La uva en su tiem­po

No­ve­la El mis­mo pai­sa­je pa­ra dos his­to­rias que re­fle­jan su pro­pia épo­ca

La Vanguardia - Culturas - - Libro|s -

GA­BI MAR­TÍ­NEZ

Coin­ci­den en li­bre­rías dos obras li­te­ra­rias en­fo­ca­das en la ven­di­mia, y qui­zá sea otro sín­to­ma de un re­no­va­do in­te­rés me­dioam­bien­tal. Am­bas bre­ves y de al­to con­te­ni­do autobiográ­fico, na­rran ex­pe­rien­cias vi­vi­das por los au­to­res en torno a los vein­te años. Una, en 1978. La otra, ca­si cua­tro dé­ca­das des­pués. Re­sul­ta es­ti­mu­lan­te ob­ser­var las dis­tin­tas pers­pec­ti­vas de dos obras a pie de uva que de al­gún mo­do re­fle­jan el es­pí­ri­tu de sus tiem­pos.

En Co­sas vi­vas, el es­pa­ñol de ori­gen ar­ge­lino Mu­nir Ha­che­mi (Ma­drid, 1989) no­ve­la ma non trop­po su re­cien­te via­je con tres ami­gos pa­ra tra­ba­jar en los vi­ñe­dos del sur de Fran­cia. Es­tos jó­ve­nes, más bien fies­te­ros, afron­tan el de­ber con cier­to ai­re ro­mán­ti­co que en­se­gui­da se di­si­pa al des­cu­brir unos cam­pos de cul­ti­vos bio­tec­no­ló­gi­cos, tra­ta­dos de ma­ne­ra na­da sa­lu­da­ble, en los que los con­tra­tis­tas les im­po­nen con­di­cio­nes dra­co­nia­nas que acep­tan por es­tric­ta ne­ce­si­dad (de di­ne­ro). El pai­sa­je y el con­tex­to –seu­do­es­cla­vis­mo, com­pa­ñe­ros que des­apa­re­cen– se van tor­nan­do in­quie­tan­tes,des­deel­ho­rror­de“la­na­ve­de los po­llos” a las plan­tas her­ma­fro­di­tas que se apa­rean ellas mis­mas, si bien Ha­che­mi con­tra­rres­ta el mal ro­llo con un cons­tan­te y su­til hu­mor de fon­do que se re­ci­be co­mo un res­qui­cio de ai­re pu­ro.

Lo ab­sur­do y el pe­li­gro la­ten­te agi­ta­dos en la ca­ní­cu­la fran­ce­sa por la in­ge­nua fres­cu­ra de unos cha­va­les ca­da vez más ten­sos, crea una ab­sor­ben­te at­mós­fe­ra al­go kaf­kia­na, so­bre to­do una vez Ha­che­mi se sa­cu­de el cor­sé en­sa­yís­ti­co que ate­na­za a la his­to­ria en su me­ta­li­te­ra­rio tra­mo ini­cial. Cuan­do de­ja que la ac­ción ex­pre­se las ideas, con­si­gue una na­rra­ción de­li­ca­da­men­te per­tur­ba­do­ra que con­tie­ne la ra­bia y la de­cep­ción co­mo par­te de una nor­ma­li­dad an­te la que só­lo ca­be la im­po­ten­cia... aun­que tam­bién se en­car­ga de sub­ra­yar que a ve­ces los fan­tas­mas nos pue­den, y las co­sas no son tan ne­fas­tas co­mo pa­re­cen.

Una vi­bra­ción bien dis­tin­ta emi­te el re­la­to del ob­je­tor de con­cien­cia An­tón Castro (Ar­tei­jo, 1959), que via­ja des­de su Ga­li­cia na­tal a la Ca­ri­ñe­na de 1978 con un far­cino –na­va­ja La ven­di­mia re­pre­sen­ta el pai­sa­je cen­tral de las dos no­ve­las Arri­ba, el es­cri­tor y pe­rio­dis­ta An­tón Castrroel au­tor es­pa­ñol de ori­gen ar­ge­lino Mu­nir Ha­che­mi y, aba­jo,

De la at­mós­fe­ra kaf­kia­na y pe­li­gro­sa de Ha­che­mi, al can­to idí­li­co so­bre bus­car lo desea­do de Castro

pa­ra cor­tar ra­ci­mos– y un cua­derno Sa­gi­ta­rio en el que ano­ta el día a día en las vi­ñas don­de se za­fa del ser­vi­cio mi­li­tar. Ca­ri­ñe­na es un lu­mi­no­so re­la­to de ini­cia­ción lleno de bo­de­gas y mos­ca­tel que mez­clan bien con las lec­tu­ras de Alei­xan­dre, Lor­ca o las can­cio­nes de Lluís Llach que tan­to gus­ta­ban a Castro, y con las his­to­rias de Mi­guel y An­drés, sus jó­ve­nes com­pa­ñe­ros de fae­na que ha­blan de se­xo y aven­tu­ras con el re­fres­can­te des­ca­ro de la de­mo­cra­cia en cier­nes.

En la épo­ca las co­sas es­ta­ban cla­ras: un ba­rra­cón con li­te­ras ocu­pa­das por de­ce­nas de tem­po­re­ros, al­gu­nos de ellos bien ru­dos, pe­ro cons­cien­tes de un suel­do su­fi­cien­te y de la bue­na sa­lud de un cam­po que fas­ci­nó al au­tor. Las ma­tas exu­be­ran­tes, el or­den de las hi­le­ras en las que se hun­de a cor­tar pám­pa­nos, los co­lo­res del cie­lo... “Aquí te gus­ta más el vino”, es la sen­ten­cia del cha­val que a ve­ces se co­mía los ra­ci­mos que cor­ta­ba con­fian­do en su ca­li­dad.

Castro plan­tea un can­to a la va­len­tía de bus­car lo que deseas en­tre­gán­do­se a la poe­sía y a las per­so­nas de al­re­de­dor, y ofre­ce un li­bro es­cri­to des­de el ca­ri­ño que se res­ca­ta por se­gun­da vez, prue­ba de su vi­gen­cia... o de la ne­ce­si­dad de re­cor­dar quee­xis­tióun­mun­doa­sí.

Mu­nir Ha­che­mi Co­sas vi­vas

PE­RI­FÉ­RI­CA. 160 PÁ­GI­NAS. 14 EU­ROS

An­tón Castro

Ca­ri­ñe­na

PRE­GUN­TA EDI­CIO­NES. 150 PÁ­GI­NAS. 12 EU­ROS

CAR­LES DO­MÈ­NEC /KI­KE PA­RA (PE­RI­FÉ­RI­CA)

CAR­LES CASTRO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.