De­rra­pes so­bre el par­quet

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

au­to­mó­vi­les. Pe­ro las ven­tas no han si­do has­ta aho­ra su­fi­cien­tes pa­ra com­pen­sar el gas­to. Des­de su crea­ción, ha­ce quin­ce años, la em­pre­sa no ha ce­rra­do ni un so­lo ejer­ci­cio con be­ne­fi­cios. Co­mo mues­tra, las ci­fras del pri­mer se­mes­tre del 2018. Pe­se a in­gre­sar un 35% más que un año an­tes –en to­tal 7.400 mi­llo­nes de dó­la­res– las pér­di­das prác­ti­ca­men­te se do­bla­ron y se si­tua­ron en 1.500 mi­llo­nes.

A la plan­ta de Free­mont (Ca­li­for­nia), don­de en­sam­bla los co­ches, y la de Sparks (Ne­va­da), en la que fa­bri­ca las ba­te­rías, Tes­la pre­vé su­mar en el 2023 una nue­va fac­to­ría en Chi­na (cer­ca de Shang­hai), el país con ma­yor cre­ci­mien­to en elec­tro­mo­vi­li­dad en la que ven­de el 14% de sus co­ches. Po­drá pro­du­cir me­dio mi­llón de uni­da­des al año. Allí pla­nea in­ver­tir has­ta 5.000 mi­llo­nes. Ade­más, ya pien­sa en otra ins­ta­la­ción si­mi­lar en Eu­ro­pa pa­ra la que se bus­ca ubi­ca­ción. Es­tas son dos pie­zas im­pres­cin­di­bles pa­ra so­bre­vi­vir en un mun­do co­mer­cial­men­te con­de­na­do a tro­cear­se ca­da vez más a raíz de la ofen­si­va neo­pro­tec­cio­nis­ta del pre­si­den­te de EE.UU., Do­nald Trump. En pa­ra­le­lo, la em­pre­sa es­tá em­bar­ca­da en la ex­ten­sión de su red de re­car­ga y en la aper­tu­ra de nue­vas tien­das de su pro­pie­dad ya que no cree en los con­ce­sio­na­rios. Y más a cor­to pla­zo tie­ne otras dos obli­ga­cio­nes: pa­gar bo­nos con­ver­ti­bles por 1.150 mi­llo­nes dó­la­res en­tre no­viem­bre (230 mi­llo­nes) y mar­zo (920 mi­llo­nes).

El Mo­del3, el co­che me­nos­cos­to­so del ca­tá­lo­go, con un precio ba­se de 35.000 dó­la­res, que de­be abrir las puer­tas de un mer­ca­do ma­si­vo, es la cla­ve pa­ra ele­var los in­gre­sos. Aun­quehay­quien no lo ve na­da cla­ro. Un in­for­me de UBS du­da de que con su ven­ta se ob­ten­ga la ren­ta­bi­li­dad es­pe­ra­da. Has­ta el pa­sa­do ju­nio, su pro­duc­ción no lle­gó a las 5.000 uni­da­des se­ma­na­les, un­va­lor im­pres­cin­di­ble pa­ra al­can­zar la ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro ne­ce­sa­ria.

La fór­mu­la má­gi­ca de Musk con­sis­te en pri­me­ro lan­zar los mo­de­los más ca­ros, los que tie­nen ma­yo­res már­ge­nes, pa­ra ir, pro­gre­si­va­men­te, po­pu­la­ri­zan­do la ofer­ta. El em- pre­sa­rio pien­sa ofre­cer un mo­de­lo más ase­qui­ble, de 25.000 dó­la­res, en dos o tres años. Pe­ro an­tes lle­ga­rán el SUV com­pac­to Mo­del Y y el ca­mión Se­mi Truck.

En su cor­ta vi­da y sin ser ren­ta­ble Tes­la se ha con­ver­ti­do en la com­pa­ñía au­to­mo­vi­lís­ti­ca con más va­lor en bol­sa de Es­ta­dos Uni­dos, unos 54.000 mi­llo­nes de dó­la­res, por de­lan­te de Ge­ne­ral Mo­tors y Ford, las dos gran­des, que ven­den mu­chí­si­mos más co­ches y tie­nen de­trás una lar­ga his­to­ria. Los anun­cios, mu­chos por las re­des so­cia­les, de Musk pro­vo­can res­pues­tas en los mer­ca­dos más o me­nos in­me­dia­tas. Pe­ro no­le ha­re­sul­ta­do fá­cil de­bi­do, prin­ci­pal­men­te, a la pre­sión que ejer­cen los in­ver­so­res acor­to, que­leo­bli­gan ano dor­mir se por­que sus com­pras y ven­tas ge­ne­ran fuer­tes fluc­tua­cio­nes. Su po­si­ción co­mo prin­ci­pal ac­cio­nis­ta, con al­re­de­dor del 20% del ca­pi­tal, no es su­fi­cien­te. Al­gu­nos de los prin­ci­pa­les in­ver­so­res ins­ti­tu­cio­na­les es­tán en su ca­pi­tal (Bai­llie Gif­ford, T. Ro­we, Fi­de­lity, Van­guard, Blac­kRock...), lo que en oca­sio­nes tam­po­co le re­sul­ta có­mo­do. El to­do­po­de­ro­so fon­do so­be­rano no­rue­go, con só­lo un 1,4%, tra­tó el pa­sa­do ju­nio, in­fruc­tuo­sa­men­te, de for­zar­le a de­jar la pre­si­den­cia...

Mien­tras tan­to, Musk no des­can­sa. En su en­tre­vis­ta del Ti­mes di­jo que lo peor, des­de el pun­to de vis­ta ope­ra­ti­vo, em­pre­sa­rial, ya ha pa­sa­do, pe­ro en lo per­so­nal, no. Es­tá to­da­vía por lle­gar. Al mar­gen de los mo­vi­mien­tos que pue­dan pro­du­cir­se las pró­xi­mas se­ma­nas en lo fi­nan­cie­ro, los re­sul­ta­dos del ter­cer tri­mes­tre se pre­vén de­ci­si­vos. El em­pre­sa­rio se jue­ga el fu­tu­ro .¿ Da­rá nue­vos vo­lan­ta­zos?

GETTY IMAGES NORTH AME­RI­CA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.