Un Ha­mil­ton pa­ra la UE

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES -

EE.UU. es­tá en una peor si­tua­ción eco­nó­mi­ca es­truc­tu­ral –por deu­da, por dé­fi­cit fis­cal, por dé­fi­cit por cuen­ta co­rrien­te– que la eu­ro­zo­na. Ysin em­bar­go, cre­ce más. La úni­ca ex­pli­ca­ción po­si­ble pa­ra que es­to su­ce­da, se­ña­la Gui­ller­mo de la Dehe­sa, es por­que la eu­ro­zo­na no ge­ne­ra cre­di­bi­li­dad a me­dio y lar­go pla­zo al no te­ner un pro­gra­ma cla­ro de unión fis­cal y po­lí­ti­ca creíble por los in­ver­so­res, y por to­mar de­ci­sio­nes inade­cua­das o tar­días. Sin cam­bios la eu­ro zo­na po­dría des­apa­re­cer a me­dio olar­gop la­zo y se salv apor­que el B CE es­tá dis­pues­to im­pe­dir­lo. De he­cho el BCE, re­cuer­da De la Dehe­sa, es la úni­ca ins­ti­tu­ción real­men­te eu­ro­pea de la eu­ro­zo­na.

El pre­si­den­te ho­no­ra­rio del Cen­tre for Eco­no­mic Po­licy Re­search de Lon­dres y ex se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Eco­no­mía pu­bli­ca La cri­sis de la eu­ro­zo­na, cu­yo sub­tí­tu­lo es ¿Una­cri­sis au­to­in­fli­gi­da? Yes que a lo lar­go de más de seis­cien­tas pá­gi­nas –que ne­ce­si­ta­ban una me­jor edi­ción pa­ra pa­liar erro­res y re­pe­ti­cio­nes– re­co­rre los erro­res de di­se­ño de la eu­ro­zo­na –una unión mo­ne­ta­ria sin nin­gún ti­po de unión fis­cal aca­rrea­ría gra­ves pro­ble­mas–y có­mo la ges­tión de la cri­sis ha si­do ma­la, crean­do más pro­ble­mas de los que ya exis­tían, sien­do arre­gla­dos al fi­nal por el BCE. En­tre otros erro­res de bul­to, la con­so­li­da­ción fis­cal de la eu­ro­zo­na fue más rá­pi­da de lo ne­ce­sa­rio.

De la Dehe­sa ex­po­ne que la de­ca­den­cia de los miem­bros de la UE 15 vie­ne de le­jos: su PIB era un 15% ma­yor que el de EE.UU. en 1982 y hoy es un 17% me­nor. En Eu­ro­pa, re­cuer­da, hay me­nos pro­duc­ti­vi­dad, más des­em­pleo y un en­ve­je­ci­mien­to muy rá­pi­do. En el 2050 pue­de no ha­ber nin­gún es­ta­do eu­ro­peoe­ne­lG-7... pe­ro si Eu­ro­pa es­tu­vie­ra con­fe­de­ra­da se­ría la se­gun­da fuer­za tras Chi­na. Por ejem­plo, po­dría co­piar las bue­nas ideas del fe­de­ra­lis­mo de EE.UU. Allí, re­cuer­da De la Dehe­sa, tu­vie­ron a Ale­xan­der Ha­mil­ton–el del po­pu­lar mu­si­cal–, quien tras la gue­rra de In­de­pen­den­cia, con to­dos los es­ta­dos que­bra­dos, na­cio­na­li­zó to­das las deu­das de los es­ta­dos miem­bros y las reunió en un Fon­do Fe­de­ral pa­ra amor­ti­zar­las a lar­go pla­zo, po­nien­do im­pues­tos fe­de­ra­les en to­dos los es­ta­dos y emi­tien­do deu­da fe­de­ral, crean­do el mer­ca­do de deu­da so­be­ra­na más im­por­tan­te del mun­do. Pa­ra la UE, avan­zar en la unión fis­cal es ur­gen­te, con­clu­ye, por­que pa­ra la pró­xi­ma gran cri­sis que­dan só­lo dos o tres años. El im­pa­ra­ble desa­rro­llo de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial ge­ne­ra­rá nue­vas opor­tu­ni­da­des y desafíos tan­to pa­ra el mun­do de los ne­go­cios co­mo pa­ra ca­si to­dos los as­pec­tos de la so­cie­dad. Ha­rá po­si­ble, di­ce Las se Rouhiai­nen, dis­fru­tar de be­ne­fi­cios alu­ci­nan­tes, per­mi­tien­do lle­var aca­bo la ma­yo­ría de ta­reas de for­ma más rá­pi­da, eco­nó­mi­ca y efi­cien­te. Tam­bién sur­gi­rán pro­ble­mas de ca­la­do que de­ben co­men­zar a abor­dar­se aho­ra pa­ra po­der lle­gar a com­pren­der­los y evi­tar­los. El au­tor de­fi­ne la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial co­mo la ca­pa­ci­dad de las má­qui­nas pa­ra em­plear al­go­rit­mos, apren­der de los datos y uti­li­zar lo apren­di­do en la to­ma de de­ci­sio­nes tal y co­mo lo ha­ría un ser hu­mano. Só­lo que la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial no ne­ce­si­ta des­can­sar y pue­de ana­li­zar enor­mes vo­lú­me­nes de in­for­ma­ción a la vez. Rouhiai­nen re­co­rre los cam­bios que ya se es­tán pro­du­cien­do en sec­to­res co­mo las fi­nan­zas, el tu­ris­mo, la sa­lud o el trans­por­te y ex­po­ne có­mo se lle­va­rán a ca­bo en la nueva era la in­ves­ti­ga­ción de mer­ca­dos, las ven­tas o los re­cur­sos hu­ma­nos. Abor­da la re­vo­lu­ción de los chat­bots y tam­bién el cam­bio­drás­ti­co enel mer­ca­do la­bo­ral: ha­bi­li­da­des co­mo­la in­te­li­gen­cia emo­cio­nal, la em­pa­tía, la fle­xi­bi­li­dad cul­tu­ral oel­pen­sa­mien­toa gran es­ca­la se­rán muy va­lio­sos pa­ra te­ner tra­ba­jo.

LA CRI­SIS DE LAEU­RO­ZO­NA Gui­ller­mo de laDehe­saAlian­za Ma­drid, 2018618 p. | Pa­pel, 22 € | E-book, 15,98 €

IN­TE­LI­GEN­CIAAR­TI­FI­CIAL Las­se Rouhiai­nen Alien­ta 346 p. Pa­pel 14,95 € | e-book, 8,99 €

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.