li­dad so­cial.

La mues­tra, par­te de la cual fue ex­pues­ta por pri­me­ra vez en la Do­cu­men­ta de Kas­sel del 2017, hay que leer­la en cla­ve biográfica par­tien­do de al­gu­nas de las fo­to­gra­fías con las que se ini­cia la mues­tra: la del ni­ño de ocho años Ernst Lo­renz Bött­ner (Pun­ta Are­nas, Chi­le, 1959) en uni­for­me es­co­lar y la de una no­ti­cia de pren­sa don­de se na­rra el bru­tal ac­ci­den­te del ni­ño Lo­renz que, vic­ti­ma de una des­car­ga eléc­tri­ca en un pos­te de al­ta ten­sión, su­frió la ampu­tación de sus bra­zos. El si­guien­te sal­to en el tiem­po lo te­ne­mos que ubi­car a par­tir de los años se­ten­ta en Ale­ma­nia, don­de el ya jo­ven Ernst se so­me­te a pro­gra­mas de in­ser­ción so­cial y en 1984 in­gre­sa en la Es­cue­la de Ar­te y Di­se­ño de Kas­sel, des­cu­brien­do de la mano de su profesor Harry Kra­mer su cuer­po e ini­cian­do una fre­né­ti­ca ac­ti­vi­dad con el bai­le y la per­for­man­ce.

Es tam­bién en 1984 cuan­do el ar­tis­ta, ya con su nue­va iden­ti­dad fe­me­ni­na, la de Lo­ren­za Bött­ner, se reinventa su cuer­po, ni dis­ca­pa­ci­ta­do ni nor­mal, ni fe­me­nino ni mas­cu­lino. Es con es­te cuer­po que Lo­ren­za rea­li­za pin­tu­ras, di­bu­jos y gra­ba­dos en los que apa­re­ce tra­ves­ti­da co­mo bai­la­ri­na, mo­de­lo, miss Mun­do, no­via de Bat­man o efe­bo con alas de Íca­ro. Con una cla­ra vo­lun­tad: la de “re­se­xua­li­zar” el cuer­po trans­mu­tán­do­lo en he­do­nis­mo y exal­ta­ción a la vi­da tras los pro­ce­sos de “desexua­li­za­cion” de sus años de vul­ne­ra­bi­li­dad y reha­bi­li­ta­ción mé­di­ca. En oca­sio­nes, co­mo en el apar­ta­do Freak show, la ar­tis­ta po­ne én­fa­sis en el he­cho de la dis­ca­pa­ci­dad fí­si­ca que lle­va a re­la­cio­nar­se con vi­sio­nes mons­truo­sas con­tra­na­tu­ra, co­mo la de Jean-Pe­ter Wil­kin (con la fo­to­gra­fía Bac­chus Ame­lius, de 1986). En otras, co­mo en Fa­ce a/rt, el ros­tro apa­re­ce ocul­to y me­ta­mor­fo­sea­do por se­ries de más­ca­ras de la fe­mi­ni­dad, con pin­tu­ras no só­lo eje­cu­ta­das con pin­ce­les y pig­men­tos sino con su pro­pio ve­llo cor­po­ral.

Es­ta ob­se­sión por el cuer­po se agu­di­za, si ca­be, a su lle­ga­da a Nue­va York, cuan­do to­ma la ca­lle co­mo lo­cus pa­ra sus per­for­man­ces y sus “pin­tu­ras-dan­za” o pin­tu­ra bai­la­da que con­sis­te en a la vez bai­lar y pin­tar con los pies. En­tre sus via­jes a par­tir de fi­na­les de los años ochen­ta des­ta­ca su es­tan­cia en Barcelona, don­de se con­vier­te en la mas­co­ta Pe­tra de los jue­gos Pa­rao­lím­pi­cos di­se­ña­da por Ma­ris­cal y re­cu­pe­ra la ca­lle co­mo es­pa­cio ex­po­si­ti­vo, la ac­ción di­rec­ta y el ar­te de gue­rri­lla, más allá de la ga­le­ría y los cir­cui­tos con­ven­cio­na­les. Y siem­pre reivin­di­can­do has­ta los úl­ti­mos años de una exis­ten­cia ca­da día más de­bi­li­ta­da por el VIH (Lo­ren­za mo­ri­rá en Ale­ma­nia en 1994) una to­tal po­ro­si­dad, fren­te a la es­cle­ro­sis de la­pin­tu­ra­con­ven­cio­nal.

Bött­ner se reinventa, ni dis­ca­pa­ci­ta­do ni nor­mal, será Pe­tra, la mas­co­ta de los Jue­gos Pa­ra­lím­pi­cos del 92

Lo­ren­za Bött­ner. Ré­quiem por la nor­ma CO­MI­SA­RIO: PAUL B. PRE­CIA­DO. LA VI­RREI­NA,CEN­TRE DE LA IMAT­GE. BARCELONA. HAS­TA EL 3 DE FE­BRE­RO Arri­ba, Lo­ren­za Bött­ner: ‘Sin tí­tu­lo’ (sin fe­cha), fo­to­gra­fía en blan­co y ne­gro. Aba­jo, iz­quier­da, Lo­ren­za Bött­ner: ‘Sin tí­tu­lo (1982)’, po­la­roid. Cen­tro, Lo­ren­za Bött­ner: ‘Sin tí­tu­lo’ (1985), pas­tel so­bre pa­pel. De­re­cha, Lo­ren­za Bött­ner: ‘Sin tí­tu­lo’ (1980), acrí­li­co so­bre te­la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.