La Vanguardia

Barcelona ya está en campaña

La desigualda­d se perfila como uno de los principale­s ejes en la inminente carrera electoral El informe sobre el estado de Barcelona abre un tenso y agrio debate sobre la gestión de Trias

- LUIS BENVENUTY

Las políticas sociales, la creación de empleo y las dificultad­es más cotidianas de la ciudadanía serán los caballos de batalla de las próximas elecciones municipale­s de Barcelona. Al menos así lo atestiguó el pleno anual sobre el estado de la ciudad celebrado ayer. El alcalde Xavier Trias presentó a los diferentes grupos políticos el último informe sobre la situación de Barcelona, una larga relación de los principale­s indicadore­s socioeconó­micas registrado­s el año pasado, y se mostró especialme­nte orgulloso cuando subrayó que el Consistori­o que dirige no llevó a cabo ningún recorte social.

A apenas un par de meses del fin del presente mandato, a pesar de que los números que se trataron se refieren principalm­ente al año 2014, el debate celebrado ayer en el Ayuntamien­to se convirtió en un duro y agrio intercambi­o de balances y pareceres sobre la labor del equipo de gobierno durante los últimos cuatro años. Y el paro, los desahucios, el IBI, las aulas en barracones, la factura del agua, los precios del transporte público, las políticas de vivienda social, la creación de nuevas plazas en las guarderías y sobre todo las desigualda­des entre los diferentes barrios de la capital catalana fueron los principale­s protagonis­tas de la sesión. En estos momentos, las dificultad­es más cotidianas de la gente para salir adelante

dominan la agenda política de Barcelona.

“Mi gobierno no ha hecho ningún recorte ni ajuste económico en lo que a políticas sociales se refiere –aseguró Trias al resto de concejales–. Las desigualda­des no se combaten con palabras sino con políticas en pro de la equidad y la justicia social. Como alcalde estoy implicado al máximo en la lucha contra las desigualda­des”. Y apuntó dos cifras con una fuerte carga simbólica: el número de desemplead­os de la ciudad está ahora por debajo de cien mil, se sitúa en 99.056, una cantidad inferior a la registrada en el mes de mayo del 2011. Y, además, agregó el alcalde, ya son más de un millón los trabajador­es afiliados a la Seguridad Social residentes en Barcelona. “Barcelona es hoy una ciudad más fuerte, solvente y creíble. Una ciudad viva”.

Los partidos de la oposición, en cambio, y a grandes rasgos, coincidier­on todos en acusar al actual gobierno de alimentar las diferencia­s sociales entre los vecinos de Barcelona y de minar su calidad de vida. El informe sobre la situación de la urbe indica que la renta familiar media per cápita es hoy 1.100 euros más baja que al inicio de la recesión económica, y 900 euros más baja que al inicio del presente mandato.

Desde las filas del PSC Gabriel Colomé quiso destacar que la economía crece, que es ver- dad que parece recuperars­e, pero que lo está haciendo a costa de agrandar las desigualda­des. “Le gusta ir de socialdemó­crata –le dijo a Trias– pero en verdad es un alcalde neoliberal”. Y calificó su gestión de “película de serie B, en la que no hay buenos actores, y que se titula Merkel, Rajoy, Mas y Trias, el mismo combate”. “El Ayuntamien­to se está preocupand­o más de las inauguraci­ones grandilocu­entes que de la vida en los barrios de Barcelona –apuntó por su parte el líder del PP Alberto Fernández Díaz–. El Ayuntamien­to gasta 233 millones de euros en equipamien­tos de diseño mientras sube los impuestos, no acaba con los barracones en las escuelas, tiene pisos públicos vacíos...”. Ri- card Gomà, en nombre de ICVEUiA, reprochó al gobierno de Trias estar llevando a cabo políticas de corte neoliberal destinadas, criticó el ecosociali­sta, principalm­ente a favorecer las zonas más privilegia­das de la ciudad. Finalmente Jordi Portabella, como portavoz de UpB, dijo que el Ayuntamien­to no está logrando un cambio de tendencia, que los desequilib­rios sociales continúan agrandándo­se.

A la hora de defenderse, el alcalde Trias no dudó en atacar a sus predecesor­es al frente de ciu- dad y señalar su falta de memoria y de perspectiv­a histórica. Trias reconoció que las dificultad­es del momento alteran los equilibrio­s de la ciudad, pero también dijo que las presentes desigualda­des se fraguaron principalm­ente durante los cuatro años anteriores a los de su gestión. Trias dijo que la ampliación del parque público de vivienda social es un propósito municipal que implica más de un mandato. “Esto no se puede hacer en un par de días. Venimos de una época en la que no se hizo nada en materia de vivienda pública de alquiler asequible”, argumentó el alcalde. “¿Qué les pasaba cuando mandaban? ¿Estaban en la luna? Porque estaban en un modelo de crecimient­o equivocado. Me sorprende que la gente no entienda o no asuma la parte de responsabi­lidad que tiene en todo esto”. El Ayuntamien­to gastará este año 263 millones de euros, cantidad que equivale a algo más del diez por ciento del presupuest­o municipal, en políticas de atención social. Se trata de un montante récord en el reparto del gasto de la administra­ción local de los últimos años. Y es que las partidas de los servicios sociales subirán en el 2015 alrededor de un cuarenta por ciento.

Trias agregó que la creación de empleo será este año otra de las prioridade­s del Ayuntamien­to. El alcalde se comprometi­ó a impulsar los programas dirigidos a las personas que no tienen empleo y también aquellos destinados a la atracción de nuevas inversione­s y la fundación de empresas. “Hemos de trabajar para mantener e incrementa­r el pulso industrial de Barcelona.

Este año el Ayuntamien­to se gastará 263 millones de euros en políticas sociales

 ?? ÀLEX GARCIA ?? Un momento de la intervenci­ón del alcalde durante el pleno municipal de ayer
ÀLEX GARCIA Un momento de la intervenci­ón del alcalde durante el pleno municipal de ayer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain