Li­te­ra­tu­ra en tiem­pos de gue­rra

La Vanguardia - Culturas - - Libro|s -

MAU­RI­CIO BACH

Vein­ti­cin­co años des­pués de su pu­bli­ca­ción, apa­re­ce una nue­va edi­ción re­vi­sa­da y au­men­ta­da de Las ar­mas y las le­tras, un li­bro que en su día aportó una su­ges­ti­va mi­ra­da ale­ja­da de dog­ma­tis­mos so­bre la Gue­rra Ci­vil y los es­cri­to­res de am­bos ban­dos. Con­ver­sa­mos con An­drés Trapiello (Man­za­ne­da de To­río, 1953) so­bre có­mo fue re­ci­bi­da en­ton­ces la obra y có­mo ha evo­lu­cio­na­do du­ran­te es­tos años la vi­sión de la Gue­rra Ci­vil.

¿Qué su­pu­so la pu­bli­ca­ción de la pri­me­ra edi­ción del li­bro en 1994?

Per­so­nal­men­te, mu­cho: po­nía en or­den ideas que an­da­ban un po­co suel­tas en mi ca­be­za, aun­que en ge­ne­ral cla­ras: los que ha­bían ga­na­do la gue­rra ha­bían per­di­do los ma­nua­les de li­te­ra­tu­ra, y, por lo mis­mo, a mu­chos de los que la ha­bían per­di­do, se les con­ce­día un pedigrí li­te­ra­rio po­co real. Mi pro­pó­si­to fue ad­ver­tir es­to, in­da­gar en los com­por­ta­mien­tos po­lí­ti­cos de los in­te­lec­tua­les du­ran­te la gue­rra, no siem­pre ejem­pla­res, e in­vi­tar a los lec­to­res a que juz­ga­ran por sí mis­mos a al­gu­nos es­cri­to­res de­nos­ta­dos u ol­vi­da­dos, de Pla a Pa­ne­ro, de Cha­ves No­ga­les a Ga­ziel.

¿Hu­bo reac­cio­nes en con­tra? ¿De qué ti­po?

Bas­tan­tes, la ver­dad. Los su­ble­va­dos ha­bían ga­na­do la gue­rra des­de el pri­mer día, y des­de el pri­mer día los re­pu­bli­ca­nos se hi­cie­ron con el con­trol de la pro­pa­gan­da, lo que hoy de­ci­mos “el re­la­to”. Es­te re­la­to ca­ló tan hon­do que aún hoy per­vi­ve. Los que ha­bían per­di­do la gue­rra no se re­sig­na­ban a te­ner que per­der tam­bién un re­la­to que ase­gu­ra­ba que los me­jo­res in­te­lec­tua­les y es­cri­to­res es­tu­vie­ron del la­do re­pu­bli­cano. Lor­ca, Ma­cha­do, Juan Ra­món o Cer­nu­da son en An­drés Trapiello, el au­tor de ‘Las ar­mas y las le­tras’ efec­to de pri­mer or­den. ¿Pe­ro Or­te­ga y Gas­set, Ba­ro­ja, Azo­rín o Cun­quei­ro no? A las re­ti­cen­cias po­lí­ti­cas, se su­ma­ron las del mun­do uni­ver­si­ta­rio, bas­tan­te ton­tas: el li­bro va sin no­tas, un de­li­to, al pa­re­cer, de le­sa gra­ve­dad en­tre aca­dé­mi­cos.

¿Qué su­pu­so el pre­mio Don Juan de Bor­bón de La Van­guar­dia?

El li­bro fue un encargo de Ra­fael Bo­rràs pa­ra el pre­mio Es­pe­jo de Es­pa­ña. Las cir­cuns­tan­cias tor­cie­ron el plan, pe­ro el li­bro y su au­tor sa­lie­ron ga­nan­do con el Don Juan de Bor­bón, creo. El li­bro, por­que el pre­mio es­ta­ba al mar­gen de in­tere­ses co­mer­cia­les y edi­to­ria­les, y su au­tor, por­que ini­ció en­ton­ces una co­la­bo­ra­ción se­ma­nal en el Ma­ga­zi­ne de La Van­guar­dia, que du­ra has­ta hoy, es­ta sí muy im­por­tan­te pa­ra mí.

¿Có­mo ha cam­bia­do en es­tos 25 años la vi­sión de la Gue­rra Ci­vil?

Se ha ad­mi­ti­do al fin que a la ma­yor par­te de los es­pa­ño­les se les obli­gó a ele­gir en­tre dos Es­pa­ñas, y a me­nu­do a la fuer­za. Los ven­ce­do­res de la gue­rra fue­ron la Fa­lan­ge Es­pa­ño­la y el Par­ti­do Co­mu­nis­ta. Al em­pe­zar la gue­rra te­nían unos vein­te mil mi­li­tan­tes. Al fi­nal, dos mi­llo­nes ca­da

EMI­LIA GU­TIÉ­RREZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.