Ma­xis­coo­ter de ca­li­dad

La ac­tua­li­za­ción de la C 650 Sport de BMW apor­ta más pres­ta­cio­nes y ma­ne­ja­bi­li­dad so­bre as­fal­to

La Vanguardia - Dinero - - MOTOS - Jor­di Bo­te­lla

La BMW C 650 Sport se com­por­ta co­mo una au­tén­ti­ca mo­to, aun­que no lo sea

Los tres mo­dos de con­duc­ción se adap­tan al es­ti­lo de pi­lo­ta­je en fun­ción del uso

Con la apa­ri­ción de las pri­me­ras ma­xis­coo­ters se creó un ni­cho de mer­ca­do que, hoy por hoy, no pa­ra de­cre­cer. La­ra­zó­ne­sob­via: es­te ti­po de mo­to­ci­cle­ta hí­bri­da per­mi­te un uso dia­rio ur­bano, có­mo­do y efec­ti­vo, pe­ro tam­bién ofre­ce la po­si­bi­li­dad de­via­jar el fin desema­na o pa­ra plan­tear­se un via­je más o me­nos lar­go co­mo si de una mo­to­ci­cle­ta con­ven­cio­nal se tra­ta­ra.

Y de es­te do­ble uso sur­gió la ge­nial idea de pro­por­cio­nar a es­te ti­po de mo­tos al­go tan in­ne­ce­sa­rio en ciu­dad co­mo vá­li­do en ca­rre­te­ra: pres­ta­cio­nes. La de­no­mi­na­ción scoo­ter se aso­cia­ba ini­cial­men­te a pe­que­ños mo­to­res de 70, 75, 100 o 125cc. Pe­ro pron­to al­guien pen­só en do­tar­las de mo­to­res de 400, 500, 600 y has­ta su­pe­rio­res a 700cc, pa­ra que así pu­die­ran au­men­tar su ra­dio de ac­ción y di­ver­ti­men­to.

Así, la re­mo­de­la­da y ac­tua­li­za­da C 650 Sport man­tie­ne sus ras­gos in­na­tos de ma­xis­coo­ter: am­plio si­llín, que al­ber­ga a dos pa­sa­je­ros có­mo­da­men­te y que, ade­más, ocul­ta de­ba­jo un es­pa­cio su­fi­cien­te pa­ra alo­jar dos cas­cos (in­clu­so de ti­po in­te­gral, se­gún las ta­llas). Su ca­rro­ce­ría, for­ma­da por mó­du­los plás­ti­cos y re­ma­ta­da con un fron­tal pro­vis­to de una pe­que­ña, pe­ro prác­ti­ca cú­pu­la de ac­cio­na­mien­to ma­nual, es­tá so­por­ta­da por un cha­si smul ti tu­bu­lar, ala vie­ja usan­za.

En cuan­to a sus­pen­sio­nes, una hor­qui­lla de­lan­te­ra in­ver­ti­da de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción y un mo­no­bra­zo tra­se­ro con amor­ti­gua­dor re­gu­la­ble le con­fie­ren unas po­si­bi­li­da­des ex­cep­cio­na­les so­bre ca­rre­te­ra vi­ra­da. De he­cho, tie­ne una ma­ne­ja­bi­li­dad tan ele­va­da que in­clu­so pue­de lle­gar a sor­pren­der. Es ne­ce­sa­rio, eso sí, un pe­rio­do de adap­ta­ción y acos­tum­brar­se a ir sen­ta­do muy ade­lan­ta­do, pa­ra así con­tra­rres­tar la ca­ren­cia de apo­yo en las ro­di­llas.

Una vez su­pe­ra­do es­te li­ge­ro tran­ce, la C 650 Sport se com­por­ta co­mou­na­mo­to, aun­que­no­lo­sea, y no co­mo un ma­xis­coo­ter. Pe­ro don­de hay que bus­car la esen­cia de su com­por­ta­mien­to es en su mo­tor. Un­bi­ci­lín­dri­co en­lí­nea de­cua­tro tiem­pos, re­fri­ge­ra­do por lí­qui­do, que con sus ca­si 650cc rin­de 60 ca­ba­llos.

Una po­ten­cia que pa­ra un pe­so de 249 ki­los es más que su­fi­cien­te pa­ra lle­ga­ra con­se­guir sen­sa­cio­nes di­ná­mi­cas muy es­pe­cia­les, tan­to en ciu­dad, por su agi­li­dad, co­mo so­bre cual­quier ti­po de as­fal­to por re­vi­ra­do que es­te sea. A ello co­la­bo­ra el em­bra­gue cen­trí­fu­go y la elas­ti­ci­dad de su co­rrea de trac­ción ba­ña­da en acei­te, dos ele­men­tos que apor­tan un tac­to exen­to de con­tra­tiem­pos, co­mo ocu­rre con otros mo­de­los equi­pa­dos con ca­de­na. Ato­do ello hay que aña­dir un ex­ce­len­te con­trol de trac­ción adap­ta­ble, sin ol­vi­dar el sis­te­ma de fre­na­do ABS que ac­túa en los dis­cos de­lan­te­ros y pos­te­rior, y una elec­tró­ni­ca que per­mi­te, a quien la pi­lo­ta, ade­cuar­se me­dian­te la se­lec­ción de tres mo­dos de con­duc­ción a su pro­pio es­ti­lo de pi­lo­ta­je, en fun­ción del uso. BMW, pa­ra los más via­je­ros, ofre­ce tam­bién es­te mo­de­lo en ver­sión GT, aun­que en es­te ca­so se ha apos­ta­do más pa­ra un uso ru­te­ro que de­por­ti­vo.

La ac­tua­li­za­da BMW C 650 Sport se con­fir­ma co­mo una op­ción muy vá­li­da pa­ra quien bus­ca una mo­to ur­ba­na pe­ro que ade­más pue­da sa­bo­rear sen­sa­cio­nes de­por­ti­vas sin ape­nas li­mi­ta­cio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.