Las ins­ti­tu­cio­nes y las sub­ven­cio­nes

La Vanguardia - Culturas - - Mirada|s -

Es­ca­pa­ra­te de la li­bre­ría Blan­quer­na, se­de de la de­le­ga­ción del Go­vern de la Ge­ne­ra­li­tat en Ma­drid Se­ría ló­gi­co pensar que to­das las len­guas que co­exis­ten en Es­pa­ña tie­nen al­gún tipo de ins­ti­tu­ción que las res­pal­da. Sin em­bar­go, no es así. Por sor­pren­den­te que pa­rez­ca, ni en Galicia ni en As­tu­rias exis­ten or­ga­nis­mos que, co­mo el Ra­mon Llull en Ca­ta­lun­ya o el Et­xe­pa­re en el País Vas­co, se de­di­quen ex­clu­si­va­men­te a la pro­mo­ción de los au­to­res que se ex­pre­sen en la len­gua lo­cal.

En los úl­ti­mos quin­ce años, el Ins­ti­tut Ra­mon Llull ha otor­ga­do 1.255 ayu­das pa­ra la tra­duc­ción de obras es­cri­tas ori­gi­na­ria­men­te en ca­ta­lán a 44 len­guas y 48 paí­ses dis­tin­tos. Ade­más, de las 149 obras tra­du­ci­das por editoriales ca­ta­la­nas en el 2017, “la ma­yo­ría” (sic) han si­do sub­ven­cio­na­das por di­cha ins­ti­tu­ción. En es­te sen­ti­do, su la­bor es ho­mo­lo­ga­ble a la del Ins­ti­tu­to Et­xe­pa­re en el País Vas­co.

Tam­po­co se pue­de ob­viar que el Ins­ti­tu­to Cer­van­tes tam­bién de­fien­de a las len­guas pe­ri­fé­ri­cas, aun cuan­do su apor­ta­ción sea ob­je­to de to­do tipo de pro­tes­tas. Por po­ner un ejem­plo: en­tre el 1 de sep­tiem­bre del 2017 y el 31 de agos­to del 2018, or­ga­ni­zó 195 ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con la len­gua y la cul­tu­ra ca­ta­la­nas (el do­ble que el año an­te­rior) y 42 con las vas­cas (el tri­ple).

fra­se del es­cri­tor Jo­sé Monteagudo que me pa­re­ce muy sig­ni­fi­ca­ti­va, ya que di­ce que la li­te­ra­tu­ra en ga­lle­go se ha con­ver­ti­do en un gé­ne­ro en sí mis­mo –iro­ni­za Aran­tza Por­ta­ba­les–. Nos gus­ta vi­vir en­ce­rra­dos en nues­tros te­mas, mi­ran­do nues­tros om­bli­gos. Yo creo que, sin per­der nues­tra iden­ti­dad y nues­tra per­so­na­li­dad, de­be­mos abrir­nos a los te­mas más uni­ver­sa­les, a otras for­mas de es­cri­bir”.

Con to­do, hay una ver­dad más que evi­den­te: la au­tén­ti­ca li­te­ra­tu­ra no se mi­de por el vo­lu­men de sus lec­to­res po­ten­cia­les, por lo que con­ven­dría que el Go­bierno cen­tral de­ja­ra de fo­ca­li­zar sus es­fuer­zos en la pro­mo­ción de las le­tras en cas­te­llano y re­cor­da­ra que, en es­te país, te­ne­mos la in­men­sa suer­te de con­tar, cuan­do me­nos, con cin­co reali­da­des cul­tu­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.