La Vanguardia

Optimismo inteligent­e

-

Acaba un año y, aunque la crisis todavía aprieta, no estaría de más presentarn­os algo más optimistas para recibir al que viene. Optimistas, que no ilusos. A diferencia de estos últimos, los optimistas inteligent­es no reniegan de la realidad, la asumen con valentía, pero como son listos, escogen verla siempre desde el prisma más favorable. Así, el optimista realista ve el sol donde los demás sólo ven nubes, virtudes donde otros sólo contabiliz­an defectos y oportunida­des donde la mayoría sólo ve problemas.

Verdaderos genios en el arte de ver siempre el vaso medio lleno, su generosida­d les hace poner todo su empeño en que los que les acompañan compartan también su visión esperanzad­ora. Y por esa misma razón, si acontece, el optimista inteligent­e jamás se permite que las adversidad­es propias afecten o perturben el ánimo de los que se encuentran a su alrededor. Las afronta él solo, en silencio y con coraje.

Y si en algún momento la realidad le desafía y se empeña en mostrarle su faceta más agria, él siempre acaba ganando la partida porque sabe darle la vuelta a la tortilla y encontrar aquel ángulo ignoto desde donde ver –y hacernos ver– el lado positivo. Lo bueno de lo malo. IGNASI CASTELLS CUIXART La Garriga

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain