Co­mo un Sha­kes­pea­re moderno

Tea­tro De la mano del fes­ti­val Grec lle­ga a Bar­ce­lo­na una obra de uno de los más des­ta­ca­dos dra­ma­tur­gos bri­tá­ni­cos vi­vos, Jez But­ter­worth, re­cien­te ga­na­dor de un pre­mio Tony. An­tes, ‘Je­ru­sa­lem’ ya triun­fó en Lon­dres y Nue­va York

La Vanguardia - Culturas - - Escenario|s -

NU­RIA CUA­DRA­DO

Una ca­ra­va­na gris pla­ta, que po­dría bri­llar co­mo un cie­lo de es­tre­llas a no ser por lo des­tar­ta­la­da que lu­ce, por los años que arras­tra. Una ca­ra­va­na apar­ca­da en el cla­ro de un bos­que, ro­dea­da de ár­bo­les y me­ci­da por los pá­ja­ros. Al la­do de la puer­ta, una dia­na; so­bre la ven­ta­na, un tol­do en el que las ra­yas com­pi­ten con las man­chas. Y a su al­re­de­dor, el caos: una me­sa de plás­ti­co con sus si­llas y sus bo­te­llas ol­vi­da­das y va­cías, un bi­dón de ga­so­li­na re­ple­to de agua de llu­via, un col­chón, una ca­ja de cer­ve­zas (tam­bién va­cía), un ta­bu­re­te de ba­rra de bar, una ba­ñe­ra, una televisión apa­lea­da y un enano de jar­dín in­de­fen­so.

Y has­ta allí lle­ga un ha­da. Un ha­da que can­ta con voz de ha­da.

Y la ca­ra­va­na se abre. Y apa­re­ce el Ga­llo, un Ga­llo que la­dra con voz de pe­rro. Es Johnny By­ron, apo­da­do el Ga­llo, ren­quean­te, enor­me, co­lo­sal… Co­mo un gi­gan­te.

Un ha­da y un gi­gan­te en un bos­que que po­dría es­tar en­can­ta­do… Ya he­mos lle­ga­do: Je­ru­sa­lem nos es­pe­ra en el Tea­tre Grec.

Je­ru­sa­lem, el tex­to de Jez But­ter­worth que pri­me­ro fas­ci­nó a pú­bli­co y crí­ti­ca en Lon­dres y des­pués en Nue­va York, se­rá el pri­mer mon­ta­je de tea­tro en lle­gar es­te ve­rano al an­fi­tea­tro de Mont­juïc en el mar­co del fes­ti­val Grec; y lle­ga­rá por obra y gra­cia de dos hom­bres que de­cla­ran su amor in­con­di­cio­nal a un tex­to en el que los más al­tos y los más ba­jos ins­tin­tos ca­mi­nan de la mano. Pere Ar­qui­llué (Te­rras­sa, 1967) fue quien pri­me­ro se de­jó arras­trar por la fuer­za de Johnny el Ga­llo By­ron y quien lio a Ju­lio Man­ri­que (Bar­ce­lo­na, 1973), que ya le ha­bía di­ri­gi­do en

L’ar­qui­tec­te (2011), para que se en­fren­ta­ra En las fo­to­gra­fías, Pere Ar­qui­llué co­mo Johnny ‘el Ga­llo’ By­ron, pro­ta­go­nis­ta de ‘Je­ru­sa­lem’, la obra de But­ter­worth que se es­tre­na en el Tea­tre Grec a uno de los tex­tos más acla­ma­dos de los úl­ti­mos años en una gran pro­duc­ción de am­plio re­par­to (Ele­na Ta­rrats, Chan­tal Ai­mée, David Oli­va­res, Marc Ro­drí­guez, Víc­tor Pi, Gui­llem Ba­lart, Adrian Grös­ser, An­na Cas­tells, Cla­ra de Ramon, Al­bert Ri­bal­ta, Jan Ga­vi­lan, Max Sam­pie­tro) que des­pués de su pa­so por el fes­ti­val ha­rá tem­po­ra­da en el Cen­tro Dra­má­ti­co Na­cio­nal y en el tea­tro Ro­mea.

“Je­ru­sa­lem es co­mo un Sha­kes­pea­re moderno. Un tex­to con mu­chas ca­pas, muy am­bi­guo, que ca­da quien lee­rá co­mo quie­ra y pue­da, que com­bi­na ele­men­tos rea­lis­tas con otros de gran ca­la­do poé­ti­co; que to­ca lo más pro­fano, vul­gar y te­rre­nal y, por mo­men­tos, se dis­pa­ra ha­cia el cie­lo”, de­fien­de Ju­lio Man­ri­que y asien­te Pere Ar­qui­llué: “Es co­mo la vi­da: a ra­tos do­lor y otros, ale­gría; a ve­ces nos reí­mos y otras es­ta­mos in­mer­sos en la tra­ge­dia; re­pre­sen­ta una in­su­bor­di­na­ción to­tal al mun­do so­cial y po­lí­ti­co y, a la vez la su­bor­di­na­ción al mun­do de la poe­sía y la na­tu­ra­le­za. Es una obra con un mis­te­rio”. Y aho­ra quien asien­te es Man­ri­que: “Es mis­te­rio­sa, co­mo el bos­que don­de trans­cu­rre”.

Un es­ce­na­rio, el bos­que del Ga­llo; y un día: el día en que se ce­le­bra la Feria de Flin­tock. Un día que arran­ca con la lle­ga­da de un ha­da que en­to­na los ver­sos de Je­ru­sa­lem, el poe­ma que Wi­lliam Bla­ke es­cri­bió a prin­ci­pios del si­glo XIX co­mo pre­fa­cio a su obra so­bre Mil­ton y que ha­bla so­bre la crea­ción de un pa­raí­so en Inglaterra, de una nue­va Je­ru­sa­lén; un poe­ma que Hu­bert Parry mu­si­có en 1916 con­vir­tién­do­lo en una de las me­lo­días más co­no­ci­das e icó­ni­cas de Inglaterra. Y, qui­zás, ese Edén sea la ca­ra­va­na de Johnny el Ga­llo By­ron, el pa­raí­so en el que los jó­ve­nes del pue­blo se re­fu­gian al am­pa­ro del al­cohol y de las dro­gas que Johnny les ven­de y que el res­to

FOTOS: ANA JI­MÉ­NEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.