La Vanguardia

El electricis­ta de Picasso, a juicio por guardar 70 millones en obras

- RAFAEL POCH París. Correspons­al

Un matrimonio de jubilados de la Costa Azul, Pierre y Danielle Le Guennec, comparecer­á el 10 de febrero ante el juzgado de Grasse, al norte de Cannes, por sospechas de robo. Pierre entró en 1971 en la casa de Picasso de Mougins para reparar un horno y desde en- tonces fue su chapuzas, el hombre para todo al que se llamaba en caso de avería. En vida de Picasso, un día la última mujer del maestro, Jacqueline, le dio un paquete: “Toma, es para ti”, le dijo. “No me atreví a mirar lo que era delante suyo, en el coche vi que eran esbozos y cosas de taller, lo metí en una bolsa”, dice Pierre en Le Parisien. El paquete contenía dibujos, esbozos, alguna lito- grafía y una libreta de cien páginas con 91 dibujos realizados entre 1900 y 1932. Valor aproximado: 70 millones de euros. El paquete estuvo en su garaje 40 años. Esa es su versión.

Superado el plazo en el que prescribe el presunto delito, el matrimonio se presenta en septiembre de 2010 en la Fundación Picasso de París para hacer un peritaje de las 271 obras que posee. Los herederos los denuncian por robo en mayo de 2011 y el caso se verá ahora. “Claude Picasso nos trató como a sirvientes”, dice Danielle, la mujer de Pierre, que se presenta como, “hija de gendarme”. “Todo lo que tenemos lo hemos ganado honradamen­te”. Actitud bien diferente a la del maestro, “que tenía mucho respeto por los empleados y su trabajo”, dice Pierre. Antes de entrar en casa de Picasso, Pierre había hecho arreglos en otros sitios con pedigrí, el Banco de Francia y una sociedad del Aga Khan. “Era un honor trabajar para ellos”, dice. Su mujer explica que tenía amistad con Jacqueline Picasso. En 1973 la vino a ver al hospital cuando dio a luz a su hijo. “Durante catorce años venía regularmen­te a casa, he conservado sus cartas, nos escribíamo­s mucho”, dice. “Si hubiéramos querido, podríamos haberlo vendido todo bajo mano durante todos estos años”, replica su marido. El diario Nice Matin divulgó en abril una entrevista con la pareja que incluía un vídeo de su casa en el que se veía un garaje lleno de trastos: allí estuvo el tesoro. Con Picasso muerto en 1973 y Jacqueline que se había suicidado en 1986, no hay testigos vivos que puedan apoyar una u otra versión: ¿fue un regalo, o fue robo?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain