La Vanguardia

La más bella es de Barranquil­la

DE LA MISMA TIERRA QUE SHAKIRA Y SOFÍA VERGARA , LA NUEVA MISS UNIVERSO , DE 22 AÑOS, LLENA DE EMOCIÓN Y ORGULLO A UN PAÍS QUE SE SIENTE EL MÁS FELIZ DEL MUNDO

- DAGOBERTO ESCORCIA Barcelona

Existe una especie de chiste colombiano que cuenta que una niña pregunta a su madre “¿Mami, qué es ser fea?”. La madre la mira y le responde: “No lo sé, mi niña. Nosotras somos colombiana­s”.

Así son ellas. Piensan que son las más bellas y, al mismo tiempo, pasan por ser las más vanidosas del mundo. Y son lo primero y lo segundo. A este país, al norte de Sudamérica, con más de 47 millones de habitantes y una superficie de 2.129.748 km2, que vive una efervescen­cia económica, sólo le faltaba que el pasado domingo, en Miami, eligieran a una mujer de su nacionalid­ad como miss Universo, título que sólo había logrado una vez, en 1957. Dicen que ese domingo y los dos siguientes días, la elección de Paulina Vega Dieppa disparó a nivel mundial las búsquedas en Internet en Google sobre Colombia, y especialme­nte todas las relacionad­as con el nombre de Paulina, y los apellidos Vega y Dieppa.

Nacida en Barranquil­la (22/I/1993), la ciudad de donde también son la cantante Shakira y la actriz y modelo Sofía Vergara, Paulina llegó al mundo con la misma idea que nacen la mayoría de niñas colombiana­s. En el país con la democracia más antigua de Latinoamér­ica cualquier madre siempre sueña con entronizar o ver coronada a su hija ya sea como reina del barrio, de la escuela, del pueblo, de la ciudad, del departamen­to, del carnaval, del reinado del mar, de cualquier festival, infantil o juvenil, de todo el país, y porqué no hasta del mundo. Paulina Vega lo consiguió. Es la reina del mundo.

Sólo le faltaba a Colombia te- ner una miss Universo para sentirse más feliz que ningún otro país, como hace unos días publicó WINGallup, y especialme­nte para aumentar su autoestima. Cuentan que la ceremonia del domingo, en Miami, fue récord de audiencia en el país y que la alegría se desbordó por todas las ciudades, y la emoción se adueñó de todos sus ciudadanos. Ese domingo por la noche, Barranquil­la, la capital del departamen­to del Atlántico, y una ciudad con más de 1,2 millones de habitantes, comenzó su famoso carnaval, que oficialmen­te celebra del 14 al 17 de febrero próximos. No era para menos. En un país donde existe mucho regionalis­mo, los barranquil­leros se sintieron campeones de todo, y la envidia del resto de sus compatriot­as. Y eran los más felices del continente. Estaban coronados. Y todas sus mujeres se sintieron las más bellas.

Este país, que hace unos años parecía tener todas las plagas del mundo (narcotráfi­co, guerrilla, delincuenc­ia común y corrupción política), hoy en día tiene cara de sonrisa. No es para menos. Ha tocado la gloria en la cultura, con el Nóbel de literatura concedido al fallecido Gabriel García Márquez, en 1982. Está orgulloso de las esculturas de Fernando Botero. Goza con la música de Shakira, Carlos Vives y Juanes. Admi-

“¿Mami, qué es ser fea?”, pregunta una niña a su madre, que le responde: “No lo sé, hija. Nosotras somos colombiana­s”

ra los triunfos de Sofía Vergara como actriz y modelo. Disfruta con las victorias de ciclistas como Nairo Quintana, de los goles de Falcao, James y Bacca. Y hoy le llega un reconocimi­ento a la belleza de sus mujeres, una distinción que no arregla los problemas cotidianos e internos del país, pero igual que los problemas son nacionales, también los triunfos, aunque sean de la belleza, son de todos.

“Estoy poniendo mi granito de arena para cambiar la imagen de mi país”. Fueron las primeras palabras de Paulina, hija del cardiólogo de Cartagena Rodolfo Vega y de Laura Dieppa, con siete hermanos, cinco del primer matrimonio de su padre y dos del actual. Estudiante de Administra­ción de Empresas en la universida­d Javeriana de Bogotá, la familia Vega Dieppa reside en la capital colombiana donde fue a vivir cuando Paulina era muy pequeña. La niña fue la reina de la simpatía en su casa y creció marcada por la coronación de su abuela materna como reina del Atlántico en 1953: “Veía su corona y me decía ‘quiero ser como ella’” confesó Paulina tras recibir la corona universal. Con un buen sentido del humor, Paulina convenció al jurado del concurso con su simpatía, su carácter extroverti­do, por ser espontánea, alegre y desprender seguridad y positivism­o. Claro que lo que más convenció fue su figura de 1,76m. de altura, sus medidas de 87-60-95, y su elegancia.

La corona, que es de oro y platino y contiene 1.371 gemas, representa a la ganadora un cheque de 250.000 dólares (227.000 euros), una beca para estudiar en la academia de cine de Nueva York, un apartament­o en esta ciudad que compartirá con otras dos candidatas.

En Barranquil­la, una ciudad carnavaler­a y siempre ruidosa, la fiesta se prendió, como dicen ellos, y la cumbia, el vallenato y la salsa se escucha a todo volumen por sus calles. Hoy, más que nunca, Barranquil­la vive alegre por un hecho que sus ciudadanos valoran quizás de forma excesiva, pero que sirve para olvidar aunque sea por unos momentos las cosas fea de la vida. Esta ciudad está llamada a estar en el 2025, según el último informe de McKinsey Global Institute, entre las 600 ciudades con mayor crecimient­o del PIB. Entonces la sonrisa de los barranquil­leros será aún más bella. Como Paulina.

 ?? ANDREU INNERARITI / REUTERS ??
ANDREU INNERARITI / REUTERS
 ?? INSTAGRAM ?? El montaje de un culé: el rey del fútbol y la reina de la belleza
INSTAGRAM El montaje de un culé: el rey del fútbol y la reina de la belleza
 ??  ??
 ??  ?? 87-60-95. La colombiana Paulina Vega en uno de los desfiles durante la celebració­n del concurso de Miss Universo pasea por la pasarela sus 176 centímetro­s La reina de reinas. Paulina, que habla alemán e inglés y es estudiante de administra­ción de...
87-60-95. La colombiana Paulina Vega en uno de los desfiles durante la celebració­n del concurso de Miss Universo pasea por la pasarela sus 176 centímetro­s La reina de reinas. Paulina, que habla alemán e inglés y es estudiante de administra­ción de...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain